img
Etiquetas de los Posts ‘

“juez Castro”

La infanta sonríe, ¿Por qué sonríe la infanta?
Cari 12-02-2014 | 12:36 | 4

Supongo, solo supongo que lo exigía  el protocolo, los abogados,  y ella misma para dar una imagen de tranquilidad que dudo mucho se pueda tener en esos momentos, cuando se analiza hasta el último detalle su lenguaje corporal.

Mareando la perdiz con lo de paseíllo si, paseíllo no, tal parecía que no hubiera nada más.

No dudo de que haya sido un hecho tristemente histórico, pero jamás se debería haber llegado ahí.

Cuando vi las imágenes no me creía que entrara en los juzgados como imputada, más bien parecía que iba a inaugurarlos descubriendo la placa pertinente, no sé a ustedes pero tuve esa sensación, al mismo tiempo que pensaba, cuando salió con la misma sonrisa que entró seis horas antes, que nos estaban tomando el pelo a todos los españoles.

¿Habría procesión por dentro con la cruz incluida? Es más que posible, pero como dije en un comentario en otro medio, ella como muchos famosos, antes muerta que desencajada.

El juez Castro lo tiene crudo es el comentario general a pie de calle y creo es cierto,muy crudo. El fiscal haciendo de abogado nos ha dejado obnubilados, no es para menos, será que no entendemos a la justicia, será que somos unos ignorantes por decir “mi, no entender nada”.

Subió el telón para representar un sainete, cuando baje ése mismo telón, ¿Quién sabe? La verdad, no lo sé, no me consta, lo ignoro.

Pues eso blogueros, saludos cordiales a tod@s

 

 

 

Ver Post >
¿ NOS ENTERAMOS LAS MUJERES?
Cari 07-01-2014 | 4:56 | 12

Pues la verdad no sé  ni cómo enfocar la charla, pero bueno, me arriesgaré.

En mi casa –y supongo que en la mayoría- las mujeres sabemos lo que se cuece en todos los sentidos, en “todos”.

La intuición, el saber que algo funciona o NO, lo tenemos en los genes aunque algunos no lo crean.

Hoy después de muchas dudas nos enteramos que han imputado a la Infanta, esa infanta que por lo visto la faltaba la intuición y el saber que algo no iba bien. Está enamorada de alguien que salió rana.

No tengo muy claro para nada, más bien al contrario que llegue a sentarse en ningún banquillo, la fiscalía que debe estar para acusar- pero no parece éste sea el caso -  no defiende el auto del Juez Castro, país de pandereta y olé.

Todos sabemos la noticia, ésta y otras, el discurso del rey en la Pascua Militar y no precisamente el de la gran película de Tom Hooper.

Pero quiero hacer otra reflexión como decía al principio:  las mujeres sabemos cuándo algo anda mal, a veces callamos para que no haya problemas, a veces discutimos y se arma la de Dios, pero nunca somos ignorantes de lo que ocurre dentro de nuestro hogar.

Si nuestro cónyuge nos dice que nos vamos de vacaciones a un hotel de cinco estrellas, y los euros brillan por su ausencia, nos preguntaríamos de donde sale salen esas vacaciones. Si nos metemos en un arreglo del piso que compartimos y se hace a todo lujo, pues la pregunta la mismita, ¿de dónde sale?…y etcétera…

Y si lo preguntamos y nos dicen que no, que tranquilas, que esto sale de otra cuenta, pues entonces seguiríamos preguntando, o miraríamos para otro lado, a la mayoría de las mujeres normalitas ningún juez llamada Castro o Pepito, o Juan nos tendría que acusar de tal cosa, porque esa mayoría silenciosa de mujeres tiene dos dedos de frente.

No hace falta ser princesa, sólo sentido común, y no nos suele faltar en general, lo mismo es que estamos tan enamoradas del otro y de la vida que nos viene dada, que nos puede entrar tortícolis de tanto desviar la mirada hacía ese lugar acomodaticio, en que NO nos sentimos culpables.

Las mujeres de a pie no somos hijas de reyes, aunque nuestros padres para nosotras lo eran con corona incluida , poco o nada nos ha sido fácil, pero somos intuitivas, jabatas y miramos de frente lo que hay en nuestras casas.

Saludos blogueros.

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Cari
Castellana que adora el norte y a quien la vida trajo a Valladolid. Desde aquí comparto mis vivencias con vosotros.