img
Etiqueta: responsabilidad
Realidad informativa
img
Eduardo Roldán | 05-10-2017 | 11:22 |0

La realidad no es una moneda de dos caras: es un poliedro de muchas, la mayoría ocultas. La realidad, o esa convención que llamamos la realidad y que identificamos en exclusiva con el mundo sensible, está además llena de fisuras, recodos, espirales. No es una disyunción binaria (A o B, cara o cruz, blanco o negro), sino la fusión y destilación de ambos términos, y otra cosa más que se escapa, que es donde se suele encontrar la verdad, o lo más cercano a la verdad. La realidad no es que se dé en el canto de la moneda, en el subtexto/contexto de lo escrito; es que sin canto y sin subtexto/contexto ni la cara y cruz ni las letras podrán nunca aproximarse a la realidad, realizarse.

Sin embargo, vivimos en un mundo en el que la urgencia y la facilidad de conexión —no confundir conexión y comunicación, aunque esta sea, como la de realidad, otra sinécdoque que damos por supuesta— impelen al binarismo más excluyente: las películas o son obras maestras o ponzoñas insoportables, Isco es Cristo redivivo en futbolista o un cisco con suerte, el cambio climático la mayor amenaza para el planeta o un cuento para soplagaitas.

Con todo, uno supondría que en la

Ver Post
Apunte(s)
img
Eduardo Roldán | 22-07-2013 | 10:27 |0

Los japoneses robotizan a Chéjov. Hay fundamentalistas de la vanguardia que aplauden encendidos la propuesta, hay fundamentalistas de la tradición que la denostan con igual fervor; muy pocos de unos y otros la han visto. Lo que nadie parece advertir es que lo que nos emociona del robot-actor es justamente lo que tiene de humano, el esfuerzo del hombre o mujer que lo creó, que lo diseñó.

EEUU presiona para que la Ley de Protección de Datos no salga adelante. La privacidad es un territorio sagrado que no deja de bombardearse a diario sin nuestro consentimiento, y es además  la gran conquista del Estado de Derecho, de la que derivan el resto de derechos fundamentales de la persona (y por tanto sobre la que se asienta el edificio de la sociedad, todo el sistema de convivencia). EEUU presiona, sí, pero no hay quizá hoy ley más necesaria; el ciudadano necesita sentirse de alguna manera amparado, saber que existe una herramienta a la que acudir si su territorio es violado. Otro tema es la operatividad real de esa herramienta, cómo queda la ley definida; pues la única certeza es que vamos a seguir siendo espiados, violados, y mejor sería una ley que se pasase de garantista

Ver Post
Escaños huérfanos
img
Eduardo Roldán | 04-10-2012 | 17:19 |0

No habrá paz para los malvados, este parece ser uno de los mensajes que con más fervor quiere transmitir el movimiento 25-S, porque ya es un movimiento y no una mera concentración. O sea que se vayan: ahora y para siempre. Hasta la Policía se le ha levantado al Gobierno, a quien acusa de tratarlos de meros escudos antimisiles. De acuerdo, todos a la calle o a la cárcel, ¿pero entonces a quién ponemos? El anarquismo es quizá la construcción política más hermosa, sin duda la más romántica, pero es también la más ingenua. El hombre como grupo no puede caracer de gobierno o autogobernarse (es lo mismo) desde el momento en que ese grupo alcanza cierta extensión. El hombre es un animal social, pero hasta las sociedades de animales se rigen por unas reglas. El anarquismo puede ejercerse en la esfera individual siempre que no toque la esfera del vecino —anarquismo pues dentro de un orden—; en la esfera individual, el ejercicio del anarquismo llega a confundirse con el sentido moral: uno verá cómo quiere conducirse, allá cada cual, pero ya digo, sin tocar al otro; lo contrario es delito o falta de educación, ese otro delito sin pena legal. Puede incluso ejercerse

Ver Post
Dopaje
img
Eduardo Roldán | 19-07-2012 | 17:43 |0

Apenas queda una semana para que comience la Olimpiada y millones de mortales de todo el mundo se cuelguen de la pantalla del televisor para contemplar las hazañas que los dioses del deporte llevarán a cabo en la polucionada Londres por tierra, agua y aire. El vértigo de la competición llevado a su éxtasis y el oro como remedio contra el olvido. Sin embargo, tras el brillo del récord surge la pregunta, pero cómo es posible, que no queremos escuchar hasta que el primer positivo se da a conocer y nos arruina la estrategia de la sordera.

¿Dónde termina la genética y comienza la química? ¿Dónde termina el gimnasio y comienza el laboratorio? Probablemente en los despachos donde los representantes de los atletas, los patrocinadores y las televisiones negocian las primas por cada récord superado. Hace ya muchos años que el sueño de amateurismo del Barón de Coubertin quedó enterrado en la caja fuerte de algún banco suizo, y el que un atleta sea capaz de prestar su cuerpo —que es su alma— como cobaya de dopaje aun a riesgo de que lo detecten es la prueba irreversible de ese entierro. Cierto: hay atletas que no saben, pero creer siempre en el atleta como víctima

Ver Post
Solsticio alcohólico
img
Eduardo Roldán | 21-06-2012 | 15:23 |0

La noche invita al paseo solitario, la noche invita al silencio y la reflexión, la noche invita incluso al sueño. Pero también con la noche caen las máscaras diurnas de las costumbres y las rutinas, aflora el otro, el yo nocturno que no quiere tener memoria ni deseo, no acordarse del día pasado ni pensar en el que viene, y solo estar, ser, en el momento, en el presente de la noche que quisiera eterna. Y para alcanzar ese estado ayuda rodearse de almas afines, ayudan esos catalizadores del olvido que son las drogas y la música. Llegar a una entente entre los ejércitos de Morfeo y los ejércitos de Baco es un problema cuya resolución resulta más complicada que hallar un telepredicador libre de fanatismo. Problema general de cada fin de semana, alcanza su éxtasis en la noche de San Juan, que quizá por ser la más corta del año parece concentrar y liberar de golpe todo el ansia acumulada del invierno, y así León de la Riva —tampoco se le puede culpar de pesimismo— ya ha advertido resignadamente que <. Si la concordia entre ejércitos es imposible, y no se quiere privar a ninguno de sus derechos respectivos al sueño o a la juerga, entonces la única salida sería

Ver Post
El silente
img
Eduardo Roldán | 12-04-2012 | 09:32 |0

Y a todo esto, ¿qué opina el silente? ¿Qué tiene que decir de los primeros cien días de su sucesor en el cargo, del revolcón astur/andaluz a las previsiones electorales y a los ánimos populares, del movidón con pies de resignación y pese a ello de esperanza que supuso la huelga general, de los diez mil millones de la tijera sanitaria y educativa? ¿No habla porque no tiene nada que decir o porque no quiere? El silente ya fue el más silente de todos los presidentes de la democracia mientras estuvo en ejercicio, pero uno, quizá ingenuamente, esperaba que con el equilibrio que otorga la distancia hiciese algún análisis. El último que le recuerdo, si puede llamarse análisis, fue cuando dijo ante sus acólitos que no le importaba < que había tardado en reconocer la crisis. Tal ignorancia semántica no es el broche más brillante para una presidencia, y esperábamos que Zapatero compensara su desliz saliente con alguna observación, algún comentario, algo. Pero sigue silente. A lo mejor está escribiendo sus memorias políticas, claro que de seguir la tónica mostrada hasta ahora serán las memorias políticas donde los secretos de Estado estén más presentes. De

Ver Post
Sobre el autor Eduardo Roldán
Columnas, reseñas, apuntes a vuelamáquina... El autor cree en el derecho al silencio y al sueño profundo.