El Norte de Castilla
img
Etiqueta: poder
(Des)información
img
Eduardo Roldán | 28-12-2017 | 11:40 |0

Además del Entretenimiento, el otro dios que rige el mundo <<próspero>> es el dios Información. En este tiempo ahistórico en que nos ha tocado vivir, la información ha dejado de ser un medio para tomar una decisión o alcanzar un fin y se ha convertido en el fin mismo. A la manera del mantra que predica que <<el tiempo es dinero>>, ha surgido el de <<la información es poder>>, y como aquel no se cuestiona (como no se cuestiona la fe). Acaso la información sea poder —transitorio— en ciertos ámbitos restringidos, acaso algún tipo muy concreto de información que bordee con el secreto y/o el delito otorgue poder a quien la posee durante el tiempo que la mantiene. Sin embargo, el mantra se extiende cual plaga que no entiende de fronteras, y no solo se extiende sino que se agranda: <<La información lo es todo>>. O sea dios.

Pero como en el soneto de José Hierro, después de todo, todo ha sido (es) nada, y la información, en sí misma, nada es. ¿Pues de qué información hablamos? ¿De la misma que desborda internet, y de la que se colige otro mantra o dogma de fe, <<en internet está todo>>? Se confunde la cantidad con la precisión, y una información imprecisa,

Ver Post
Y tú más
img
Eduardo Roldán | 28-04-2016 | 18:42 |0

El final de las conversaciones/pos ha constatado que, pese a las diferencias insalvables entre los candidatos, hay algo que todos comparten sin fisura alguna: el discurso del <. Sánchez culpa a Rajoy e Iglesias; Iglesias culpa a Sánchez, a Rivera y a Rajoy; Rivera culpa a Sánchez y a Iglesias y a Rajoy a ratos, y Rajoy culpa a todos por la vía romana de lavarse las manos y a mí que me registren. Todos para uno pero tú más, y como éramos pocos etcétera. Mientras, el Rey compone un rictus de conyuntural circunstancia, valga el pleonasmo, y Patxi López se encoge de hombros, risueño como el inocente del pueblo que gasta la tarde viendo cómo los coches pasan de largo el desvío pero no le importa, porque con el airecillo que dejan le basta.

Y tú más: así se escribe —torcida— la historia. ¿Y qué ocurrirá cuando haya que iniciar las conversaciones/pos/pos? ¿Quién será el abnegado candidato, el fusible democrático que renuncie a un pellizco de su posición para posibilitar el nudo del gobierno? Todos deberían ser ese fusible, ese mártir laico y público para que las pos/pos coagulen y se ponga punto final al prólogo y comience el capítulo uno. Sin ánimo

Ver Post
Alianzas
img
Eduardo Roldán | 24-05-2015 | 09:19 |0

Se viene repitiendo con frecuencia creciente según nos acercamos al domingo de la urna y se conocen las encuestas que, si no otra cosa —otra cosa buena, se entiende—, la irrupción en el ruedo político de Ciudadanos y Podemos traerá la necesidad de que los partidos elegidos se vean obligados a pactar; indefectiblemente, el pacto se considera síntoma de <. No hay que mirar muy lejos para sospechar que a nuestra democracia todavía le resta un largo trecho para alcanzar ese estado saludable. Andalucía ha sido el último pero desde luego no el único caso de sordera a la alianza. Y es que la tradición española, social antes que política, es otra; a los españoles nos encanta discutir siempre que al final nos den la razón, y raro es encontrar a alguien que rinda su posición inicial si no es por agotamiento o hastío. Basta con darse un garbeo televisivo por esos programas de supuesto debate político para constatar la impotencia congestionada del moderador, a quien le cuesta más que los participantes —tipos con titulaciones, currículums, kilómetros, y que para más alucine suelen dedicarse a la comunicación— respeten el turno del hablante que a un enfermero que

Ver Post
El salvador
img
Eduardo Roldán | 13-06-2013 | 17:01 |0

Jose María Aznar deshoja la margarita del sí y del no y quienes tiemblan ante la posibilidad de que el último pétalo le salga cara no son los opositores de bancada, que casi lo desean, sino los hasta no hace tanto fieles lugartenientes. ¿Qué ocurre? ¿Se ha vuelto de la noche a la mañana el expresidente un indeseable en sus propias filas? ¿Es que hasta hoy ninguno de sus anteriores compañeros de marca —los partidos sí son una marca, no los países— había caído en la  cuenta de los anhelos, las capacidades, la catadura moral, las dudas, en suma las fuerzas y las flaquezas de don Jose María? Uno no cree que a estas alturas vaya el Partido Popular a renegar de Aznar, entre otras cosas porque todavía hoy hay mucha gente que identifica a la gaviota con el bigote —afeitado o no—,  pero tampoco que vaya a acogerlo como al hijo pródigo que un día se fue para no volver. Rajoy, enfangado en menesteres mucho más urgentes y de mayor calado, no tiene ganas de ni tiempo para prestar atención a los devaneos de Aznar con los medios, y dejará la cosa estar hasta que se enfríe por sí sola o (le) estalle.

Nadie se acuerda, pero en su momento Aznar prometió que

Ver Post
El casco
img
Eduardo Roldán | 21-03-2013 | 19:02 |0

La DGT es el Gran Hermano que dice querer velar por la seguridad del conductor y lo único que consigue es sacarlo de quicio. Funciona a golpe de ocurrencia —lo mismo un día rebaja las autovías a 110 que las vuelve a poner a 120— y a golpe de intimidación y amenaza —véanse las vergonzosas e inútiles campañas publicitarias, muchas de las cuales hubieran sido objeto de querella de haber venido del sector privado—, y sus castigos no entienden de matices. Pero esto no es lo peor; lo peor es que, aseguran, lo hacen <.

Ahora quieren calzar el casco a los ciclistas en ciudad en una medida cuya utilidad, demuestran los usuarios de las dos ruedas, ha resultado contraproducente en otros lugares con mucha mayor tradición rodante, que la retiraron al poco de implantarla. Pero qué va a saber el ciclista. Mejor calzarle el casco y al que no se lo calce, multazo al canto (por supuesto sin afán recaudatorio). Los conductores estamos hartos de sanciones a traición, pero sobre todo hartos de que nos traten como a niños de teta, más aún cuando la leche está cortada. Yo me pongo siempre el cinto al volante y el casco en la moto, pero no entiendo que se multe a quien no lo

Ver Post
¿Repetimos?
img
Eduardo Roldán | 09-02-2012 | 11:46 |0

Por emplear la hilarante expesión que le escuché a una locutora de radio al anunciar la selección de Chico y Rita como candidata a los Oscar (hilarante porque ella la empleó en serio), ha saltado la sorpresa que todos esperábamos: Rubalcaba será, es ya, nuevo secretario general del PSOE. Y lo de nuevo es un decir. Porque puede serlo según la cartela triangular que le plantan delante en las ruedas de prensa, pero no según su trayectoria fáctica dentro del aparato. Así, con sesenta años (bien llevados) a las espaldas y casi dos tercios de su vida en el partido, no parece muy imprudente aventurar que este señor ya ha dado de sí políticamente todo lo que podía dar. Esperar un giro político-copernicano de Rubalcaba —quizá, incluso, un giro hacia los fundamentos del socialismo— es como esperar que los personajes de Woody Allen dejen de tartamudear; a estas alturas, hay más probabilidades de que el primero deje la política profesional y el segundo deje de rodar. Cosas que, por otro lado, tampoco son precisamente probables. Mientras les sigan financiando, los dos seguirán a lo suyo (a WA le financian con dólares, euros o yuanes; a Rubalcaba con votos y

Ver Post
Sobre el autor Eduardo Roldán
Columnas, reseñas, apuntes a vuelamáquina... El autor cree en el derecho al silencio y al sueño profundo.