img
Etiquetas de los Posts ‘

basura

DESHACERSE DE LO INÚTIL
Cari 06-09-2015 | 10:45 | 3

Ayer bajé a la basura varias cosas que ya no hacían falta en casa, de vez en cuando me deshago de cosas que ya están pasadas, y me produce una gran satisfacción. Por supuesto respetando escrupulosamente el reciclaje.

Según hacía la labor de limpieza mi cabeza trabajaba pensando –de vez en cuando lo hago- y recapacitaba en cuan bueno sería deshacernos de todo lo que sobra en nuestra vida porque hace daño, nos perjudica, pero no es tan fácil como arrojar algo a un contenedor.

Sobra la confianza traicionada, sobra el día gris aunque luzca el sol, sobra un amor no correspondido, sobra las personas que tratan de utilizarnos, sobran los políticos que nos subestiman, sobran las injusticias, sobran muchas cosas, pero no cabrían en un simple contenedor.

Sobra la muerte de niños inocentes que solo quieren sobrevivir a la crueldad de sus país junto con sus padres.

La violencia sea de la clase que sea, ojalá pudiéramos arrojarla a un cubo de basura.

Sobra el maltrato a los animales, sobra el Toro de la Vega.

Así que ahora que estamos en fiestas y estamos un poco más solos por estos lares, pues eso aprovecho a soltar lo que pienso como siempre para compartirlo con los que estáis ahí al otro lado.

Lo que queda claro es que al menos no tengo el síndrome de Diógenes. :-))

Saludos amig@s todos.

 

Ver Post >
HOY QUIERO CONFESAR…
Cari 04-11-2013 | 12:04 | 9

No os equivoquéis blogeros, no voy a confesar que estoy enamorada como dice cierta canción -que también es el caso- estoy enamorada desde  hace años, pero no va de eso el tema de hoy.

El otro día hice algo por primera: ver un programa basura, pero a posta, me encuentro cambiando de cadena con un estercolero y me he quedé viéndolo, hasta los anuncios me tragué para no perderme nada. Seguro que algunos diréis que hace falta valor, pues sí, creo que hay que echarle narices para aguantar eso.

Pues bien, no sé la audiencia que tendrán esos programas aunque supongo que mucha por el tiempo que llevan en antena, pero todas las miserias, todos los gritos, todos los insultos caben dentro de semejante bodrio.

En el transcurso del programita tuve que bajar el volumen varias veces, parecía un concurso aspirando al primer premio para el/la que  voceara más.

Los trapos sucios, esos que mejor lavarlos en casa aquí estaban en la lavadora que muchos ojos ven con centrifugado a tope incluido, con la diferencia de que esos trapos no salen limpios, más bien al contrario, surgen las manchas difíciles de quitar porque a la cadena no le interesa que queden limpios e inmaculados ni a los “periodistas” que se quedarían en la calle si no anuncian una exclusiva tras otra.

El famoseo, los dimes y diretes, los rencores aparentes de much@s llenan espacios que da vergüenza ver. Al menos a mí personalmente me avergonzó, con todos mis respetos a las personas que les entretenga ver tanto el marujeo porque quizá les haga olvidar las penas de cada día.

Supongo que hay que ver todo, aunque sea para aprender lo que no se debe hacer: meterse en un estercolero, donde el dinero cobrado por participar significa haber bajado a hurgar en las miserias humanas de gente a la que no le importa que el ojo que todo lo ve saque la radiografía de sus verdades o mentiras.

Bueno tema banal el de hoy, pero que supongo habrá lectores que compartan o no mi opinión, pero repito,  mi respeto hacía todos.

El gran Forges me echó una mano para ilustrar lo que quiero decir.

Saludos blogueros.

 

 

 

Ver Post >
LAMENTABLE Y BOCHORNOSO
Cari 17-04-2013 | 12:24 | 2

 Hablo de lo patético de la salida de los juzgados después de la sentencia de Muñoz, Zaldívar y Pantoja.

 No seré yo quien haga un alegato a favor de esta camarilla que se lo ha llevado crudo y con la sentencia pues eso, nada nuevo bajo el sol, en el caso de la “tonadillera” creo que prácticamente sabíamos todos que de estar entre rejas nada de nada.

 Estamos terriblemente cabreados con tanto caso digamos Urdangarín, Bárcenas, Puyol, Eres, y etcétera y más etcéteras es normal, pero de eso a lo que ayer ocurrió y lo que mostraba la TV era patético y nos dejaba a la altura del betún, los medios de comunicación, la gente, como fieras detrás de esos personajes ya condenados.

 Ya, ya sé que nosotros el pueblo llano no hemos delinquido, no nos hemos llevado dinero ni vivido a todo lujo que también mostraba la televisión y prensa amarilla en el tiempo en que parecía que nada iba con ellos.

 Tenemos derecho a demostrar nuestra indignación pero las imágenes sobrepasan el decoro y nos pone a un nivel como españoles de a pie de una España que debería haber pasado a la historia.

 En cuanto a los medios de comunicación hasta el momento nadie ha entonado su mea culpa por algo así, más bien al contrario siguen repitiendo las imágenes como si fueran un triunfo, cuando los que son es una vergüenza total.

 Parece que la carnaza gusta y cuanto más podrida mejor por eso sigo sin entender el éxito o el “share” de programas basura pura y dura, la mayoría de ellos preparados para que la gente se enganche porque total, ¿qué más da?  a través de la tele no llega el hedor que despide mucha gente que sale en ellos.

 Sentí ayer vergüenza ajena, sentí que podíamos diferenciarnos de esa gente a la que abucheamos con tanta ira, aunque la ira esté justificada, pero no son formas, no lo son.

 No sé si en realidad cuando las personas que estaba allí llegaran a casa y vieran en frio eso que habían protagonizado se sentirían bien, o quizá entonces se dieron cuenta de que sobraba tanta violencia, espero que haya sido esto último.

 Vamos sobrados de motivos por todo como digo al principio de la charla, pero no deberíamos ir sobrados de falta de educación y de chabacanería, ya que los delincuentes no parecen sonrojarse, hagámoslo nosotros ante estos actos que al pueblo llano le hace flaco favor.

 Saludos blogueros.

 

Ver Post >
CONSUMO, ¿Y ESO QUÉ ES?
Cari 17-02-2012 | 12:08 | 0

 

Pues para muchos, cada día más, una palabra a punto de desaparecer casi del diccionario de nuestra vida habitual.

Dicen que el consumo se contrae, que no compramos, que nos quedamos en casita para no gastar ni la suela de los zapatos.

Escucho que estamos dejando de consumir alimentos que antes no faltaban en una mesa.

Que las cenas con los amigos están pasando a mejor vida, ahora nos reunimos en casita y tan contentos para desgracia de la hostelería.

Se dice, se comenta, que comemos más carne de pollo que ternera, que el marisco ni lo olemos, que consumimos más marcas blancas que antes.

La calefacción no la encendemos a no ser que estemos a punto de congelación, la luz… una vela es más barata, exageraciones a parte creo que vamos de culo, con perdón.

Estamos eliminando el gasto a la velocidad del rayo, claro que a la fuerza ahorcan, y hablando de velocidad, ¿qué decir de coger el coche? Si no es para trabajar el coche duerme el sueño de los justos, el precio del combustible está subiendo como el termómetro en Agosto.

Con lo cual mal se puede crear o mantener el empleo, muchos son los negocios que van quebrando ante la falta de clientes, una cosa encadena la otra, o sea la pescadilla, o pesadilla  que se muerde la cola.

El sueldo no se estira como el chicle, hacer juegos malabares para que lleguen los euros hasta fin de mes para las necesidades básicas es lo normal, así que cosas superfluas supongo las justitas o ninguna.

Así que estamos en esas de hacer vida monacal, de que nos conozcan en el Súper, la carnicería, la pescadería y poco más.

En los lugares de ocio mejor casi ponemos una foto con la leyenda: “alguien que antes pasaba por aquí”.

Sin embargo en la otra cara de la moneda está el aumento en el consumo del lujo, ellos, no se quejan de crisis, pocos españolitos de a pie entran en ese apartado creo yo, bien por esta subida del lujo, siempre ha habido ricos y pobres, me temo que estos últimos somos cada día más una mayoría que ya ni grita ni protesta, somos una “masa” silenciosa e invisible.

Al menos  alguien estará contento, no lo estamos tanto los que pensamos que hay demasiadas diferencias en la escala del que busca en un cubo de basura y el que se compra un Rolex.

Saludos blogueros.

 

 

 

 

Ver Post >
TONELADAS DE BASURA Y NECESIDAD
Cari 19-01-2012 | 12:56 | 0

 

Escucho la alucinante cifra de que sólo en Europa echamos cada año 89 millones de toneladas de alimentos a la basura. Un estudio del Parlamento Europeo lo hace constar.

Dicen que mucha culpa lo tiene el envasado que se utiliza, que se tomarán medidas, se me ocurre que nosotros también debemos tomarlas a nivel individual.

Cuando lo he escuchado me he sentido con ganas de decir eso de ¡tierra trágame!

Pero la tierra no me ha tragado, la tierra sigue manteniéndome en pie sobre ella para que me dé tiempo a digerir tamaña barbaridad y entonar el mea culpa.

Creo que en tiempos de mucha necesidad, de personas que rebuscan en la basura para comer,  los que a fin de mes ya no saben con qué comerán y tienen que pedir ayuda a familiares y amigos, esto es una aberración.

Quizá cuántos de nosotros hemos tirado ese resto de comida que lleva en la nevera dando vueltas unos cuantos días, y que al final su destino es la bolsa de basura, pero eso sí, somos muy ecologistas y depositamos ese resto en contenedor de residuos orgánicos.

Hemos vivido en la cultura de la abundancia, algunos siguen viviendo en ella, aún hay muchos ricos por el mundo, afortunadamente añado, la riqueza es necesaria no podemos ser todos pobres como ratas, lo que ocurre es que muchos de esos ricos han amasado riqueza evadiendo impuestos y con una gran falta de decencia y solidaridad, y no quiero generalizar porque no sería justo, pero haberlos haylos.

Pero los que somos normalitos y nuestra cuenta corriente está más pelada que un pollo antes de cocinar, tenemos también el granito de arena de la cultura del despilfarro o desperdicio de alimentos que aún nos podemos llevar a la boca, sobre todo si pensamos que hay estómagos demasiado vacios, incluso entre gente que nos rodea, que conocemos.

Nuestras neveras hablan de nosotros, de lo que tenemos, de lo que olvidamos en ella.

Nuestro carrito de la compra más de lo mismo, suelo fijarme cuando voy al supermercado de turno en esos carritos y en las personas que tiran del mismo. Últimamente muchas marcas blancas, menos cosillas como flanes, natillas, bollos o cositas de esas que no parecen necesarias a priori, el pescado congelado ocupa parte de esa bolsa de la compra y la fruta brilla por su ausencia.

Hay que estirar el sueldo como el chicle con lo cual no parece de recibo que tiremos comida en ningún caso ni aún aunque nos sobrara, se trata de pensar en todo lo que nos rodea, cerca o lejos, lejos, la hambruna, pero no por lejana menos trágica, cerca quizá el vecino de la casa de al lado, o el que nos encontramos cada vez menos en la carnicería o pescadería.

Saludos blogueros.

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Cari
Castellana que adora el norte y a quien la vida trajo a Valladolid. Desde aquí comparto mis vivencias con vosotros.