SENSACIONES COSECHA 2011

Por José Manuel Pérez, enólogo de Bodegas Hnos. Pérez Pascuas.

 Todos los bodegueros y enólogos poseen un “olfato” muy desarrollado cuando se va acercando la vendimia. Son las “sensaciones” o “vibraciones” que la experiencia de los años nos aporta. Hay enorme sensibilidad entre los profesionales del sector vitivinícola que nos hace vislumbrar lo que puede ser una gran cosecha antes de “enfrentarnos” a ella.

 Durante el mes de Septiembre esta percepción nos va poniendo en “escena”. Puede compararse con el calentamiento de un atleta antes de la carrera de los1.500 metros.

Con estas “sensaciones” el enólogo va tomando las primeras decisiones para preparar una vendimia, que cada año es distinta. La intuición es muy importante en el mundo del vino y nos ayuda a preparar la cosecha con la debida antelación. Por otra parte, ante las posibles adversidades que se puedan dar durante la recogida de la uva y las vinificaciones en bodegas, debemos de tener en la “recámara” varias soluciones posibles a los problemas venideros e imprevistos. Los profesionales tenemos que estar preparados y con los deberes hechos antes de la gran prueba. Si esto no se ha llevado a cabo, la improvisación con decisiones precipitadas nos puede llevar al abismo ó, en el mejor de los casos, a correr riesgos innecesarios.

La cosecha 2011 venía generosa en cuanto a la producción se refiere. El viticultor sabio y profesional tuvo claro que debería llevar a cabo un aclareo de racimos muy severo para lograr la excelencia. En los viñedos de Bodegas Hnos. Pérez Pascuas lo tuvimos claro desde principios del mes de agosto. Esa supresión del 35% de los racimos existentes ha sido determinante para que la uva fuera  de gran calidad.

 Por otra parte hay que llevar a cabo un serio seguimiento de maduración durante el mes de Septiembre para tomar una de las decisiones más difíciles: La fecha de vendimia. Se entiende fácilmente cuando se explica que con la misma uva se consiguen resultados  muy distintos si se vendimia una semana antes o una semana después.

 … Y después en la bodega. La exigencia del enólogo para extraer el máximo potencial de la uva es fundamental. La responsabilidad es máxima y se deben utilizar las mejores técnicas de elaboración aplicando los conocimientos y la experiencia que lleva dentro. No es tarea fácil llevar a cabo una elaboración genuina.

 Ahora ya estamos en la “carrera” de los1.500 metrosy hay que demostrar capacidades. La meta está cerca.

 Brindo con la familia Pérez Pascuas y con todos los amigos por los éxitos de la cosecha 2011. Una gran añada tenemos en la mano. El vino acaba de nacer.

 

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.