img
Etiquetas de los Posts ‘

corazón

CORAZÓN, CORAZÓN…
Cari 14-02-2014 | 12:54 | 4

Ése que manda en los sentimientos, que en ocasiones es ciego, irracional, apasionado o simplemente calmado, tierno y que apaga soledades.

Rutinas a veces compartidas, a veces no, el espacio entre ambos dos es importante en muchas ocasiones.

 

Hoy cuando acudo a la farmacia de toda la vida estaban dando un clavel a las mujeres, algún hombre lo pedía también.

Ahí lo he puesto en un jarroncito pequeño con agua y lo miro de vez en cuando.

El 14 de Febrero es -como muchos días- ocasión de consumo, de regalos, de cenas, comidas, pero me gustaría pensar que también de besos apasionados o cariñosos. Quiero pensar que la crisis no ha acabado con ese sentimiento.

Quiero expresar mi cariño por una buena amiga que en tal día como hoy  su pareja se fue para siempre, y al día siguiente, cumpleaños de ella, le enterró. El amor tiene esas cosas que nunca sabes cuando llegan, por eso hay que vivirlo hasta el último segundo. Un beso amiga mía. ¿Cuántas veces decimos, y  sin embargo… te quiero?

Hasta Google trae su logo especial hoy, hay que ver…

Como tantos millones de seres humanos el corazón de ésta bloguera late hace mucho en pro de otro corazón, pero no hace falta que llegue el San Valentín para recordármelo. Digamos que cursiladas las justitas.

Y se me ha ocurrido escribir para vosotros bloquer@s enamorados o no, porque hay muchas cosas que queremos en la vida y es otra forma de amar, de sentirse bien.

Aquí lo dejo, espero que paséis un buen día, hoy y todos los del resto de vuestra vida.

Un saludo.

 

 

 

Ver Post >
EL MÁRMOL, EL CIPRÉS Y HALLOWENN
Cari 31-10-2013 | 4:38 | 7

El frío mármol de las tumbas donde reposan los seres queridos, el ciprés que no daña ni molesta a esas tumbas, el silencio el uno de Noviembre, se romperá porque muchas personas dedicarán un rato a visitar a quien ya no lo verá.

Esos mármoles son fríos muy fríos, lo he comprobado no con mi familia directa, pero si con mis suegros a los que quería muchísimo.

Me falta muchos amores de mi familia, mis padres, mis tres hermanos, y tíos a los que quería mucho en el caso de mis padres están incinerados, mis hermanos también, mi hermana está enterrada pero lejos. No hay tumbas que visitar pero están en mi corazón ese órgano que al final recoge cada sentimiento, o al menos eso decimos, aunque físicamente sea una víscera.

Me gusta ver la imagen verde los cipreses altos y verdes, creo es lo que más me gusta, que parecen velar por quien ya no necesita nada de nada, aunque parece que nos empeñemos en volver a ver la imagen imaginaria del que se fue. ¿Quizá un consuelo, quizá un lavado de conciencia? Pues quizá.

Hay mucho de eso, en esos lugares donde toca ir…porque toca.

Pero reconozco que no es lo mismo que un familiar se haya ido hace un mes o tres o cinco que veinte años, ¿son nada veinte años o siguen ahí en el recuerdo como el primer día?, no sé la respuesta.

Sobre todo en los pueblos se mira cual es la tumba mejor cuidada, quien va, quien no va, ver a los del pueblo de toda la vida aunque haga años ya no estén allí pero que a sus padres, tíos, hermanos les han querido llevar a ésa última morada, todo me lo sé de referencia, pero ya aprendí que es así, menos mal que aprendo algo.

Tenemos Halloween algo que nos llegó del otro lado, pero que celebramos como nuestro, en México la fiesta de los muertos es alegre, aquí en España estamos recordando una fiesta que se salió de madre ahora hace un año,  donde cinco vidas jóvenes se quedaron ahí, su familia recordando y sin entender nada todavía de lo que se llevó a sus niñas…

Saludos blogueros con las imágenes de los cipreses que no sé si creen en Dios o no.

 

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
NO ES LO MISMO
Cari 11-10-2013 | 11:53 | 4

No, no lo es, amar que ser amado, hablar que escuchar, soledad que compañía, sumar que restar, compartir que ir por la vida con el “yo me lo guiso yo me lo como” o sea.

Las relaciones humanas están llenas de contradicciones, de envidias, de relaciones que pasan del amor al odio en un plis plas , tal parece que es tan fácil como coger una goma de borrar y hacer desaparecer los sentimientos sustituyéndolos por todo lo contrario, el término medio existe, o debería existir.

No existe la goma de borrar, existe el cansancio, el hastío, hartazgo, rutina, y ganas de volar, a veces el cariño pasa por esas etapas, hay que dejar que simplemente pasen.

Hay una canción de Presuntos Implicados que dice:

//Y es que somos dos gaviotas contra el viento
y si cruzamos nuestras alas ya no podremos volar//

Dejemos de cruzar nuestras alas, no somos gaviotas, somos seres humanos con un corazón que debe o debería latir al lado de otro, dejemos de perder el tiempo en dimes y diretes, aprovechemos la vida con su precioso tiempo que desperdiciamos de una manera inútil y estúpida con desamores varios.

El cariño, el amor, la cercanía, apagan las soledades.

Un poco trascendente me he puesto hoy, será que ha llegado el otoño…

Saludos blogueros.

 

 

Ver Post >
DÉJAME VER TUS OJOS
Cari 22-06-2013 | 4:25 | 6

Hace años una conocida óptica decía eso en su campaña de publicidad y lo he recordado para mi título de la entrada de hoy porque un amigo me ha dicho eso:

Déjame ver tus ojos.

Pero hay veces que nuestros ojos  no están para  enseñar, están tristes, hinchados, desolados, hay días que son la imagen de que nos está pasando un muy mal momento, y cubrimos  la mirada con las gafas de sol que tratan de ocultar al mundo exterior lo que ocurre. No siempre se pueden o quieren  enseñar las vísceras.

Supongo que no siempre queremos que nos vean en los malos momentos aunque los amigos de verdad los intuyan aunque no te desprendas de abalorio de unas gafas, que encima hasta nos sientan bien aunque debajo haya dolor,  perplejidad, o pura incomprensión a lo que nos está sucediendo.

¿Por qué hay días tan tristes? ¿Por qué hay días en que mejor quedarse entre las sábanas y no ver el mundo exterior?

Suponemos que porque debe haber de todo, y si miramos alrededor al final nos vemos muy, pero que muy pequeñitos aunque el problema sea muy grande dentro de nuestro herido corazón.

Siento el pesimismo de hoy, pero es lo que hay…

Saludos blogueros.

 

 

 

 

Ver Post >
VÍSCERAS, LAS JUSTITAS
Cari 13-12-2012 | 4:26 | 0

 El otro día abrí una charla que eliminé al poco rato, ignoro si alguien la leería en ese lapsus de tiempo que estuvo en portada.

 Y digo que la eliminé porque había amargura y vísceras en ella, no lo hubiera hecho de haber habido algún comentario por respeto al lector que hubiera entrado a opinar. Mejor dejamos las vísceras para esos culebrones del corazón que viven de revolver las tripas al espectador que los vea.

 Lejos de mi pensamiento que mi blog se convierta en eso, un culebrón.

 Digamos que pensé que nadie con un poco de sentido común tiene derecho a soltar penas en tiempos en que lo que necesitamos que alguien nos alegre el día, no que nos hagan ver todo aún más negro, y afortunadamente creo tengo algo de ese sentido común.

 Mala combinación esa de tener un mal día en lo personal y una hoja en blanco para describir esa sensación ingrata, casi como una bomba de relojería, ya os digo, ya.

 Así que luego escribí esa entrada de la Navidad y sentí que había hecho lo mejor, más que nada porque nadie debe empañar el día a ninguna persona que entre a leer y se encuentre con el cabreo puesto de un Nick que al final eso es lo que somos en la red, aunque detrás siempre hay un ser humano.

 La cercanía virtual que sentimos con los lectores es importante y al menos para mí muy grata, por eso es mejor a veces dejar aparcada la amargura y compartir con ellos otras sensaciones cosa que hago en mi blog, sensaciones de todo lo que me provoca, me interesa y a veces me irrita, porque desgraciadamente ese estado de gracia de ser feliz no es lo habitual.

 Pues de alguna manera esta charla de hoy es una manera de disculparme con el lector/lectora que pudiera haber leído la ya borrada y destinada al olvido.

 Tendré que ir atemperando la mala uva y la desazón que a veces ocupa mi espíritu y empezar a estudiar la materia de la paciencia y saber lo afortunada que soy sabiendo que algunos estáis ahí al otro lado con vuestro acogimiento en cada post.

¿Alguien no tiene en su  corazón una tonta tirita?

 Saludos blogueros.

Ver Post >
Sobre el autor Cari
Castellana que adora el norte y a quien la vida trajo a Valladolid. Desde aquí comparto mis vivencias con vosotros.