AUDACIA Y DETERMINACIÓN EN TIEMPOS DIFÍCILES

No corren vientos favorables para el sector vitivinícola, que está sufriendo, duramente (más que otras actividades profesionales), la situación económica que padece nuestro país.

En los tiempos adversos, que ahora soporta el mundo del vino, los líderes más cualificados y sus competentes equipos, hallan el momento propicio para demostrar su capacidad de supervivencia y hacerse más fuertes. Por consiguiente, una bodega que posea un grupo dirigente capacitado para adoptar una serie de medidas, muy claras y perfectamente estudiadas, se hallará en inmejorables condiciones para eludir la profunda crisis que nos afecta.

A fin de capear con éxito las múltiples contrariedades de la actual coyuntura, sugiero algunas ideas, que considero importantes:

- Reconocer la situación de adversidad.

- Marcar objetivos claros: indicando, sin ambigüedad, hacia dónde hay que “empujar” para no desperdiciar talento ni recursos.

- No desfallecer ni “tirar la toalla”.

- Dar confianza a los equipos de trabajo y estimular el logro.

- No exhibir autocomplacencia.

En virtud de lo anterior, los objetivos en el sector vitivinícola, a medio y largo plazo, serán los siguientes:

- Elaborar vinos de alta calidad y con gran personalidad.

- Impulsar la exportación.

- Potenciar la imagen de marca del vino.

- Luchar por la fortaleza de la empresa y ganarse el respeto en los mercados.

- No alterar, a la baja, los precios de los vinos que se elaboran, a fin de no dañar la imagen y el prestigio.

Sirva el próximo ejemplo para ilustrar el artículo:

En 1914, el navegante británico Ernest Shackleton quiso ser el primero en hacer la travesía continental de la Antártida. El citado explorador, Capitán de la Marina Mercante, halló serias dificultades y, a los 45 días de zarpar su barco, quedó atrapado por el hielo con una tripulación de 28 hombres. Abandonados a su suerte y con pocas provisiones, pudieron volver, sanos y salvos, 634 días después. Con determinación y liderazgo, Ernest Shackleton logró que sobrevivieran, aplicando magistralmente conceptos y principios como los anteriormente mencionados y, en una situación extremadamente peligrosa, salvó a toda la tripulación.

Sólo unos meses antes, una expedición canadiense, dirigida por Vilhjalmur Stefansson, zarpó en el Karluk para explorar el Ártico. También quedaron bloqueados. El dudoso liderazgo de Stefansson, en una situación límite parecida, tuvo como resultado la muerte de 11 hombres de la expedición. Ello refleja, igualmente, la importancia de la audacia y la determinación en el ejercicio del liderazgo.

En otro orden de cosas, sabemos que no hay dos bodegas ni dos proyectos iguales, pero, indudablemente, algunas directrices expuestas con anterioridad, no pueden fallar. Mis grandes amigos, Emilio Moraleda y Herminio González, autorizados especialistas en esta materia, así lo certifican.

Por último, brindo por el espíritu de superación que siempre han demostrado los profesionales del vino.

¡Salud!

-

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.