img
Peligro: nuevo orden mundial
img
César Pérez Gellida | 15-05-2014 | 11:08

Articulo de César Pérez Gellida publicado en El Norte de Castilla el 11 de mayo de 2014

 

Las investigaciones sobre este material les valió el Premio Nobel de Física a Andréy Gueim y a Konstantín Novosiólov en el año 2010. Quizá haya oído hablar de ello. Se trata de una sustancia formada por carbono puro que en su día bautizaron con el nombre de grafeno. Lo que quizá no sepa es que el descubrimiento de sus casi infinitas propiedades hace que sea considerado un hallazgo científico a la altura de la rueda o del fuego en cuanto al salto tecnológico que proporcionará a nuestra especie.

Le sirvo un roble. Acomódese.

Es cien veces más duro que el acero, ligero, flexible, elástico y transparente. Las primeras aplicaciones llegarán al mundo de la electrónica y la informática gracias a la mejora sustancial de los procesadores. La nueva generación de teléfonos móviles llegará pronto de la mano del grafeno. También veremos importantes avances en la aeronáutica y en la medicina, o en industrias como la del automóvil, la alimentaria, o la armamentística, entre otras. Sin embargo, la gran revolución afectará al entorno energético y de los combustibles y, antes de lo que muchos gobiernos desearían, provocará profundas modificaciones en la balanza geopolítica del planeta.

Me lo ha asegurado un cliente que está muy puesto en el tema, créame.

Mantiene que los hidrocarburos tienen los años contados y que será la energía solar fotovoltaica la que dominará nuestro futuro inmediato. El grafeno hará que se multiplique la capacidad de recolección de las células solares hasta extremos todavía no cuantificados. Y mejor aún, la facilidad para producirlo en serie hará que los distintos países alcancen la posibilidad real de ser energéticamente autosuficientes.

Ahora bien, ante esta proyección tan poco halagüeña para sus intereses, no parece que los países árabes que encabezan la producción mundial de petróleo se vayan a quedar de brazos cruzados, pero resulta que tampoco beneficia en absoluto a otras potencias como EEUU, China o Rusia.

Solo queda por saber si en la lucha por dominar el nuevo orden mundial nos mataremos más y mejor que ahora.

 

Web: www.perezgellida.es

Twitter: @cpgellida

Facebook: https://www.facebook.com/cesar.perezgellida

Sobre el autor César Pérez Gellida
Observaciones muy de cantina bajo los efectos de los taninos.

Otros Blogs de Autor