img
Etiqueta: acoso
Acuso acoso
img
Eduardo Roldán | 09-11-2017 | 18:09 |0

El ‘Weinsteingate’ ha despertado la memoria colectiva con la potencia de una magdalena proustiana atómica. Como fichas de dominó varios nombres de portada han seguido al otrora capo de Miramax, desde un Kevin Spacey acusado por un supuesto abuso ocurrido hace casi una década hasta un octogenario Dustin Hoffman por unas insinuaciones que datan del 85 y el 91. Pero la Babilonia cinematográfica no es el único lugar donde poder y sexo se alían como una serpiente de dos cabezas: hasta en el exquisito Parlamento británico la serpiente ha plantado algunos huevos, llevando uno de ellos a Michael Fallon a dimitir como ministro de Defensa por poner la mano <<repetidas veces>> en la rodilla de una periodista durante una cena en 2002, y por dejar de hacerlo cuando se le pidió; la propia afectada ha manifestado su sorpresa: <<No creo que dimita por mi rodilla>>. Que muchas de las acusaciones vertidas a otros colegas se hayan probado falsas tampoco ha contenido a Fallon: reconoce que hubo mano en la rodilla y por eso dimite. No entraremos a valorar si este harakiri no pedido resulta excesivo; pero al menos se debe a un hecho con certeza acontecido. Los otros citados es probable

Ver Post
Amanda Todd
img
Eduardo Roldán | 27-10-2012 | 15:59 |0

Ahora viene el gobierno de la Columbia Británica y anuncia medidas coercitivas, fulminantes, inminentes contra el acoso cibernético, se planta indignado en el primer lugar de la fila de dolientes y promete más vigilancia, más debate, más control, todo porque no vuelva a repetirse el caso, para que no haya una segunda Amanda, hay que atajar y atacar a los acosadores que se embozan en el anonimato de internet con toda la contundencia de la ley penal, hay que hacerlo y vamos hacerlo, sí, ya lo va a ver el mundo entero. Lo que no reconocen es la inutilidad de su empresa si la acción no es justamente global, mundial. Lo que no reconocen es que ya es demasiado tarde. Lo que no reconocen es que si Amanda no se hubiera suicidado, no les habrían entrado las prisas de la indignación: lo que no reconocen es su parte de culpa.

De momento, quizá la detección del acosador sea imposible, por mucha ayuda que Anonymous y otros ciberadalides de la justicia se ofrezcan prestar. Pero no nos engañemos: lo más trágico del caso de Amanda Todd no es la existencia de este cobarde solitario, motor primero de la muerte. La verdadera tragedia radica en la actitud de desprecio, repudio y

Ver Post
Sobre el autor Eduardo Roldán
Columnas, reseñas, apuntes a vuelamáquina... El autor cree en el derecho al silencio y al sueño profundo.