img
Categoría: Preparativos
#03 Preparativos 2 de 2

Seguro

El Seguro de viaje también es importante. La seguridad social que conocemos en España (y que debemos de proteger a toda costa) existe en escasos países. La mayoría de ellos en la ruta panamericana la sanidad es privada y muy cara. No se nos olvide que voy a ser un extranjero allá donde vaya, por lo que tampoco cubre tu salud el hecho de estar haciendo turismo, sobre todo, cuando lo haces por tu cuenta. Entiendo que si vas con una agencia te lo incluyen.

En este sentido ya estuve valorando compañías en mi anterior viaje y Ocaso Seguros me pareció la más económica. Lo más importante para mi seguro es que cubra bien todas las circunstancias de la salud: tanto enfermedades leves como graves, gastos de hospital y traslados. En Vietnam se me rompió una muela, tuve que ir al dentista y el seguro me cubrió los gastos sin problemas, por lo que como la experiencia fue buena, repito con la misma empresa. Existen otros seguros más caros que te cubren pérdidas de vuelos, robos, etc, pero mi única preocupación es la salud y en ese sentido Ocaso está a la altura del resto.

Es importante leer bien las condiciones del contrato y saber qué países entran, porque por ejemplo algunos seguros no te cubren Estados Unidos, por ser muy caro. Al final dependerá del presupuesto que cada uno tenga. Los hay desde 1000 a 300 euros. Incluso puedes ir sin un seguro, pero también sería recomendable mirar el destino, ya que algunos países te lo exigen en la frontera.

Vacunas

En mi ruta, solo Brasil obliga a que me vacune de la Fiebre Tifoidea. No obstante, donde te van a informar mejor es en las oficinas de Vacunas Internacionales de tu ciudad. El personal de Valladolid son muy simpáticos, aunque pecan mucho de hacer las veces de “madre”. Me explico, si les dices que vas a hacer una ruta por un montón de países te sacan la lista de todas las vacunas recomendables y, para ellos, estas vacunas pasan de ser recomendables a “te las tienes que poner”. Tampoco es cuestión de ponerse a discutir, al fin y al cabo es tu salud la que está en juego, pero entre el anterior viaje y este de tantos pinchazos parezco un colador. Solo me falta probar las pastillas contra la Malaria, de las que de momento he pasado olímpicamente por ser muy agresivas, así que como buen Mochilero de provincias me embadurno de productos antimosquitos, uso mosquitera y rezo al dios de los mosquitos para que se apiade de mí…

En una semana ya estaré en Chile, así que tardaré un poco en escribir y contar las primeras apreciaciones del viaje.

Ver Post >
#02 Preparativos 1 de 2

Equipaje

Cuando realicé mi anterior viajé, me informé mucho de qué llevar y qué no llevar en la mochila. Al fin y al cabo iba a ser mi armario durante los próximos meses. En realidad, no hay ningún límite en el peso, si no lo que aguante cada uno, pero sí hay ciertos consejos, como por ejemplo, no exceder de quince kilos o, incluso, de diez, como hice la última vez. Lo de los diez kilos además de ser una ventaja al llevar poco peso, también sirve para no tener que facturar el equipaje en el caso de viajar en avión, aunque esto tampoco fue verdad del todo. Cuando volé desde Nueva Delhi a Bangkok, el equipaje de mano no estaba permitido excederlo de ¡7 kilos! Por suerte, no tuve que pagar ninguna multa por exceso de peso y facturé sin problemas.

¿Cómo se consigue 10 o 15 kg en el equipaje? Cambiar de mentalidad y olvidarte de los “por si…”. Hay que ser práctico y, sobre todo, ser consciente de que en un largo viaje vas a tener que lavar la ropa, así que si te llevas 3-4 mudas es más que suficiente. En este viaje, voy a pasar por zonas de duro invierno y de calor sofocante, así que no me queda más remedio que llevar ropa de abrigo (guantes, gorro y camiseta polar) y como también tendré oportunidad de visitar algunas playas, bañador, aunque esta prenda no solo es útil para el mar, si no también para ducharte en algunos hostales con baños compartidos, camping o incluso en un río. En definitiva, no es recomendable llevar unos zapatos de más “por si acaso voy de fiesta”. Si los llevas, es porque sabes que te vas a ir de fiesta, pero insisto, hay que valorar muy mucho el tipo de viaje que quieres hacer porque cada kilo de más, tu espalda lo sufre.

Esta vez llevo una tienda de camping ligera, de un kilo, gracias a mi amigo Diego que me la vendió, otro aventurero que ya visitó hace años tierras suramericanas y que me ha dado muchas recomendaciones. No pretendo pasar muchas noches de tienda, pero en la Patagonia, sobre todo, habrá ocasión de acampar en muchas zonas cercanas a rutas de senderismo. El saco y esterilla también suman kilo y medio. No cuento con equipo de cocina porque, como he dicho, será algo puntual por lo que optaré por comer sandwiches fríos o, si el presupuesto me llega, buscaré algún bar con comida local.

En definitiva, el equipaje tiene que ser ligero, teniendo en cuenta dos cosas importantes: una, que voy a lavar la ropa y dos, que existen supermercados en mi lugar de destino para cualquier necesidad de última hora. A mí madre este último punto siempre se le olvida.

 

Documentación

Como viajo a Latinoamérica, la mayoría de los países tienen un formidable acuerdo con España en el que no necesitamos que pagar ningún visado, en cambio en Estados Unidos sí tendré que hacer un buen papeleo… pero eso está muy lejos. Ya lo contaré en su momento. En principio, con tener el pasaporte sin caducar será suficiente. No habrá más requisitos que los días de estancia estipulados en cada país, por lo que seguramente no podré exceder de los 60 o 90 días.

En la siguiente entrada hablaré sobre los seguros y las vacunas, aunque estaré más nervioso aún, tan solo me quedará una semana para el viaje…

 

 

Ver Post >
#01 Ruta Panamericana

Muy pronto empezaré mi aventura en tierras americanas. Un viaje mochilero en solitario sin fecha de vuelta que empieza el 18 de agosto en Chile. ¿Pero qué es la ruta panamericana? La ruta recorre la parte oeste del continente americano, es decir, el lado del pacífico desde el sur chileno, pasando por Perú, Ecuador, Colombia, Centroamerica entera, México, Estado Unidos, Canadá y Alaska. Ahí es nada.

Una aventura que relataré en la medida que las conexiones a internet me dejen desde mediados de Agosto. ¿Cómo se prepara un viaje sin billete de vuelta? ¿Cuánto dinero se necesita? ¿Y el trabajo? ¿Y la familia? ¿Estas loco? Poco a poco iré respondiendo a estas y más preguntas en los próximos artículos, pero no, no estoy loco, solo soy un mochilero de provincias.

 

Nepal 2014. En mi anterior viaje mochilero.

 

Ver Post >
Sobre el autor Gustavo Prieto
Me apasiona escribir y viajar. No sé si en ese orden, pero es un buen cóctel que me motiva hoy en día. Estuve en Madrid un tiempo queriendo ser guionista de cine y lo que realmente me enganchó fueron los viajes. Escribí mucho y también hice mis pinitos en el mundo cinematográfico, pero como las ideas surgen de lo que uno vive, me fui a Manchester. Fue una gran experiencia que me curtió para emprender el viaje de mi vida. Ocho meses de mochilero de Europa a Asia. Solo hay una cosa que me motive, un nuevo reto y la próxima aventura es Sudamérica y la ruta Panamericana.

Últimos Comentarios

29-07-2016 | 06:47 en:
#01 Ruta Panamericana