img
Etiqueta: política
Gobierno central
img
Eduardo Roldán | 21-09-2017 | 12:05 |0

Uno de los grandes atractivos de las palabras es su condición de recipientes polisémicos; otro, la exigencia que plantea ese abanico de naipes significativos para elegir el más adecuado —no necesariamente el más preciso, si tal no es el efecto deseado— o para no elegir ninguno; como bien saben los músicos y los poetas, a veces la omisión de alguna(s) nota(s) o palabra(s) otorga más fuerza a la frase musical o lingüística, que se habría visto lastrada de haberse incluido.

El plan de actuación promovido por quienes sueñan con una Cataluña autista no ganará la guerra de la independencia, aun por medios ilegales, pero ha ganado la batalla del lenguaje, o una importante batalla. No hay ya información oral, titular de periódico o comentario en mesa redonda en donde no se añada, cuando el emisor se refiere al Gobierno, el adjetivo ‘central’. Dentro de poco hablaremos de Mariano Rajoy como <<el Presidente del Gobierno Central>>. Con la difusión masiva de esta adición innecesaria los soñadores han conseguido, al menos, tres cosas: quebrar una antigua costumbre (la costumbre también es fuente del derecho); agregar otro elemento con el que apuntalar el

Ver Post
Rusia
img
Eduardo Roldán | 15-09-2017 | 10:43 |0

Hace cien años que Rusia se proclamó república, poniendo así fin a un imperio de salones, chorreras y arañas de cristal cuyo rigor esencial, sin embargo, se mantiene hasta hoy, pues forma parte indisoluble de ese ente misterioso y sugestivo que se dio en llamar alma rusa. La fascinación que despierta (la historia de) Rusia es la fascinación que despiertan las contradicciones, y en este sentido no hay otra nación que mejor simbolice/sintetice el siglo XX, esa contradicción coagulada entre la Primera Guerra Mundial y la caída del Muro de Berlín.

Rusia —y tómese Rusia como sinécdoque de la U.R.S.S., que es como el inconsciente colectivo la tomó en el siglo pasado y aún la sigue tomando— quiso con Lenin materializar una utopía de más de veinte millones de kilómetros cuadrados, y he ahí la contradicción de base de la que podrían derivarse las demás, si no fuera porque las demás son anteriores a Lenin y serán posteriores a Putin, pues no solo transmigran las naciones sino el alma del pueblo que les da vida. Rusia es capaz de donar 27 millones de compatriotas para detener al nazismo y después purgar a más de veinte millones en el archipiélago del

Ver Post
Democracia/40
img
Eduardo Roldán | 15-06-2017 | 17:44 |0

Tuvimos cuarenta años de dictadura y ya llevamos cuarenta de democracia. ¿Qué ha quedado de aquella incertidumbre ilusionada, de aquella fe inédita en no se sabía muy bien qué? La UCD, vencedora de los comicios, ha muerto; el PSOE, segunda fuerza, se halla sin brújula ideológica ni estructura de partido, sostenido solo por la inercia más recalcitrante, y el PCE, como la UCD. Son los herederos de AP, cuarta fuerza en el 77, quienes gobiernan, pero este cuadro no tiene otro valor que el de nota al pie (en realidad, el que se hayan producido cambios debería verse, en principio, como un síntoma saludable, valga la contradicción). Tampoco la merma de la participación es lo esencial: lo esencial es que entonces se votaba a favor y ahora se vota a la contra (salvo los aludidos que se resisten a bajarse del caballo de la inercia, sean de la marca que sean).

Para muchos de entre quienes nacimos al alimón del cambio este desencanto nos llegó con la mayoría de edad, justo en la época en que comenzábamos a forjarnos políticamente, al destaparse la caja de Pandora del terrorismo de Estado y la corrupción. No importaban tanto las siglas de la marca ejecutante como el

Ver Post
Palabras violadas
img
Eduardo Roldán | 08-06-2017 | 11:41 |0

Al margen de las formas puramente físicas —esos índices acusadores al señor sentado en la bancada de enfrente; esos ademanes como golpes de kárate para puntuar su parlamento; esas sonrisas de desdén, tan falsas que acuden a sus rostros antes de que hayan terminado de escuchar aquello de lo que han comenzado a mofarse—, muchas veces tan ilustrativas, si no más, que lo que dicen, si hay algo que descorazona y enerva de la gran mayoría de las intervenciones orales de la clase política es la facilidad con que prostituyen el sentido más básico de las palabras.

La palabra es punto de encuentro entre quien habla y quien escucha, mano tendida y apretada, sinapsis de voluntad y aceptación. Y para que la conexión se produzca, ha de haber un pacto previo, implícito, que constate el contenido de lo que se transmite, la carga semántica, su valor comunicativo. Por supuesto, las palabras tienen sentidos plurales —esa es su gran riqueza y misterio—, y se les puede dar otro distinto al literal o más común, incluso el opuesto. Pero no hablamos aquí de ironía (de la que los políticos carecen) ni de los otros muchos recursos expresivos que la lengua ofrece; cuando el

Ver Post
Obama, adiós
img
Eduardo Roldán | 13-01-2017 | 11:08 |0

La dimensión del político, como la del artista, no se puede percibir hasta, al menos, una década después de su retirada, y aun entonces sigue sometida a fluctuaciones. Con la diferencia esencial de que tales fluctuaciones suelen ser más benévolas con el político; al fin y al cabo el político es por definición un hombre anclado en el tiempo en que le ha tocado vivir, obligado a responder a las demandas de la actualidad con urgencia, a improvisar ante los accidentes, y las leyes que firma serán corregidas o anuladas por alguno de los que vengan después. Así, al evaluar su legado se le concede un colchón de comprensión, aun cuando en el momento en que tomase la decisión fuese criticado con quizá deleite. El artista en cambio vive en su propio tiempo, que es inevitablemente tiempo común pero ante todo tiempo íntimo, con sus ritmos y temas propios, y el abono de su labor son obsesiones que nadie más tiene por qué compartir o comprender; cuando concluye su obra, ahí queda, un objeto a la intemperie de ojos u oídos, un producto como una diana que lo único que puede hacer es resistir, estarse. Las modas zarandean la obra de arte, pero al cabo la verdadera

Ver Post
Pacto educativo
img
Eduardo Roldán | 24-11-2016 | 20:53 |0

No ha pasado ni un mes y ya los estudiantes le han montado otra huelga general a Méndez de Vigo. Y las que vendrán. El motor de esta es la intención del gobierno de recuperar la reválida de ESO y Bachillerato, aunque al paso, al paso, se terminará cantando contra el autobús escolar que favorece el efecto invernadero. Claro que Rajoy no invita precisamente a la concreción: se suspenderán los efectos académicos de la reválida, asegura, hasta la materialización del Pacto Educativo. Podemos esperar sentados. Alcanzar un pacto educativo en España resulta más difícil que alcanzar la paz en Oriente Próximo, y los pocos acuerdos que se han concluido han tenido más o menos la misma estabilidad que los concluidos allí. La educación es y sigue siendo la gran piñata del juego político, apaleada en cada nueva legislatura con leyes hueras que lo único que consiguen es alejar la atención de lo que realmente debería importar y que más urge, ese puñado de pilares sin los cuales lo que se pretende conseguir más adelante, y que se concede, presenta carencias que relativizan, cuando no cuestionan de plano, lo conseguido/concedido. Se habla mucho del contenido de grados y

Ver Post
Primer acto
img
Eduardo Roldán | 18-11-2016 | 18:38 |0

Y terminó el recuento y con el desenlace comprobamos desolados y atónitos que la farsa había devenido en tragedia, que el nuevo emperador no estaba desnudo y que, ¡oh, Señor!, el pueblo lo quería. ¿Pero cómo podía quererlo? El pueblo no se equivoca nunca, y sin embargo… En fin, tal vez el recuento no sea el desenlace de la tragedia sino solo el telón del primer acto, y luego el emperador nos vuelva a sorprender a todos y se revele como el héroe que el papel asignado dice que es. Qué demonios, a fin de cuentas ha sido elegido, y si uno se sacude de entrada todos los prejuicios elitistas y repasa los puntos de su discurso, en el fondo tampoco es tan malo: ¿es que puede un país carecer de fronteras? ¿Es que no es lógico tratar de proteger la riqueza propia, y de fomentarla? Eso no es orgullo ni aislacionismo, es mero sentido común. Sí, desde luego, durante el primer acto se le fue la lengua aquí y allá, pero es que estaba interpretando, jugando un rol dicen ellos, un rol tosco pero calculado —ahora nos damos cuenta— hasta en sus últimos matices, dirigido a un objetivo muy claro; y qué difícil de interpretar ese tipo de roles y tener éxito, pero el

Ver Post
Ajedrez político
img
Eduardo Roldán | 10-11-2016 | 20:51 |0

Con recién elegido inquilino en la Casa Blanca, arranca mañana en Nueva York el Campeonato del Mundo de Ajedrez. Toda la hedionda ristra de acusaciones y demás gratuidades para la galería que los dos candidatos han ido tejiendo durante la campaña electoral no tienen cabida en las sesenta y cuatro casillas, el territorio más implacable que existe para dirimir un combate. En la hipótesis de que Kariakin y Carlsen las hubieran tejido, en el momento de sentarse se disolverían como si jamás. Y no es que los medios se hayan resignado a informar con objetividad aséptica, desde pintar a Kariakin como el alfil deportivo de Putin hasta sostener que el match es una suerte de reactualización del de Fischer y Spassky en el 72 —¡!—, ruido del que los candidatos han tratado en lo posible de blindarse, a diferencia de los candidatos electorales, que tratan no solo de rebozarse en él cuanto más mejor sino de avivarlo.

No ha vuelto pues el ajedrez político, y no ha vuelto entre otras cosas porque nunca ha existido. Hablar de ajedrez político es una contradicción en términos, como hacerlo de memoria histórica. El ajedrez, como la memoria, es un ámbito privativo, estanco

Ver Post
DEPOrte
img
Eduardo Roldán | 23-06-2016 | 17:18 |0

¿Llegará un momento en que hablemos de dEPOrte? Según la antorcha se aproxima a Río, las redadas policiales intensifican la labor de husmeo y detección y detención, o, si no la labor, el porcentaje de presas obtenidas. A la luz de la difusión mediática da la sensación de que los atletas comienzan a doparse como última etapa de su entrenamiento programado; o, quizá ante los nervios del estreno, por un impulso súbito, igual que el estudiante que le echa codos cada día pero que decide hacer chuletas en la víspera, no sea que los nervios lo traicionen. ¿Es el deporte profesional esa cosa noble, helénica, esa escuela moral que los discursos alaban y la competición el virus, el agente perverso que intoxica la nobleza? Así lo transmiten también las crónicas/EPO: una narrativa donde el atleta es presentado casi siempre como la primera víctima de un complot que lo excede, el abnegado espartano que toma sin preguntar lo que le ponen delante porque esa es su obligación, y en quién si no en su entrenador va a confiar. Por ello las memorias del ciclista italiano Danilo di Luca resultan tan refrescantes: << No me arrepiento de nada. He hecho lo que tenía que hacer para llegar el primero>. ¿Escandaloso, un despreciable intento por vender libros —y

Ver Post
El indefinido
img
Eduardo Roldán | 09-06-2016 | 18:28 |0

El tiempo se agota —es su más detestable manía, que siempre se termina agotando— y a los jugadores del póker electoral, como al estudiante ante los exámenes finales, comienza a ganarles la ansiedad. Sobre todo a uno de ellos. Pedro Sánchez no sabe qué carta jugar. Mientras que Rajoy y Rivera se hallan en una ansiedad tranquila, valga la contradicción, pues que se han mantenido en unos parámetros estables durante toda la partida, envidando solo cuando los naipes les podían hacer rebañar alguna ficha, un juego conservador, modesto (prefieren que el desgaste lo hagan los otros), que no les reportará ganancias fuera de sus previsiones iniciales pero tampoco pérdidas, e Iglesias en una ansiedad eufórica, tras una apuesta que le ha proporcionado un buen montón de fichas, Sánchez zozobra ante la última mano: buena parte del montón de Iglesias eran fichas suyas, y con las pocas que le quedan sus opciones de juego se han reducido como espuma caliente.

Es la consecuencia de la indefinición. Las propuestas de Unidos Podemos podrán sonar más o menos fantásticas, faroles improbables, pero al menos aguantan el farol, exprimen los naipes que tienen y así han ido

Ver Post
Sobre el autor Eduardo Roldán
Columnas, reseñas, apuntes a vuelamáquina... El autor cree en el derecho al silencio y al sueño profundo.