img
Etiqueta: latinoamérica
#36 México: Baja California
img
Gustavo Prieto | 30-05-2017 | 23:18 |0

La Paz, Baja California, México

La Paz, Baja California, México

Cuando empecé a buscar alojamiento en Baja California, supe que esta zona ya no era el mismo México que había conocido, ni siquiera el mismo viaje de bajo presupuesto al que estaba acostumbrado. En las localidades que visité, no había un gran abanico de hostales mochileros. Ni siquiera esa nueva opción alternativa de hospedaje, el airbnb, era económico. De hecho, las habitaciones en esta plataforma eran igual de caras o más que en un hostal tradicional. Mi decepción se acrecentó al comprobar que las rutas de autobuses las manejaban dos compañías y los precios eran, también, exageradamente caros. Creí que hasta llegar a Estados Unidos no vería incrementar mis gastos, pero me equivoqué. Baja California era un buen ejemplo de lo que el turismo yanki había conseguido. Por otra parte, venir por aquí sin tu propio transporte es un tanto desperdiciar las oportunidades de visitar muchos rincones recónditos interesantes o hacer algún tour para ver las ballenas o bucear junto a leones marinos. En mi caso, como no tenía coche ni presupuesto para tours, me limité

Ver Post
#35 México: La maldición de Moctezuma
img
Gustavo Prieto | 26-05-2017 | 00:52 |0

IMG_3247-1288x966

Salí del metro Coyoacan y busqué un sitio donde comer en la calle, como otras veces, y vi uno con tortillas azules. Me hizo gracia y quise probarlas. No las encontré diferentes a las otras; estaban tan ricas como siempre. Me fui a la Cineteca donde había quedado con Alan, mi amigo de Couchsurfing, y vimos una película francesa, una comedia para pasar el rato. Después nos dirigimos a la universidad de Alan, quería enseñarme la biblioteca. El edificio es conocido por su decoración exterior. A medio camino empezó a diluviar y tuvimos que refugiarnos en el edificio de medicina. Cayó una tromba de agua impresionante que inundó aceras y asfalto. Como no paraba y mi amigo tenía que irse a clase, decidimos salir con su minúsculo paraguas y pude ver la biblioteca solo por fuera, ya que por dentro no tenía nada de especial. Tras hacer unas fotos de recuerdo, me despedí de Alan y volví a casa. Llegué empapado, me cambié de ropa y cené. A la media hora empecé a sentir frío y del frío pasé a tener temblores. Me metí en la cama pensando que sería un mero resfriado, pero cuando fui al baño confirmé que estaba bajo los efectos de “la maldición de

Ver Post
#30 El Salvador merece la pena.
img
Gustavo Prieto | 24-04-2017 | 02:22 |0

Suchitoto, El Salvador

Le vi comer un par de pupusas pequeñas, un plato barato comparado con el mío, que costaba el doble. Aún así tan solo me gasté un dólar. Sus pelos canosos y despeinados apenas le cubrían la calva. Su mirada perdida, seria, y sus movimientos enérgicos al comer, captaron mi atención sobre el resto de comensales; y pensé que quizás tuviera algo interesante que contar. No sé, intuición. Al día siguiente volvimos a encontrarnos, pero las mesas de la terraza estaban llenas, excepto la mía, donde sobraba sitio. Miró a varios lados y finalmente me pidió permiso para sentarse. No tardamos en entablar conversación. ‘’El gobierno me dice que no llego a la pensión porque no coticé lo suficiente’’, se quejaba mientras degustábamos, de nuevo, unas pupusas. ‘’Mis hijos me ayudaban desde Estados Unidos, pero la cosa está mal también para ellos’’. No faltaron los improperios hacia la corrupción de los políticos y pronto la conversación desembocó en la violencia del país y las maras, las pandillas que han provocado que El Salvador sea uno de los países

Ver Post
#29 Honduras no es país para mochileros
img
Gustavo Prieto | 05-04-2017 | 17:52 |0

Comayagua, Honduras

“Honduras no es país para mochileros”, pensé cuando llegué a Comayagua. No encontramos albergues por internet y cuando llegamos, preguntamos en uno que pedía cincuenta dólares por noche. Eran las seis de la tarde, ya había oscurecido, y había poca gente por la calle. Por suerte, el siguiente hostal nos salió por seis dólares a cada uno, compartiendo habitación. El hospedaje parecía un motel de carretera sacado de una película yanki. Las habitaciones daban directamente a la calle donde estaba el parking. Después dimos con un restaurante mexicano para cenar, el único que había abierto a esas horas. Descubrimos que Honduras era un poco más caro que Nicaragua, pero seguía teniendo precios asequibles, sobre todo en la comida, es decir, tenía precios para mochileros.

Comayagua es conocida como una de las más destacadas ciudades coloniales de Honduras, pero todo se reduce a un par de edificios y una iglesia con fachada blanca e interiores clásicos. No hay grandes avenidas sino calles estrechas, casas bajas y poca población, por lo que era imposible pasar

Ver Post
#28 Nicaragua me reconcilió con el viaje
img
Gustavo Prieto | 24-03-2017 | 01:31 |0

Isla de Ometepe, Nicaragua

En las fronteras de Centroamérica se lo montan bien. No te piden dinero directamente ni te insinúan nada porque eres “gringo” y, por lo tanto, te sale dinero por las orejas. No. Tan sólo te exigen “oficialmente” el dinero. Les pagas e incluso te dan un ticket. Todo está dentro de lo establecido… hasta que miras el ticket. Entonces te das cuenta de que, si has pagado ocho, está escrito siete o, peor aún, te pasa como en Nicaragua, donde hay que pagar once y en el papel pone uno. No hay mordida, no hay tragedia, no hay escándalos… ¿para qué? Hagámoslo oficial y sin dramas. Te robo un poco que para eso eres un turista con euros. Como me dijo un taxista: “un aporte turístico…”

“A Rivas por cinco dólares”, me dijo otro en la frontera nicaragüense. “Prefiero el bus”, contesté. “No hay”, me mintió. Más adelante lo encontré. Era un ‘school bus’, los vehículos que usan los escolares en Estados Unidos y que luego venden de segunda mano a Centroamérica. Me senté junto a una mujer y le pregunté por el precio del bus. “Veinte”

Ver Post
#27 Costa Rica. Tendré que volver.
img
Gustavo Prieto | 09-03-2017 | 20:43 |0

Foto de pose en Puerto viejo, Costa Rica

Me encuentro en la tesitura de recordar (esta vez con café nicaragüense en mano) uno de los primeros países que dejo atrás sin haber visto mucho. De hecho, si hubiera decidido gastar los ahorros en ver los tres parques interesantes de Costa Rica, mi viaje habría terminado antes, así que no esperéis mucha ”Pura vida” en este cuaderno de bitácora, sino un ligero vistazo.

El cambio entre Sudamérica y Centroamérica es considerable. Apenas hay una selva entre Colombia y Panamá, pero parece que están mucho más lejos. Para empezar, en estos países hay que pagar por entrar en su territorio (¡o por salir! Llama la atención que, como despedida, te cobren). Es una especie de visado, pero sin serlo. Los precios de Panamá y Costa Rica son muy elevados y la cultura estadounidense inunda sus calles. ¿Dónde está el alma de éstos países? Parece que los dólares se la comieron. Es una pena que me pillaran a mitad de camino, sobre todo por Costa Rica. El país del logo “Pura vida” está repleto de naturaleza, pero como me dijo un amigo

Ver Post
#25 Colombia: Del eje cafetero a la costa caribeña
img
Gustavo Prieto | 23-02-2017 | 01:05 |0

Bosque de las palmeras, Salento, Colombia

“El patrón empezó por esta ruta”, me dijo mi compañero de butaca. “¿Pablo Escobar? ¿Solo hubo un patrón?”, pregunté con ingenuidad. “Patrones ha habido muchos, pero ‘el patrón’ es él”. Mientras llegaba a Medellín, recordé esta frase de un tipo con el crucé la frontera de Colombia. La ciudad de Pablo Escobar aún le recuerda y se pueden conseguir camisetas con su cara como las de ‘el Ché Guevara’. La ciudad es un valle similar a La paz. Montañas a cada lado y con un único eje central llano por donde transcurren las vías principales junto al metro, que es exterior, como una columna vertebral. Había quedado con Leo, mi amigo de Couchsurfing, en la biblioteca de su barrio. Un lugar auténtico y al que no se me hubiera ocurrido ir si no fuera por ésta invitación. “En la época del narco”, me explicaba Leo, “en mi barrio había toque de queda a las 8 de la tarde y no se podía salir”. Llegar a su casa fue duro, era cuesta arriba y mi mochila parecía que la estaban empujando al suelo porque me pesaba más de lo normal.

Ver Post
#24 Una tarde bebiendo café colombiano
img
Gustavo Prieto | 17-02-2017 | 23:22 |0

Bebiendo café en un local de Bogotá

“Un tinto, por favor”, pido al camarero. “A sus órdenes”, me contesta inclinando su cabeza. Mientras espero el tinto, que es como llaman al café en Colombia cuando se sirve sin leche, escribo este artículo. A pedir un tinto me he acostumbrado, pero a la respuesta del camarero no. Parece un saludo marcial o un criado. El local es estrecho y tiene el mobiliario de madera avejentada. Una camarera coloca las sillas de una mesa enfrente de mi y recoge un par de servilletas usadas. Se olvida de mirar la parte de abajo, en el suelo, donde hay un papel y un palillo. La verdad es que tiene más interés en hablar por teléfono que en limpiar, pero me equivoco: es capaz de fregar mientras habla con el aparato en la oreja. Sigo observando en vano el papel y el palillo por si se percata. Me ponen el tinto en la mesa con un azucarillo y al darle las gracias me vuelve a responder con calidez: “para servirle”. Encima de la mesa que tengo enfrente, en la que debajo permanece intacto aquel papel estrujado y su amigo el solitario palillo, hay un espejo con un

Ver Post
#23 Ecuador. Un constante cambio de planes.
img
Gustavo Prieto | 09-02-2017 | 17:28 |0

Baño con tortugas marinas en Ñuro, Perú.

Después de la selva peruana, nuestro destino quiso que cambiaran los planes, como siempre. Nuestra primera idea fue ir a Chachapollas (sí, ese es el nombre, yo también hice la gracia) y subir hacia Jaén para pasar la frontera a Ecuador; pero cuando llegamos a la terminal de Tarapotos, la primera ciudad que pisamos tras pasar cuatro días en barco, no había billetes a Chachapollas. Mientras pensábamos quedarnos una noche allí, me encontré con María, una mochilera valenciana con la que coincidí en Uyuni. “El paso por Jaén está fatal por las lluvias”, me dijo. “Hay derrumbamientos y no se puede pasar. Yo he cambiado de planes y me voy a Piura”. Ya habíamos sufrido derrumbamientos en las carreteras camino a Pucalpa y nos demoraron más de seis horas, así que confiamos en la información de María y decidimos ir a Piura… pero tampoco había billetes. Tarapotos es el centro neurálgico de la zona para salir hacia otros puntos de Perú y esos días estaban los buses llenos. ¿Qué otras opciones teníamos? Chiclayo.

¿Y qué hay en

Ver Post
#22 Norte de Perú. De la selva a la playa
img
Gustavo Prieto | 02-02-2017 | 19:48 |0

***Actualizado con fotos de mi compi de viajes Aurora, alias Eterna viajera***

Atardecer en Lima, mientras en España celebraban el nuevo año (Foto: Aurora)

“Las pasadas Navidades hubo dos asaltos”, nos decía nuestro conductor mientras serpenteabamos un camino lleno de baches y con un acantilado al lado. “¿Y la policía no hace nada?”, pregunté ingenuo de mí. “Te corta la carretera a las ocho, por eso quiero llegar antes…”. Bien, pensé yo, así que nos lleva como un kamikaze japonés para evitar la seguridad policial y cruzar una zona de asaltantes. Me quedo mucho más tranquilo, me dije. “Los asaltantes tienen armas de alto calibre y la policía se acongoja”. No hubo asaltantes, pero sí lluvia y niebla y la velocidad del conductor suicida no reducía. “Mataron a dos conductores por negarse a parar”, insistió con el tema, que para más angustia tenía cumbia en la radio, así que zanje la conversación. “¿No tendrás un poco de rock and roll?”. El tipo asintió, cambió el pendrive de la radio y el viaje mejoró.

“Vamos al mercadillo”, le dije a Agar.

Ver Post
Sobre el autor Gustavo Prieto
Me apasiona escribir y viajar. No sé si en ese orden, pero es un buen cóctel que me motiva hoy en día. Estuve en Madrid un tiempo queriendo ser guionista de cine y lo que realmente me enganchó fueron los viajes. Escribí mucho y también hice mis pinitos en el mundo cinematográfico, pero como las ideas surgen de lo que uno vive, me fui a Manchester. Fue una gran experiencia que me curtió para emprender el viaje de mi vida. Ocho meses de mochilero de Europa a Asia. Solo hay una cosa que me motive, un nuevo reto y la próxima aventura es Sudamérica y la ruta Panamericana.

Últimos Comentarios

29-07-2016 | 06:47 en:
#01 Ruta Panamericana