img
Fecha: noviembre, 2017
Miedo en el cuerpo
Roberto Carbajal 30-11-2017 | 11:41 | 0

España se ahoga, y no precisamente por el exceso de agua. La ministra Tejerina ha asegurado que tenemos garantizado el suministro del líquido vital hasta finales de diciembre. Pero hasta ahí. El Gobierno (todavía) carece de competencias para provocar que llueva; tampoco Dios, por muchas rogativas que pretendan pasear por nuestros pueblos. De lo que no cabe la menor duda es de que, si nuestros ríos y embalses no comienzan a llenarse, los españoles las vamos a pasar canutas. Pronto nos plantaremos en 2018 y los grifos pueden convertirse en meros adornos. No existe ninguna alternativa al agua. Necesitamos que las nubes hagan su trabajo y que no paren de hacerlo durante medio año. Pero las perspectivas de que esto suceda son poco halagüeñas. El agua en boca, la higiene, el campo, la hostelería, el suministro que satisfaga a los hoteles que albergan a millones de turistas… Para temblar.

El sistema de pensiones nacional está quebrado. Montoro ha tenido de nuevo que echar mano de la cartera para hacer un trasvase de millones de euros para poder pagar la extra de diciembre. La hucha está vacía y nadie ha tomado el toro por los cuernos para crear una fórmula que garantice que la Seguridad Social goce de estabilidad y asegure que los pensionistas no tiemblen. Naturalmente, España ha tenido que endeudarse aún más para hacer frente a este desafío, pero esta situación no debería de reeditarse cada año.

El desafío secesionista catalán está provocando que la economía del condado se esté resintiendo en todos los ámbitos. Las putas que operan en Cataluña aseguran que sus ingresos han disminuido un 35%. Vaya, no sabía que estuvieran tan organizadas como para hacer estadísticas, aunque los proxenetas se han modernizado y manejan un sector casi tan pujante como el editorial. Tendrán que trasladar su domicilio fiscal. Hasta la venta de condones se ve afectada porque los independentistas han comercializado unos que están envueltos en la ‘estelada’ y no se venden en farmacias. Como verán, es para preocuparse. No salimos de un congojo y nos instalamos en otro.

Publicado en El Norte de Castilla el 29 de noviembre de 2017

Ver Post >
El himno de Sergio
Roberto Carbajal 23-11-2017 | 10:18 | 0

A Sergio Ramos le preocupa más que el himno nacional español no tenga letra que la situación en Cataluña. El jugador del Real Madrid lo proclamó hace días en una entrevista. Nadie duda del patriotismo del central sevillano en cuanto a su actitud durante la interpretación del himno, cabeza mirando al cielo y envuelto en la bandera durante la celebración de un triunfo. Sergio no es un intelectual al uso, habida cuenta de que si le preocupa más que nuestra partitura carezca de letra que la situación en Cataluña no arrastrará una legión de seguidores que piensen como él. El himno español está bien como está, no precisa de versos de ningún tipo que glosen las hazañas y los valores que representan a España. Cada vez que la selección nacional juega en casa, la gente se desgañita acompañando las notas de la pieza con su lailo lailo, lo lailo lailo lailo, lailo lai lo la, lo lailo lala la. Habrán observado que el texto es fantástico y fácil de memorizar. Bien, pues cuando se interpreta la versión corta antes de un partido el público que lo corea no da pie con bola y siempre se decantan por la versión larga. Y no será porque se haya interpretado en pocas ocasiones para que la gente a estas alturas no sepa que debe tararear la partitura corta en vez de la larga, pero no hay manera. El himno español es una melodía espléndidamente orquestada y añadirle texto sería estúpido, porque reduciría la expresión de su fuerza musical. ¿Qué tipo de letra debería proporcionarle? Todos los intentos han resultado fallidos, por horteras y anacrónicos. Además, a ver cómo se contenta a todo el mundo, dadas las sensibilidades políticas que acogotan a nuestro país. Cantar qué altas son nuestras colinas o qué extensos son nuestros campos, o incluso nuestros logros imperiales, no aporta nada. Reconozcamos que no tenemos la tradición de cantar ningún himno, así que dejémoslo como está. Cuando hace algunos años el gobierno de turno alentó a los españoles a que presentasen unas estrofas para incorporarlas a la música el resultado fue desastroso. España es diferente, ¿eh?

Publicado en El Norte de Castilla el 22 de noviembre de 2017

Ver Post >
Tráfico
Roberto Carbajal 16-11-2017 | 11:31 | 0

Ha nacido una nueva generación de idiotas muy peligrosos que abarca a sujetos de todas las edades. Se trata de gente que, mientras conduce, lee y escribe mensajes con su teléfono celular. Es muy raro que cada día no me encuentre con alguno de ellos. Hablar por teléfono a bordo de un automóvil es una temeridad, sobre todo si se hace transitando en ciudad, en la que un segundo puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Pero la cuadratura del círculo es contestar mensajes con una mano en el volante y la otra en el teléfono. Me resulta inconcebible que alguien crea que puede hacer las dos cosas al mismo tiempo, cuando de por sí dirigir un coche está sometido a peligros constantes. Si te despistas, puedes acabar con la vida de un viandante o herir seriamente al conductor de otro vehículo. Si se produce un accidente, es recomendable advertir a la policía de que haga una triangulación de antenas para comprobar que en la hora del incidente el teléfono del conductor estaba siendo utilizado. Esta acción debería practicarse por defecto, sobre todo en los casos en los que una persona salga gravemente perjudicada. Todos deberíamos denunciar esta imprudencia ante las autoridades para prevenir, que es mejor que curar.

La otra tarde un informativo de Telecinco hablaba de los coches que conducen solos. Las imágenes estaban ilustradas con dos personas sonrientes acomodadas en los asientos traseros. El grueso de la noticia giraba en torno a si era seguro o no este tipo de artilugio. La tecnología debe estar al servicio del hombre y no al revés. Lo más sorprendente de la información era que habían contratado los servicios de especialistas en ética para dirimir si el ‘autocoche’ debería velar por la seguridad de un niño cruzando la calle o preservar la vida de los ocupantes del vehículo. Es como si se pretendiera que la técnica relegue al ser humano a un segundo plano intolerable, cosificándolo. ¿Nos hemos vuelto locos o qué? Este tipo de relatos te deja un frío en el cuerpo estremecedor, la verdad.

Publicado en El Norte de Castilla el 15 de noviembre de 2017

Ver Post >
Se les fue de las manos
Roberto Carbajal 09-11-2017 | 10:39 | 0

El Gobierno de Mariano Rajoy está preocupado con el encarcelamiento de Junqueras y sus exconsejeros. Parece que el fiscal general del Estado ha aplicado un exceso de celo pidiendo prisión preventiva contra los sublevados catalanes y esto puede volverse contra la ‘pacificación’ del Principado. De igual forma, también es más que probable el ingreso en la cárcel de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Para terminar de complicarlo todo, la ópera bufa protagonizada por Carles Puigdemont puede desatar un conflicto diplomático entre nuestro país y Bélgica. La aplicación del artículo 155 y la convocatoria de elecciones antes de las navidades, que a priori fueron aplaudidos con entusiasmo, ahora han devenido en preocupación. Rajoy cree que puede resultar contraproducente tanta cárcel y para tantos reos. Teme el Gobierno que las calles acojan disturbios incontrolables para reclamar la libertad del antiguo Govern. La juez Lamela no ha hecho otra cosa que ejecutar las órdenes y ahora nadie debe culparla por hacer su trabajo. No piensa lo mismo la asociación Jueces para la Democracia, de corte progresista. Han colgado en su página web un comunicado en el que cuestionan que Junqueras y compañía fuesen culpables de rebelión y, por consiguiente, deberían estar libres, porque no concurren las circunstancias para semejante prevención. También entran en colisión las doctrinas de dos tribunales, es decir, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, que tienen sentimientos encontrados. Así que la disconformidad del Gobierno con el fiscal Maza ha quedado de manifiesto, y eso que Maza fue nombrado por el ejecutivo de Rajoy. En una entrevista en la Cadena SER, el entusiasmo desbordante de Maza quedó bien claro. Aseguró literalmente que “bastante paciencia ha tenido el sistema con Cataluña”. Por su parte, Puigdemont hará campaña desde Bélgica para el 21-D, lo que le otorgará mayor protagonismo internacional. Lo dicho: todo el conglomerado se les ha ido de las manos y ahora no sabemos en manos de quién está.

Publicado en El Norte de Castilla el 8 de noviembre de 2017

Ver Post >
Retos
Roberto Carbajal 03-11-2017 | 10:42 | 0

En España nueve cabezas embisten y solo una piensa. Sería ingente localizar a quién coronar, pero tiene que encontrarse en alguna parte. Mariano Rajoy cree que con la aplicación de las leyes en Cataluña puede hacerse con las riendas de los catalanes, lo que constituye un craso error de cálculo. En el Partido Popular están encantados de conocerse tras la irrupción del dichoso 155. Aplaudieron al presidente por su supuesta mano firme, pero el reto catalán no se resuelve solamente con una medida tan disruptiva. Hemos vivido cuarenta años de manipulación, que han moldeado con sibilia indisimulada a gran parte del pueblo en aquella comunidad autónoma. Quien crea que hoy pueden deshacerse cuatro decenios de adoctrinamiento vive en otra galaxia. Si alguien piensa que la convocatoria electoral de diciembre variará la correlación de fuerzas existente tampoco es de este planeta. Millones de catalanes han desconectado sentimentalmente de España, y esa sangría no puede contenerse con facilidad. Es una tarea que corresponde a individuos con grandeza de miras y costaría mucho tiempo reunirlos en el redil común.

La situación catalana se ha internacionalizado (más si cabe) al huir el expresident Puigdemont y cinco de sus consejeros, con la aparente idea de eludir la cárcel pidiendo asilo político. El conflicto se ha instalado en el corazón de la UE y este grupo de presuntos piensan eludir la acción de la Fiscalía española. Como es natural, a nuestros socios europeos no les hace ninguna gracia que estos alegres mochileros se instalen en Bruselas, porque Bélgica, gobernada gracias a los independentistas de aquel país, podría hacer saltar por los aires la coalición que sostiene al ejecutivo belga.

Podemos se enfrenta a su descomposición por apoyar a los secesionistas catalanes. Iglesias y los suyos afrontan el reto de no perder el apoyo de los cinco millones de personas que les votaron. La rebelión se ha instalado en sus filas y muchos de sus afines no entienden la política seguida por estos comunistas en Cataluña. Como diría Rajoy, es “very difficult todo esto”.

Publicado en El Norte de Castilla el 1 de noviembre de 2017

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 27-04-2017 | 14:12 en:
Corrupción concatenada
Cari 13-04-2017 | 09:16 en:
Prohibido menstruar
malva2 13-04-2017 | 09:04 en:
Prohibido menstruar
malva2 06-04-2017 | 09:07 en:
La cara bien dura
Cari 31-03-2017 | 10:25 en:
La tesis de los bares llenos