img
Malos juicios
img
Roberto Carbajal | 15-06-2017 | 09:12

Hay que ver cómo es este país. Amancio Ortega, el dueño de Inditex, ha donado a través de su fundación 320 millones de sus euros para que las comunidades autónomas adquieran equipos de última generación para tratar el cáncer en la sanidad pública. La noticia parece buena desde el principio, pero vivimos en España; por tanto, el asunto ha pasado a ser malo. Las asociaciones de defensa de la sanidad pública se han manifestado en contra de la donación, con el argumento de que nuestros hospitales han de financiarse al cien por ciento con caudales públicos. En este aspecto estoy de acuerdo: sanar a nuestra gente ha de ser sufragado con nuestros impuestos. Pero lo suscribo hasta aquí. España está arruinada, por mucho que se diga lo contrario, y nuestras arcas públicas no huelen a papel moneda y la deuda pública nos ahoga, y no se resuelve emitiendo títulos a lo loco. Si la filantropía de Ortega contribuye a que se salven vidas, no sé dónde reside el problema. Somos un país cainita, esto está claro.

Concepción Espejel ha sido nombrada jefa de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional. La magistrada fue recusada en el juicio de la Gürtel por ser íntima de dirigentes del PP. Dolores de Cospedal, en su etapa como presidenta castellano-manchega, la condecoró. En su vergonzante discurso, la hoy ministra dijo “Gracias, Concha, porque siempre serás para nosotros Concha”. El Gobierno popular no tiene remilgos en politizar la justicia, ahogados como están por los casos de corrupción que salpican cada vez más a nuestras comunidades autónomas. Rajoy ni opina ni falta que hace, porque esas cosas, como las llama él, no tienen la importancia que le damos los demás. Así es este hombre. Mientras tanto, la sociedad padece el colapso de los juzgados por falta de medios y personal. No sería mala idea pedirle a Ortega que se desprenda de parte de su fortuna para tapar unos cuantos agujeros en este derecho tan fundamental. Claro que, dado lo visto y oído, no es ético que un plutócrata aligere su cartera. Mejor costeamos la fiesta los demás. Vamos, digo yo, ¿no?

 

Publicado en El Norte de Castilla el 14 de junio de 2017

Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 27-04-2017 | 14:12 en:
Corrupción concatenada
Cari 13-04-2017 | 09:16 en:
Prohibido menstruar
malva2 13-04-2017 | 09:04 en:
Prohibido menstruar
malva2 06-04-2017 | 09:07 en:
La cara bien dura
Cari 31-03-2017 | 10:25 en:
La tesis de los bares llenos