img
Etiquetas de los Posts ‘

trabajo

MENOS MAL QUE NO
Cari 05-02-2014 | 4:11 | 2

Que no me acuesto con la corrupción.

Con la infanta.

Con la pederastia.

Con la violencia de toda clase.

Con la intención de voto, según la encuesta del CIS.

Con Blesa con Bárcenas.

Con la economía sumergida.

Ni con todo eso que nos traen los medios digitales o en papel todos los días, sería largo relatar lo que nos sorprende o indigna cada jornada.

Ni con tantas otras cosas que nos rodean, con esos medios informativos que tergiversan cualquier cosa que se les ponga por delante todo en nombre de la audiencia “exclusiva” ponen en sus titulares.

Menos mal, que las sábanas y mantas nos arropan nos hacen dormir el sueño –no sé si de los justos- pero si con la conciencia tranquila, aunque  a veces preocupados pensando cuanto tendremos que ahorrar mañana.

Las familias tenemos otras muchas cosas de qué preocuparnos, de una enfermedad, del trabajo, de nuestros hijos, de nuestros mayores, de las hipotecas, de soledades varias, de cómo llegar a fin de mes, del vecino enfermo, de esas cosas más cercanas, sin la cortina de los que acuden al Delibes, a decir lo que muchos aplauden… allá ellos.

El tiempo… ése que todos lo miramos como si nos fuera en ello salir o no de casa, pero cuando toca salir, hay que hacerlo, nada debe detener nuestra vida ni el viento, ni la lluvia, y menos todas las vergüenzas ajenas que nos rodean, detrás de cada una de nuestras puertas hay cosas bastante más cercanas e importantes.

Aunque hay que seguir luchando en las calles, por supuesto, siempre vale para algo.

Yo misma y muchos ciudadanos nos acostamos pensando que al día siguiente hay que vivir, hay que ponerse las pilas, y que sobre todo depende en gran parte de nosotros que sea un gran día.

Gran Serrat.

Pues eso, mi libertad de expresión a pesar de estos pelos…

Saludos blogueros.

 

 

 

Ver Post >
¿SOMOS O NO SOMOS XENÓFOBOS?
Cari 12-04-2013 | 3:25 | 1

Quizá hoy entro en un tema algo espinoso, pero  como me suelen decir, lo de meterme en charcos es lo mío, es igual, me arriesgaré.

Esos rostros de extranjeros…

Voy observando en los últimos tiempos, quizá la crisis tiene algo que ver, bueno quizá NO, seguro,  algunas noticias del periódico al que pertenece mi blog o sea, El Norte, hay comentarios mayoritariamente xenófobos, el otro día me ha llamado la atención en una de las noticias que era para promover la integración de inmigrantes, de todas las que había leí una que iba contra corriente de todos los post que había, pues bien ese post desapareció el único no xenófobo, quiero decir.

Alguna vez he escrito, hace mucho tiempo sobre esto, antes en la bonanza económica queríamos que estuvieran por aquí, hacían los trabajos que nosotros los de aquí,  no queríamos hacer, ellos trabajaban horas y horas, y tenían una habitación sin vistas compartida, o piso patera, pero entonces nada decíamos.

Ahora todo lo que sea trabajo es oro más que nunca y lo queremos para nosotros, sólo para nosotros. Ciertamente que la solidaridad a veces no tiene cabida cuando a nosotros nos falta también el pan y el bienestar.

Les acusábamos de que cobraban  menos y por eso les cogían en los trabajos, ahora ya quisiéramos muchos de nosotros, cobrar aunque fuera la miseria que les pagaban a ellos que les daba para mal vivir y hablo en pasado porque ahora el trabajo se ha esfumado para ellos y para nosotros.

Muchos están volviendo a sus países, los que llegan en pateras jugándose la vida creen que en España a poco estarán mejor que en su países, creo que se equivocan, pero supongo ellos tienen sus razones, suelen ser viajes con retorno porque les devuelven a su país de origen, para otros desgraciadamente no hay retorno, se quedan en el mar, en el intento, en el infinito de la muerte más miserable.

En la calle y no sólo en los comentarios de los medios de comunicación, también se aprecian esas tendencias xenófobas, no quiero generalizar pero ocurre que a veces hasta personas que para nada se consideraban así, ahora les entra la duda de si lo son o no, sobre todo ante algunas cosas que nos planteamos, ayudas, beneficios que queremos también para nosotros y que brillan por su ausencia en ocasiones.

A eso se unen las conductas delictivas que acompañan a ciertos colectivos, pero claro no solemos darnos cuenta de que también hay gente que delinque entre los nacidos en nuestra querida España. ¿Quizá nuestro delito es menos delito por ser españoles?

¿Hay lugar para todos? Debería de haberlo, pero creo que en los tiempos actuales ya no nos andamos con chiquitas y les arrinconamos, pedimos que se vayan y tratamos de que sepan que nosotros estamos por encima de ellos, pese a quien pese. ¿Quién está por encima de nadie?

Y ellos y nosotros tenemos que vivir con ello. ¿Cómo? YO NO LO SÉ.

Saludos blogueros.

PD. La foto no me ha salido centrada no acabo de cogerle el truquillo.

Hablar de amor no es lo mio, ha quedado claro por la entrada anterior…   :-(

 

 

 

 

 

Ver Post >
¡¡QUIEN NOS LO IBA A DECIR!!
Cari 08-10-2012 | 3:34 | 0

 El despertador, el trabajo, la  obligación, de la que agradecíamos librarnos los fines de semana si los teníamos libres.

 Ahora resulta que casi cinco millones de personas ya no tienen que poner ese reloj que casi daban ganas de estamparlo contra la pared, a las 4, a las 6 a las 8…muchos años la bloguera que aquí escribe a las seis de la mañana.

 Hay dos de formas de silenciar el despertador, una porque estás en paro, otra, porque estás jubilad@.

 Ambas dos son de alguna manera traumáticas, sólo que existen diferencias.

 Los parados de ahora mismo sabiendo que el trabajo no llegará fácilmente y la desesperación hace un hueco en sus vidas sobre todo si tienen familia que mantener y no tienen la casa de los padres donde les den cobijo, y la familia, al menos debe comer o mal comer.

 La jubilación es un antes y un después, es eso de levantarse por la mañana y saber que tienes casi todas las horas para… ¿Qué? Después de una vida de trabajo tener tantas horas para “ocio” es , de alguna manera triste, más que nada porque de los planes de antes no queda nada, sólo las palabras que se llevó el viento.

 Casi que me quedo con eso de la fila del INEM, es peor, porque  hay gente joven, hay gente con mucha fuerza y ganas que no pueden demostrar, no les dan la oportunidad, no la hay, los mayores ya han dejado espacio libre, pero ese espacio no se cubre desgraciadamente con savia joven.

 Y hoy, que como casi siempre reflejo lo que escucho y hablo en la calle - la que más enseña- pues hago la reflexión de lo mal que estamos por unas cosas o por otras, podéis decirme que los jubilados al final son afortunados, no creáis, no tanto, si lo miramos desde el punto de vista material puede…pero no sólo de pan vive el hombre, lo mismo necesitan patatas y proteínas de cuando en vez cosa que ahora muchos no tienen porque no les alcanza. Y de la soledad en que se ven inmersos en ocasiones ya ni hablo.

 Existen jubilaciones increíbles (la pensión de viudedad entre otras, que son para echarse   las manos a la cabeza), que no dan para ni para poner la calefacción, ni para comer dignamente, ni casi para al menos salir de casa, porque salir ya es gastar aunque sean los zapatos.

 Los comedores sociales están haciendo una gran labor en el campo de los que casi no podrían comer sin ellos.

 Y en eso estamos amigos blogueros, ,en la cola del paro, en la cola del no saber qué hacer con la vida que queda por delante, en pensar siempre que alguien coge las migas que nosotros arrojamos.

 ¡Jopelines! Últimamente no estoy nada optimista, pero bueno como es la pura realidad supongo me perdonáis, la realidad es lo que hay, no me invento nada alegre porque no lo veo por ningún lado, ¿será que no sé buscarlo? Pues lo mismo es eso.

 Saludos blogueros.

 

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Cari
Castellana que adora el norte y a quien la vida trajo a Valladolid. Desde aquí comparto mis vivencias con vosotros.