img
Etiquetas de los Posts ‘

ASSUR

Feria del Libro de Valladolid 2014: Entrevista a Francisco Narla
Xoel Prado - Antúnez 27-04-2014 | 11:28 | 0

El próximo martes se encontrará en la Feria del libro de Valladolid 2014 Francisco Narla, autor de Ronin, novela que promociona durante este año, y de Assur, esa novela con la que sorprendió al público el año pasado. No es un autor desconocido pero sí recientemente reconocible, por eso, os dejo aquí sus datos biográficos más reseñables, obtenidos de su propia página (www.francisconarla.com): Francisco Narla (Lugo, 1978), es escritor y comandante de línea aérea. A pesar de su juventud, a lo largo de su ya extensa carrera literaria, se ha atrevido con todos los géneros. Ha publicado  novela, relatos, poesía, ensayos técnicos y artículos, estos últimos relacionados fundamentalmente con su profesión, pero también con sus aficiones y filias, entre las que encontramos actividades tan dispares como los bonsáis, el tiro con arco, la pesca con mosca o la cocina. Polifacético donde los haya, Francisco Narla ejerce también como orador. Así, ha participado en diferentes foros, como centros universitarios o programas de radio y televisión (Cuarto milenio, El guardián de la moche o Milenio). Comprometido también con la defensa de la cultura, ha abanderado proyectos como Lendaria, destinado a recuperar, proteger y divulgar la tradición mágica de su tierra, Galicia. En 2009 publica su primera novela, Los lobos del centeno, tras cuyo éxito en España es editada en México para toda Latinoamérica. Caja negra, su segunda obra de ficción, ve la luz en noviembre de 2010. E inicia 2012 publicando un tratado de aerodinámica, Canon de performance: masa y centrado, y planificación de vuelo.En 2012 llega también su gran éxito de ventas: Assur. Una apasionante epopeya en la que se narran los ataques vikingos a la Península Ibérica. Gracias a la buena aceptación del público y la crítica, la obra alcanza puestos destacados en las listas de los más vendidos y, lleno de agradecimiento, Narla nos trae en 2013 una nueva novela histórica, Rōnin;una narración que nos acerca al convulso Japón medieval.

JMPA: La novela que firma en la feria de Valladolid, Ronin, va sobre Samuráis en Europa, ¿qué hace un Samurái en Europa?

FN: Pues no es nada fácil dar una respuesta simple. De hecho, los historiadores no se ponen de acuerdo sobre las verdaderas motivaciones de la Embajada Keichō (la que da pie a la novela), sin embargo, es indiscutible que una embajada nipona llegó a la corte de Felipe III y existen numerosas pruebas documentales.

            Supongo que el acercamiento más apropiado es el que brinda la sensatez: los contactos diplomáticos previos entre ambos países, la presencia de misioneros católicos, los naufragios de barcos españoles en las costas japonesas, la propia situación interna del país del sol naciente (una cruenta guerra civil acababa de terminar y era interesante enviar lejos a algunos elementos subversivos). Son varios los elementos que pudieron influir en la decisión y no podemos descartar ninguno de ellos porque la historia oficial no lo aclara.

JMPA: Sus libros están fraguados sobre la historia, pero, vemos que tras sus novelas, Ronin una de ellas, hay mucha documentación, pero la todos los datos no los utiliza como una finalidad en sí mismos, sino como un medio.

FN: Bueno, creo que así debe ser. Entiendo que el escritor está obligado a ser lo más riguroso posible para no decepcionar al lector que conozca el tema, sin embargo, también pienso que el novelista tiene el deber de pensar, ante todo, en la narrativa en sí misma, de modo tal que las crónicas sean un instrumento para contar un relato. A mi modo de ver resulta crucial evitar que las referencias históricas aplasten el argumento.

 

JMPA: Su novela, Ronin, y la anterior, Assur, no  son novelas sólo históricas, sino que son un entramado de tramas de distinto género, desde lo policiaco a lo terrorífico, de lo picaresco a lo romántico, ¿cree que hay radica su éxito?

FN: El éxito tiene mucho de relativo y no creo que sea yo el más apropiado para hablar del beneplácito que mis novelas puedan despertar en el lector, debería ser el mismo lector el que se explayase. En cualquier caso, lo que sí puedo decir es que en las dos novelas se narran las vidas de distintos personajes durante largos períodos de tiempo, y creo que en tramas de ese tipo debe haber distintos motores argumentativos, porque, de no ser así, entonces las historias resultarían planas, o al menos eso es lo que yo creo.

 

JMPA: Su vida cotidiana se centra en aviones y matemáticas, ¿cómo le da por volcarse en el género histórico y, sobre todo, como encuentra estas historias sorprendentes en sus datos?

           

FN: Siempre he dicho que el escritor debe ser honesto, honesto en el sentido de que debe escribir aquello que le gustaría leer; y la novela de aventuras de trasfondo histórico ha sido siempre uno de mis géneros favoritos, de ahí que me decidiera a escribir novelas como Assur o Rōnin. En cuanto a lo extraordinario de los hechos históricos que las rodean solo hay un secreto: trabajar duro hasta encontrarlos, nada más.

 

JMPA: Saigo Habayusa y Assur, los personajes de sus novelas, tienen una fuerza increíble.

FN: Gracias, me siento muy halagado, eso era lo que se pretendía, ambas historias tenían ese objetivo. Espero que muchos otros lectores compartan esa opinión.

 

JMPA: Una curiosidad que me planteaba un joven lector, ¿cuánto hay de realidad, de hechos reales, como se suele decir, en sus novelas?

            FN: En el caso de Assur y Rōnin hay un buen porcentaje de realidad y como explico en las notas que acompañan ambos finales, se intentó ser lo más riguroso posible procurando evitar que el argumento se viese perjudicado. Sin embargo, no son más que relatos plausibles, coherentes con las circunstancias históricas. Pero bueno, digamos que alrededor de tres cuartas partes.

 

 

JMPA: La amistad como eje vertebrador de sus novelas, tanto en Assur, amistad hombre naturaleza, y en Ronin, la amistad social.

FN: Sí, la verdad es que sí, supongo que se trata de uno de esos aspectos de la narrativa en los que el escritor vuelca su propia alma en lo que cuenta.

 

JMPA: Y la venganza, claro.

FN: En este caso es una clara influencia del maestro Dumas, él nos enseñó con sus maravillosas novelas que la venganza es un magnífico motor narrativo.

 

JMPA: Una de las constantes de sus novelas es la visita a muchos espacios naturales y muchas ciudades distintas, un cambio constante de escenarios, muchos de ellos inhóspitos y otros lejanos y otros inéditos y otros mágicos. ¿Tendrá que ver con su profesión de piloto?

FN: Es probable, desde luego, aunque también tiene relación con la intención de provocar interés en el lector, de presentarle las acciones de la trama en escenarios atractivos.

 

JMPA: Si le damos tiempo al tiempo, ¿logra éste que vidas distintas confluyan a un final resolutorio o nada está escrito o esa confluencia se da por mero azar?

FN: El final siempre podrá escribirse, otra cosa es que resulte satisfactorio, tanto en la vida como en las novelas. Ahora bien, personalmente no creo que las cosas estén predeterminadas, si bien condicionadas por las acciones individuales. En cuanto al azar, creo que hay más en la vida real que en las novelas, en las que siempre termina por parecer un recurso pobre de escritor con poca imaginación.

 

JMPA: Un amigo mío critica a Ronin el exceso de personajes, que le impide saber quién es quién; y éste mismo, critica también el exceso de páginas en Assur, ¿cómo defendería usted sus novelas de estas críticas, que, por otra parte, son los únicos peros que se les opone?

FN: Bueno, de las críticas se aprende y son parte del negocio, hay que aceptarlas y sobrellevarlas con humildad. Es lógico que el lector se forme una opinión y es comprensible que haya críticas negativas. Y solo hay un modo  noble de defenderse escribir más y hacerlo mejor.

 

JMPA: Usted, apegado a la magia de la madre tierra, siempre otorga a Lugo ese protagonismo mágico en sus novelas. Sabe que yo opino que Lugo es uno de los marcos de la puerta del paraíso, ¿tendremos una novela sobre la magia lucense?

FN: En Los lobos del centeno ya hubo mucho de eso y lo seguirá habiendo, porque en todas mis novelas Galicia juega un papel importante. Así que supongo que la mejor respuesta es que la ha habido, la hay y la habrá, siempre, porque a mi tierra le debo mucho, y es de bien nacido ser agradecido…

 

Ver Post >
ASSUR DE FRANCISCO NARLA
Xoel Prado - Antúnez 25-06-2012 | 6:36 | 0

EDITORIAL: Temas de hoy COLECCIÓN: TH Novela
PÁGINAS: 960.

Este escritor lucense, se luce presentando su tercera novela, de título Assur. Antes nos sorprendió con una delicia de novela, Los lobos del centeno; y con otra, a medio camino entre la ficción y la realidad técnica del vuelo, Caja negra. La primera, me gustó porque remitía a las leyendas ancestrales de Ca- lech, que es como me gusta denominar a mí a esta nosa terra. Aunque el imaginario que rescataba de esa Galicia, era demasiado consciente. La segunda, no pude leerla, lo confieso, excesivamente involucrado en otros quehaceres propios.

Esta nueva novela se ha presentado a todo el mundo como el proyecto más personal de Francisco Narla, y no lo dudamos, porque en cada página, en cada frase, en cada palabra, refulge la mirada ansiosa de procurar la siguiente palabra, la siguiente frase, la siguiente página. Porque la historia le brota como una erupción volcánica necesaria. Es una historia que se cuece en el interior del volcán, como en Lanzarote, en la parrilla sobre la lava, la carne. Y permitidme que inicie la recesión de la novela de Narla de esta manera, la historia de Assur es carne viva o símbolo rescatado que se nos clava en lo profundo del alma y nos remite, queriendo, a lo más profundo del insconciente colectivo. Un incosnciente profundo y verdadero, no manido y de programa televisado. Y quizá sea de esta manera, por lo que es original esta historia.

La historia es larga, no de saga ni epopeya inventada o revelada al autor, sino de historia a sangre y fuego. Una historia contada desde la precisión del coleccionista de hechos, al mínimo detalle, sobre las incursiones de los temibles guerreros nórdicos sobre la capital oficial del otro reino que no es de este mundo, Compostela. Quiero llamar la atención sobre este detalle de interés capital, el rigor en el proceso de documentación, que no es propio de esas novelas “históricas” que inundan las librerías, donde la Historia queda supeditada a la historia como trama. Aquí, al revés, leemos y descubrimos que la historia como trama es el entretenimiento que hilvana la poco conocida Historia elegida por Narla, la invasión vikinga de compostela en el siglo X. Gentes nórdicos a la búsqueda de lo que oculta Compostela, y en su camino, saquean y asesinan, raptan y devastan y muestran su cara más audaz, conquistadora.

Pero faltan novecientas páginas, porque el libro es largo y se asemeja a la carpeta a fin de curso, repleta de apuntes. Aunque no son para quemar, llegados a estas fechas sanjuaneras, sino para disfrutar. O quizá vivificados por el fuego, somos capaces de convenir en la originalidad de la historia, que son los ojos de un niño, que no crece, como un peterpan de Ca – lech, los que nos van conduciendo a la lo largo de esta historia de nórdicos y nordoestanos, en pugna real durante años. Los ojos de niño muy inocente, dedicado a la cuida del ganado y a la pesca de la trucha, al que le cambian la vida estos vikingos, que usurpan la vida de los otros. Y vamos a acompañar a ese niño a lo largo de novecientas páginas, luchando por su vida, por la de los otros, por la vía de las estrellas, por campos de sangre, por campos de amor.

Del hundimiento del ánimo a la resurrección del ánima, quizá pudiera ser el título de estas novecientas páginas que hemos leído, que os invito a leer, donde un niño debiera haber crecido en un paisaje idílico (como tenemos amigos comunes, sé del lugar donde descansa Narla, semejante al edén inicial de la novela, con lobo y todo) pero que precisó retrasar su vida en el edén porque debía cumplir con una misión casi divina. Y en esto consiste la belleza de esta novela, en ese transcendental retorno al origen para volver a crecer y recuperar su infancia, y progredir hacia la madurez. Pero sólo en ese instante puede reemprenderse la vida.

Y como no todo es recesión, toca ahora que dirijáis los pasos a la librería, acojáis entre vuestras manos el libro, lo abráis por la primera página, ASSUR, de Francisco Narla, y comencéis a leerla. Merece el momento de arrebato que requiere.

JM. PRADO – ANTÚNEZ

Ver Post >
Sobre el autor Xoel Prado - Antúnez
Obscuro como él solo sabe serlo, seductor vespertino y a veces matutino.