img
Fecha: noviembre 14, 2017
Cuéllar descubierta
Jaime Rojas 14-11-2017 | 1:32 | 0

 

canaleja-turista

Hoy es el día que la mayoría de los cuellaranos y vecinos de los pueblos de la comarca no querían que llegara. Pero ya esta aquí. Es la fecha de clausura de Las Edades del Hombre, esa exposición que por donde va triunfa y voltea la zona donde muestra el arte sacro del que presumimos sin rubor, por cantidad y calidad. A nadie se le escapa que esas obras son tan nuestras como la tierra que pisamos, que pertenecen a nuestro corazón. Y que la exposición la sentimos propia.
Cuéllar ingresa ya en esa nómina de ciudades, villas y pueblos ligadas para siempre a un ciclo de éxito. Cuéllar se incorpora a los lugares por los que ha pasado el ciclón Edades, con sus vientos huracanados de riqueza. La villa, cargada de historia, añade un hito más a su pasado de gloria y de importancia en la vieja Castilla. Tierra de descubridores –entre ellos mis antepasados Rojas– ahora ha sido descubierta por miles de personas que han podido comprobar que posee un extenso patrimonio que va más allá de sus afamados encierros taurinos, los más antiguos de España.
Lo contaba un amigo de la villa, al que unos turistas con quienes entabló conversación le definieron Cuéllar como «la gran desconocida», al tiempo que se sorprendían de lo cuidado que estaba el casco urbano. El acondicinamiento de las infraestructuras es quizá la racha más fuerte del ciclón Edades, por encima de la atracción de visitantes durante el periodo expositivo. Es fijar turismo, algo que reclamaba el alcalde del municipio cuando se iniciaba la tormenta perfecta que es la muestra. Lo pedía y ahora tiene la esperanza de que se cumpla su deseo y Cuéllar sea un destino marcado en rojo en los mapas de los cada vez más numerosos adeptos del turismo de interior.
Por ponerle un pero, las cifras han sido más modestas que en municipios similares, como Toro, precedente último de hace un año. En todo esto quizá algo ha influido una denuncia por supuesta financiación irregular y la información de que los datos de visitas estaban hinchados. Pero ni aún así. El público es fiel, una feligresía leal y que no parece cansarse de un producto turístico ya muchas veces repetido.
Y el cuellarano está contento en general, aunque hubiera firmado una prórroga hasta el puente de diciembre, como ha ocurrido en otras oportunidades. Dentro de la satisfacción mayoritaria por lo que ha generado y lo que supondrá en un futuro muy próximo, quienes se han peinado a favor del fuerte y enriquecedor viento de Las Edades han sido los hosteleros y, en menor escala, los comerciantes. Los restaurantes han triunfado y los comercios, gracias a la estructura de la exposición en tres sedes , han ido con el aire a favor porque el visitante se veía obligado a desplazarse a pie y pasar delante de los establecimientos.
Pero todo llega a su fin. Y Cuéllar ahora necesita convencer al viajero que es un destino atractivo. Belleza e historia le sobra y ahora se han sumado infraestructuras y una cuidada gastronomía. Y el turista está ahí y hay que atraparlo. Ojalá Cuéllar sepa aprovechar ese descubrimiento de muchos de una tierra que fue a descubrir hace cinco siglos y ahora se ha convertido en la descubridora descubierta.

Ver Post >
Sobre el autor Jaime Rojas
Jaime Rojas, delegado de El Norte de Castilla en Segovia, nos contará, todos los domingos, la crónica social de Segovia, capital y provincia.

Últimos Comentarios

ptorre10_2097 04-05-2017 | 08:40 en:
Una terrible injusticia
olaole2012_9913 17-04-2017 | 14:23 en:
La fiesta estudiantil
jaimerojas 14-12-2015 | 13:22 en:
Cari 24-11-2015 | 10:32 en:
El pañuelo de las mamás