Top ten: las mejores películas del 2012

Fin de año, época de regalos, fiestas y, por supuesto listas y top tens: propósitos para el nuevo año, los mejores momentos, los peores… y, por supuesto las mejores películas del 2012. Muchas han luchado por entrar en tan complicada lista y algunas se han quedado a las puertas, como Intocable, El Caballero Oscuro: la leyenda renace o De Óxido y hueso. 

Sin más dilación, estas son (para mí, por supuesto) las mejores películas de este año

 

Seguir leyendo…

10. Moonrise Kingdom

Un cuento para adultos, una revisión de nuestros recuerdos de la infancia realizada por uno de los directores más personales del panorama actual: Wes Anderson. Nunca el primer amor había sido tan divertido y tierno. Gracias a una estética recargada e irreal, una música maravillosa y un reparto en el que destacan los dos jóvenes protagonistas, Moonrise Kingdom se ha convertido en una de las imprescindibles de este 2012. Es una lástima que pasado el efecto sorpresa inicial la película pierda fuelle y se haga algo repetitiva, ya que este filme podría haber estado más arriba.

 

9. Take Shelter

Otro filme destinado a convertirse en película de culto: Take Shelter. Una obra que mezcla la realidad con la locura y se atreve incluso con un poco de crítica a una sociedad en la que lo diferente es señalado. Inquietante, absorbente… La amenaza de la naturaleza nunca había dado tanto miedo como en esta película con la que Jeff Nichols se puso a la cabeza de los directores más prometedores de la actualidad. Michael Shannon (acompañado de una genial Jessica Chastain) borda un personaje desquiciado que no sabe qué es real y qué producto de su imaginación. Como el propio espectador, que cuestionará qué es lo que ocurre en la pantalla incluso más alla de su “arriesgado” y perfecto plano final que tanto ha dado que hablar.

 

8. Grupo 7

Para todos aquellos que dicen que el cine español siempre es igual aquí tienen la mejor película policiaca del año. Con un gran pulso en la dirección y un guión inteligentísimo que mete el dedo en la llaga de la corrupción de principios de los 90, Alberto Rodríguez  enmarca Grupo 7 en un contexto de esplendor urbanístico del que ya sabemos sus consecuencias. Esa estructura contando los años anteriores a la Expo 92, y contrastando esa majestuosidad con la suciedad de una Sevilla destrozada por la droga es uno de los grandes hallazgos de una obra que también nos demostró que las persecuciones en España son tan vibrantes comos las del agente Bourne (y encima tienen más alma), que Mario Casas puede ser un buen actor y que Antonio de la Torre es, actualmente, uno de los mejores intérpretes de nuestro cine.

 

7. Las Nieves del Kilimanjaro

Cine social del bueno, eso es lo que nos propone Robert Guediguian en esta deliciosa película (mucho mejor escrita que dirigida). Una cinta de apariencia agradable pero que pone al espectador a pensar en sus principios y en lo fácil que es romperlos cuando se tiene la vida solucionada. Guediguian cuestiona los valores sociales de una generación que tras luchar por sus derechos se ha instalado en la comodidad de la sociedad actual. Sin caer (excesivamente) en la demagogia, ni el panfleto, ese es el éxito de una obra que consigue que su compromiso con la realidad no lastre una historia, sino que la potencie.

 

6. Argo

Quién nos iba a decir hace 10 años que Ben Affleck se convertiría en un gran director. Cada película suya como realizador es un paso adelante en su carrera que lo consolida como uno de los directores más interesantes del Hollywood actual. Como si de un nuevo Clint Eastwood se tratara (actor mediocre, sí, lo era, reconvertido en gran director), Affleck se ha ganado el respeto de todo el mundo del cine gracias a Argo, una de las grandes apuestas para los Oscars de este año gracias a esa perfecta combinación de thriller político e historia de cine dentro del cine. Argo te engancha tanto que hasta su sub-historia sentimentaloide pasa a un seguno plano gracias a escenas como ese prólogo que cuenta la historia de Irán en forma de storyboard o su perfecto clímax final.

 

5. Los Miserables

La película que ha dividido al respetable. Las redes sociales están que arden entre los fans de Los Miserables y sus feroces detractores. Por mi parte, la adaptación del musical ha resultado uno de los eventos cinematográficos del año. Pero también reconozco sus errores, y es una pena porque de no ser por la dirección de Hooper, Los Miserables sería un filme de 10, redondo. Emocionante, con unos actores en estado de gracia cantando en directo (los números de Anne Hathaway y Eddie Redmayne quitan la respiración), una producción excelente y con un guión que ha sabido eliminar los tiempos muertos del teatro y dar una continuidad a una historia inmortal. Un filme que a pesar de sus errores emociona y deja poso. Por mi parte sería injusto no incluir a Los Miserables en este top ten.

 

4. Caballo de Batalla

La acusaron de sensiblera (y un poco sí que lo es), manipuladora, ñoña… (cosas de las que, casualmente también acusaron al número 3 de esta lista), pero si todos me manipulasen como lo hace Spielberg bienvenido sea. Esta es una historia para toda la familia, pero para muchos si no hay realismo en una película de guerra ya no vale, aquí el director se vale de su virtuosismo rodando y narrando para contar una historia emotiva (y sí, sencilla) que avanza gracias a la fuerza visual de un filme que roza la perfección en cada apartado técnico y que es una gozada de mirar y disfrutar.

 

3. Lo Imposible

Lo Imposible es una película de la que, de salida, todos debemos sentirnos orgullosos. Ha demostrado que en España se pueden hacer filmes de factura internacional, exportables y capaces de emocionar a medio mundo, ha conseguido que casi 6 millones de personas hayan ido a una sala de cine a pesar del precio actual de la entrada, ha conseguido que el nombre de J.A Bayona suene en todo Hollywood y esperemos que consiga una nominación al Oscar para Naomi Watts. Más allá de todo esto, Bayona ha conseguido una de las experiencias cinematográficas más físicas que recuerdo en mucho tiempo. Él nos mete dentro del tsunami, somos nosotros, como María, los que sufrimos las consecuencias en un viaje que nos deja sin aliento y que luego nos dejará sin lágrimas. Su segunda parte (la más criticada) nos deja reposar para mostrarnos la fuerza de superación de esta familia. Podrán acusarla (como a Caballo de Batalla) de manipuladora, pero Bayona nos guía tan bien por su juego de pequeñas trampas que es un placer cinematográfico sufrir con esta familia. Mención especial a un joven Tom Holland que regala una de las mejores interpretaciones del año. Ojalá todos los años nuestro cine nos regale una obra que, como ésta, vuelva a conseguir lo imposible.

 

2. Los Descendientes

Una de las cintas más redondas del año pasado es, sin duda, Los Descendientes. Siempre me ha gustado el cine de Alexander Payne, sin embargo nunca me había llegado a emocionar. Y aquí lo consigue con creces gracias a un guión perfecto que logra un tono con un maravilloso equilibrio entre el drama y la comedia. Sin renunciar a las constantes de su filmografía Payne regala una genial reflexión sobre la familia,  utiliza el paisaje Hawaiano donde se desarrolla la acción como un elemento narrativo más. George Clooney nunca estuvo mejor y Shaileene Woodley fue injustamente olvidada en los Oscars por su papel de hija adolescente. La despedida del personaje de Clooney de su mujer en el hospital es una de las escenas más potentes de este año.

 

1. Shame

Ninguna dudas de la que es para mí la mejor película estrenada en 2012. Shame ha sacado distancia a sus competidores. La unión de Michael Fassbender y el realizador steve Mcqueen ha regalado un verdadero películon. Una obra compleja, dura, realizada con estilo, sin realizar una sola concesión a un espectador que bajará a los infiernos de Nueva York de la mano de la adicción del personaje de un perfecto Michael Fassbender. El sexo como excusa de cualquier adicción y de cualquier forma de esconder los verdaderos problemas. Shame duele, como vivir duele para su atormentado personaje. Su última media hora es un prodigio de ritmo y de desasosiego. La película nunca nos mostrará los motivos de porque Brandon actúa así, nosotros tendremos que completar las piezas que faltan y decidiremos que hace Fassbender con su compañera de tren en la última escena.

 

P.D: No he podido ver a tiempo dos películas de las que todo el mundo habla,  Holy Motors y Una pistola en cada mano, espero ir poniendo solución a esto y ver si hubieran conseguido estar en la lista.

Y esto ha sido todo, hasta aquí el top ten de las mejores películas estrenadas en 2012, ¿cuáles faltan, cuáles sobran?. Ahora os toca a vosotros completarla. Feliz año nuevo.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.