Archivado en octubre, 2014

Los Dardenne en Villatordos

Sacrificamos perros sospechosos de contagiarnos lealtad; damos de comer sopa con gusanos a los niños en los comedores escolares (públicos); llamamos cerdos (lo más tierno) a los usuarios de las tarjetas black y soportamos y mantenemos a pollinos de solemnidad en todo ese conglomerado de gobiernos. Y luego se preguntan por qué Villatordos del Regato

Mujeres que odian a las mujeres (I)

Demasiado fácil lo ha puesto Mónica Oriol para que le lluevan chuzos de punta. Pero es lo que tiene la libertad de expresión que, además, nos permite calificar a las personas por sus bocas, por lo que de ellas sale que, en ocasiones, no son más que vómitos o rastros de un cólico miserere. Así

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.