img
Fecha: mayo, 2015
Cooperar contra el acoso escolar
Alfredo Barbero 27-05-2015 | 9:01 | 2

La prevalencia estadística del acoso escolar se ha multiplicado de forma espectacular durante los últimos años, al mismo tiempo que la gravedad de estas conductas violentas se ha incrementado mucho por la difusión que tienen a través de Internet y las redes sociales. Prevenir el acoso escolar de los menores en un entorno de libertad no resulta fácil, por lo que requiere de un sistema de cooperación a distintos niveles.

Los padres deben transmitir a sus hijos valores positivos, y uno de los principales sin duda es el del RESPETO a otras personas. Respeto en todos los sentidos y con mayúscula. También, en un plano más práctico, deben supervisar el uso que sus hijos hacen de las nuevas tecnologías, ya sean teléfonos inteligentes (que a veces son utilizados por jóvenes y menos jóvenes  de un modo francamente poco inteligente), tabletas, consolas  de videojuegos  y ordenadores. Hoy día se está produciendo un desfase de consecuencias educativas muy desfavorables entre el gran conocimiento que tienen los menores de todas estas tecnologías, muy rápido e intuitivo, y la dificultad  de un gran número de padres para aprender a manejar estas herramientas, cuando no un abierto rechazo o tecnofobia. Este es un problema que no se producirá en la generación siguiente, pero que exige a la actual un esfuerzo educativo mayor para no dejar salvaje y sin ningún control toda la inmensa capacidad  de influencia que tienen sobre los niños. Por el bien de sus hijos, los padres deberían aprender a manejarse en YouTube y Facebook, por ejemplo, para luego poder tener un control mínimo que añadir a los controles tradicionales que hicieron las generaciones de padres anteriores: salidas, amistades, consumo de sustancias, etc.

En los centros educativos el desarrollo de los protocolos y programas de prevención que ya existen debería llevar al profesorado a tener una actitud más activa en la vigilancia de las conductas de acoso,  comunicando de forma rápida a los Equipos de Orientación Psicopedagógica y a la Inspección los casos en que se detecten indicios de posibles agresiones en este sentido. Las Direcciones de los colegios, por su parte, en vez de contemporizar tanto con los padres que protestan cuando se denuncian conductas poco ejemplares de sus hijos, deberían ser más firmes en su posicionamiento del lado de las potenciales víctimas de una agresión. Son cosas de niños, sí, pero también los niños pueden ser violentos y cometer delitos (en nuestra actual legislación, a partir de los 14 años ).

La Policía está realizando unas campañas encomiables de concienciación en los centros educativos, proporcionando información muy útil a profesores y alumnos. A los jueces, como siempre, les pedimos que actúen con la mayor celeridad posible.

Los servicios especializados de Salud Mental infanto-juvenil deben coordinarse con eficiencia con los Orientadores y centros educativos dando apoyo psicológico y soporte psico-social a los casos detectados o en situación de riesgo.

En fin, son muchas las cosas que entre todos se pueden hacer.

16 años es una edad dolorosamente pequeña para perder la vida.

La joven del Instituto Ciudad de Jaén de Usera, en Madrid, debería estar entre nosotros.

 

 

Ver Post >
¡Pactemos!
Alfredo Barbero 25-05-2015 | 10:17 | 2

 

Los sentimientos entre los Partidos políticos de la izqierda española después de la jornada electoral, quizá histórica, que vivimos ayer están divididos. Máxima alegría en Podemos, prudente satisfacción en el PSOE (con una pérdida en votos menor de la pronosticada, aunque podrá recuperar algunos centros de gobierno) y abierta tristeza en Izquierda Unida y UPyD. En la derecha, en el PP, a pesar de que la estrategia electoral que ya ha comenzado para las próximas Elecciones Generales no les permita reconocerlo, deben asimilar una muy bien fundamentada decepción.

Para los ciudadanos el estrés político no ha hecho más que empezar. Durará todo el año, por lo que conviene que nos lo tomemos con calma. Después de los 15 días del lamentable show (circo, sainete, espectáculo, farsa, etc.) en que se han convertido las últimas  Campañas Electorales, en este momento podemos tener una pequeña tregua para nuestros nervios, pero el año electoral es largo, larguísimo.

Los políticos de nuestro país, obligados por las urnas,  tienen que hacer frente a un gran reto prácticamente desconocido desde la Transición: PACTAR. Lo mejor que ocurrió en las Elecciones de ayer, a mi modo de ver, fue la ruptura del sempiterno BIPARTIDISMO y de las mayorías absolutas que han estancado claramente en los últimos años el desarrollo de nuestra DEMOCRACIA. Si lo que pasó este 24 de mayo de 2015 supone el principio del fin de la vieja PARTITOCRACIA, lo iremos viendo. La clase política emergente (no sé si procede ya hablar de “casta”) tiene un difícil trabajo, tiene que estar a la altura y demostrar a los ciudadanos que, de nuevo, sabe PACTAR.

 

 

Ver Post >
¡Qué nervios!
Alfredo Barbero 18-05-2015 | 6:44 | 2

Falta menos de una semana para las Elecciones y todavía sigo indeciso sobre qué frase, qué color de rotulador y la papeleta de qué Partido político elegir en la que escriba un mensaje que no llegará a ningún destino práctico más que el de que mi voluntad como ciudadano de hacer una profunda Reforma Democrática en nuestro actual sistema político se convierta en VOTO NULO.

Por ejemplo:

 

                listas abiertas

 

                       ley de referéndum

 

                 8 años máximo en cargos públicos

 

                                              primarias obligatorias

 

       poder judicial sin cuotas políticas

 

                              cese de imputados judiciales

                           fin del aforamiento generalizado

 

                 donaciones a Partidos públicas

                  desde el primer euro

 

                                   fin de la partitocracia

 

  no más democracia subdesarrollada

 

En fin, algunos ciudadanos me parece que en estas Elecciones, como en otras cuantas, no vamos a ganar.

Quizá en las próximas…

 

 

Ver Post >
Profesores Monedero e Iglesias
Alfredo Barbero 01-05-2015 | 11:26 | 1

Los dos eran antisistema, pero mientras Bakunin pretendía eliminar el Estado, Marx quería conquistarlo.

Esta fue la razón, en esencia, por la que en el V Congreso de La Haya celebrado del 2 al 7 de septiembre de 1872, hace ya 142 años, Mijaíl Bakunin y los partidarios del anarquismo colectivista fueron expulsados de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) o Primera Internacional de los Trabajadores (OIT), fundada en Londres en 1864.

Un siglo después, el joven socialdemócrata Felipe González (Isidoro), líder natural del “grupo de los sevillanos”, exigió en el Congreso de Suresnes (el número trece de los celebrados por el PSOE durante el exilio entre los días 11 al 13 de octubre de 1974 en el teatro Jean Vilar de esa localidad francesa colindante con París, hace ya 40 años) la renuncia expresa a los principios ideológicos marxistas como ideario y código de identidad únicos del Partido Socialista Obrero Español.

Cuando Marx “se quitó de encima” a Bakunin, por expresarlo de un modo gráfico, y Felipe González a Marx, el camino para alcanzar el Poder quedó allanado para ambos. La ideología política, social, económica e histórica de Karl Marx logró triunfar a lo largo del siglo XX en buena parte del planeta, y todavía hoy conserva importantes focos de implantación en Asia y América del Sur. Felipe González, por su parte, ha sido el Presidente de Gobierno más longevo de España en la reciente etapa democrática, durante casi 14 años.

Como fenómeno político, el que viene protagonizando Pablo Iglesias y su partido Podemos es sin duda, a mi entender, el más interesante. El sistema ideológico del profesor Iglesias está claramente en construcción, in progress, ya que, bebiendo de las tres fuentes conceptuales mayores del Campo de la izquierda: anarquismo, comunismo y socialdemocracia, y en itinerancia hacia el Poder desde un genuino movimiento popular de base como lo fue el 15-M, parece que intenta sintetizar un cóctel ideológico nuevo. Un cóctel en el que día a día aparecen ante nuestros ojos sus muy diversos ingredientes porque no se está elaborando y comunicando a la sociedad mediante la publicación de libros (¡ah, la vieja y lenta era Gutenberg!) sino con el concurso de la TV, Internet y las redes sociales.

La ola de justificada indignación de los ciudadanos por la sobredosis de corrupción que padecemos, el paro, la crisis económica y las duras medidas anticrisis del actual Gobierno conservador, a la que el profesor Iglesias ha sabido subirse y navegar como buen surfista, quizá sea el factor que más ha favorecido su crecimiento político. Su estrecha colaboración con países de América del Sur de acentuadas ideologías de izquierda y líderes poco ilustrados es probable, en cambio, que le haya perjudicado. Pero lo que no sabemos en este momento es el efecto electoral que va a producir en sus votantes el hecho de que el ideólogo principal de Podemos, el profesor Monedero, abandonase ayer su puesto diciendo a una emisora de radio que se sentía traicionado. Traición que hizo extensible, y esto es lo importante, a las ideas originarias más nobles del grupo de politólogos de izquierda de la Universidad Complutense de Madrid y del movimiento 15-M.

¿Cerrará la Historia otra vez un círculo análogo a los de 1872 y 1974? ¿O esta vez transitará por un auténtico nuevo camino otorgando las mieles del éxito a quien no ha querido conquistar el Poder, a quien no ha querido convertirse en eurodiputado, ni en sistema, ni en casta, el pimpante profesor Monedero? ¿Existirá la justicia político-poética…?

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Alfredo Barbero
Psiquiatra del Centro de Salud Mental "Antonio Machado" de Segovia