Archivado en junio, 2015

Ni reina de las fiestas

Estimado Felipe, no creo que sea merecedora de ostentar el título de duquesa, ni de Palma ni de Matapozuelos, más ahora cuando el antiguo régimen está tocado y asistimos, casi incrédulos pero felices, a su inevitable y más que esperada caída. No podría yo, en estas circunstancias, volver al tocino rancio. Quienes me conocen saben

De Trajano al Triunfo

La raza degenera. Era la conclusión a la que llegaba Pepe Isbert en El Verdugo cuando recordaba con nostalgia a aquel educado reo que, una vez sentado, esperando el garrote, le regaló un reloj al que iba a ser su ejecutor y le dijo: “Perdone que le moleste a estas horas”. No le contó más

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.