img
Etiquetas de los Posts ‘

ETA

HARTA ESTOY, ESTAMOS, CREO
Cari 21-02-2014 | 4:40 | 4

De la infanta, de Bárcenas, de lo que algunos se quieren zafar de la responsabilidad de  tiros al agua, pero que nadie ha tenido la culpa ni ha mentido. Alguien lo ha hecho.

De ETA, y del Sr. Mas mareando la perdiz, pero bueno allá él, en algún momento el pueblo catalán dirá lo que tenga que decir, si le dejan.

 Del niño de Ortega Cano, y de su papá el “maestro” como le siguen llamando en algún medio.  Del niñato Justin  Bieber que es noticia todos los días por muchas cosas nada gratificantes, pero sigue saliendo en el Norte, y que no sé quién se ha separado tampoco sé de quién de turno, ¿sigo?

Pues sí, será por insistir en tantas cosas que me llegan a lo más hondo, unas por puro superficiales, y otras porque supongo tengo la suerte de expresarlo por estos lares, y consciente de que puedo resultar cansina.

Ucrania al borde de una guerra. O mañana cualquier otro lugar,  estamos en un mundo convulso, otros muertos que pasan por delante de nuestros ojos ya casi insensibles o ciegos.

Alguien de un país lleno de hambre desea fumigar a los gays como a los mosquitos, o sea, no hay otro problema mayor en Uganda.

 Inmigrantes a los que alguien desea les pongan 10.000 voltios.

 Famosos que defraudan a su “querido país”

Sindicatos bajo más que sospecha.

¿Fiscal que defiende? Bueno ya creo nada nos asombra.

Un tal Granados que dimite, creo que ha tenido supuestamente un ataque de decencia.

Cierran restaurantes en Valladolid, triste, pero supongo que ahora ya no estamos por la labor de cenar, o comer fuera de casa, en todo caso algunos que se lo pueden permitir.

Un vídeo de primeros auxilios de los más erótico, comenté en la noticia, pero está desaparecida en portada, bueno da lo mismo, si se entra en el reportaje ahí está la opinión.

 

¿Sólo yo estoy harta de pequeño resumen que he hecho?

Saludos blogueros.

 

 

 

 

Ver Post >
NO ES LO MISMO, NO
Cari 13-01-2014 | 6:22 | 4

ETA que el País Vasco, repito, NO LO ES.

 Tengo amigas que me dicen que nunca irán allí de vacaciones -eso que se pierden- contesto, pero entiendo que cada un@ es muy libre de sus miedos. Que una banda de desalmados logre privar a mucha gente de disfrutar de ese norte, es penoso.

Hace tiempo escribí un relato sobre mi experiencia en el País Vasco, allí he vivido mi infancia, he tenido a mi hija,  he concebido a mi hijo, trabajé, fui feliz, incluso alguna amargura que otra, y también pasé algún miedo claro que sí. Eran tiempos convulsos, difíciles, los asesinos disponían de la vida de otr@s incluyendo niños, cada vida arrebatada era un dolor, mucha repugnancia entre sus gentes por todo lo que estaba pasando, sólo recordar las manifestaciones de M.A.Blanco, muchos miguel Ángel desgraciadamente, aunque aquello fue una muerte anunciada, terrible, todas las muertes por terrorismo son horripilantes, esa es la pura verdad.

Quiero recordar un detalle que me hizo sentir mal, pero que tuvo una explicación: Entré con mi hija a desayunar a una cafetería, entré y me fui a un hueco de la barra pero automáticamente me di cuenta de que había policías al lado, me fui a la otra punta de la barra, sólo pensé en mi hija pequeña, quizás ellos pensaron que les tenía odio o algo parecido, para nada, solo que tuve miedo, eran los tiempos en que entraban y disparaban contra ellos. ¡Qué mal me sentí! Experiencias, ésas que al final quedan grabadas.

Pues nada,  dicho esto, yo que llegué de la lluvia eterna a Valladolid, la ciudad donde me hacía daño su sol, puedo decir y digo que no me sentí en Valladolid tan acogida como allí, mucho me costó hacer aquí amistades aparte de las que ya conocía, nadie se entregaba, tenía que ser yo la que me abriera a la gente… supongo es el carácter recio, y seco de los castellanos, soy castellana de nacimiento, pero al final acabas cogiendo esa vida abierta, espontánea, sin tabús, y lo tuve claro, es lo que escogí cuando llegué a Pucela, o sea, lo que traía en mi equipaje de mi norte querido.

Las personas vascas, para nada todas son etarras, un poco de por favor, no miremos con odio un lugar donde hay mucha gente maravillosa y unos lugares que se nos quedan en la retina de puro hermosos que son.

La preciosa imagen es de la playa de Sopelana, donde tanto he estado, ahí irán mis cenizas cuando ya me vaya….

 

Saludos blogueros.

Ver Post >
MOMIAS QUE CAMINAN
Cari 20-10-2011 | 6:03 | 0

 

Hoy esta charla, artículo, entrada como queráis llamarla, va de superficial, de la gente que se niega a envejecer con dignidad, por supuesto no nombraré a nadie, no me apetece que me llegue una demanda por “calumnias”, no está mi economía para esos trotes.

Pero si está mi ánimo para hablar de ellas porque la verdad en cuanto a otras cosas me siento algo impotente, cabreada, decepcionada en estos días, léase todo lo que tenemos en nuestros queridos medios de comunicación.

//La noción de momia está asociada a la de un cadáver embalsamado o preparado con la intención de conservarlo el mayor tiempo posible// fuente: Wiquipedia.

Pues bien, aquí no hay cadáver, están vivas y coleando afortunadamente, pero están poco menos que conservadas en botox, y otras lindezas que ellas tratan de que las mantenga  en la eterna juventud.

Y esto viene a cuento de  que he visto a un personajillo que tiene más o menos mi edad y parece que tenga 25 años, ¿Qué se machaca en el gimnasio? seguro, nada en contra del gimnasio, si de machacarse hasta la extenuación.

Lucir palmito es su mayor ilusión en la vida, de todas ellas, porque tenemos varias especies de estas que encima niegan que hayan pasado por el quirófano, o les hayan metido la jeringuilla milagrosa.

Supongo que la lucha contra el reloj biológico es algo que lleva con nosotros desde que el mundo es mundo, pero sabemos que lo más que podemos hacer es eso, convertirnos en momias, aunque al principio lo mismo nos vemos divinas/divinos, porque si, también hay hombres dentro del desenfreno para conseguir seguir jóvenes cuando la madre naturaleza dice que hasta ahí hemos llegado.

Y hoy que acabo de oír y leer que el 21,8% de los españoles está bajo el umbral del riesgo de pobreza, las momias hacen que me enfurezca más porque está claro que la pobreza es para según quién y cómo.

Ese 21 por ciento no tiene para el gimnasio, ni para clínicas que les devuelva a una juventud efímera, solo tienen para mal vivir o sobrevivir… si pueden.

Pero algunas no ven nunca el final del camino para rejuvenecer y al final son figuras patéticas de cartón piedra, que nadie se cree, que sólo producen lástima, y ese sentimiento, la lástima, es creo de lo peor que puede existir porque degrada un poco al que es el destinatario de ella, sobre todo en estos casos.

Podemos darnos nuestras cremitas de rigor dentro de nuestros presupuestos, podemos tratar de maquillarnos para esconder esas ojeras a veces inevitables que nos produce la vida, o la mala vida, pero de eso a tratar de tener quince o veinte años menos…

Alguien me dice que si, que todo lo que yo diga, pero que  a esas momias las siguen mirando y admirando, no así a las normalitas que representamos justo la edad que tenemos, es un placer esto último porque no tener que engañar a nadie es perfecto, lo otro es vivir un continuo fraude a sí mismas y a los demás, menudo trabajito diario eso de aparentar lo que no se es y estar siempre perfectas.

Tonta reflexión la de hoy pero aquí en la soledad de mi salón me ha parecido una charla como otra cualquiera, ¿más intrascendente que otras? Seguro, pero es que no tengo ganas de hablar  (escribir) de Gadafi después de ver una foto que espanta,  ni de las agencias que rebajan nota, ni de Marta, ni de unos niñatos indeseables a quienes están juzgando, de unos niños desaparecidos, ni de ETA, añado, unos encapuchados nos están diciendo que dejan la lucha armada, se acuerdan de los presos pero no de los asesinados, vamos, que nos hace un favor, al menos no habrá más asesinatos a manos de ellos, es de esperar. De eso temas, hablan y hablarán largo y tendido otros blogueros más especializados.

Lo mio hoy han sido las momias, que haberlas haylas.

Saludos blogueros.

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Cari
Castellana que adora el norte y a quien la vida trajo a Valladolid. Desde aquí comparto mis vivencias con vosotros.