El Norte de Castilla
img
Etiqueta: diálogo
(Des)información
img
Eduardo Roldán | 28-12-2017 | 11:40 |0

Además del Entretenimiento, el otro dios que rige el mundo <<próspero>> es el dios Información. En este tiempo ahistórico en que nos ha tocado vivir, la información ha dejado de ser un medio para tomar una decisión o alcanzar un fin y se ha convertido en el fin mismo. A la manera del mantra que predica que <<el tiempo es dinero>>, ha surgido el de <<la información es poder>>, y como aquel no se cuestiona (como no se cuestiona la fe). Acaso la información sea poder —transitorio— en ciertos ámbitos restringidos, acaso algún tipo muy concreto de información que bordee con el secreto y/o el delito otorgue poder a quien la posee durante el tiempo que la mantiene. Sin embargo, el mantra se extiende cual plaga que no entiende de fronteras, y no solo se extiende sino que se agranda: <<La información lo es todo>>. O sea dios.

Pero como en el soneto de José Hierro, después de todo, todo ha sido (es) nada, y la información, en sí misma, nada es. ¿Pues de qué información hablamos? ¿De la misma que desborda internet, y de la que se colige otro mantra o dogma de fe, <<en internet está todo>>? Se confunde la cantidad con la precisión, y una información imprecisa,

Ver Post
Diálogo
img
Eduardo Roldán | 06-11-2015 | 17:01 |0

Si no otra cosa, el torpedo catalán nos ha recordado, a la vista —al oído— del empeño difusor de las cabezas de partido en las últimas semanas, el papel central que el diálogo ha de jugar en el asunto. El más contundente ha sido Pedro Sánchez: <Rajoy que [el diálogo] antes era necesario y ahora es imprescindible. ¿Pero de qué habla(n)? Que un político enarbole la bandera del diálogo como un activo de su gestión es como si un boxeador se felicitase porque salta a la comba todos los días. Ya sabemos que es imprescindible. Solo faltaba. El diálogo es a la democracia como el color blanco a la nieve, algo congénito. La democracia nace del diálogo, y no es ocioso el que el teatro dramático y la democracia surgieran a la par en un mismo lugar. Si las cabezas de partido no cejan en su empeño de airear las bondades del diálogo se debe a que hasta ahora no lo han practicado o a que acaban de enterarse.

Uno se inclina por lo primero. La tradición española es una tradición de coliflores en las orejas, y para el que diálogo funcione lo primero que hay que hacer es sacarse la coliflor. En el toma y daca verbal (tesis/antítesis) que constituye un diálogo real,

Ver Post
Sobre el autor Eduardo Roldán
Columnas, reseñas, apuntes a vuelamáquina... El autor cree en el derecho al silencio y al sueño profundo.