img
Categoría: Comunicación
Las cuentas claras

Quizá no lo sepa, pero con su dinero está financiando una televisión privada. Se trata de 13TV, la cadena de la Conferencia Episcopal. La Iglesia católica recibe de los impuestos del IRPF 250 millones de euros para el sostenimiento de esta confesión, gracias al Concordato firmado por el Estado español con el Vaticano, que también es otro estado. Chirriaría que España suscribiese un contrato similar con Luxemburgo, por eso esta anormalidad debe ser revisada, aunque hasta la fecha ningún gobierno español se haya atrevido.

Llama la atención el hecho de que ninguna otra religión perciba un solo euro. Musulmanes, judíos o evangelistas se financian con sus propios recursos, algo que debería hacerse extensivo a los católicos. No se comprende por qué un español que no profese el catolicismo deba pagar con su dinero las creencias de otros. En las cuentas publicadas por la Conferencia Episcopal existen dos partidas que cuando menos han de llevarnos a la reflexión. El canal 13TV percibe la misma cantidad que Cáritas, es decir, seis millones de euros cada una. Muchos creen que Cáritas es sostenida por la Iglesia, cuando en realidad esta entidad sin ánimo de lucro se nutre abrumadoramente de las aportaciones del Estado, las comunidades autónomas, los ayuntamientos y las donaciones de personas y empresas. La televisión de la CE tiene claramente un sesgo político. Desde sus programas se vierten opiniones radicales y sus tertulianos hacen sangre de todo lo que no sea PP. El anterior portavoz de esta organización episcopal, monseñor Camino, aseveró que “para la pobreza, está Cáritas”. Es decir, este hombre piadoso prefiere que seis millones de euros vayan a las cuentas de un canal de televisión en vez de engrosar la partida destinada a los pobres que llaman a las puertas de Cáritas, necesitada de más recursos y menos demagogia. Esta situación debe corregirse por mor del buen nombre de la Iglesia y por recuperar la labor social que dice arrogarse. El panorama de la necesidad en España así lo exige. Ante todo, conviene tener las cosas claras.
 
Publicado en El Norte de Castilla el 16 de marzo de 2016

Ver Post >
Una ópera para Rajoy

El director teatral Peter Sellars propuso al músico John Adams la composición de una ópera sobre la visita de Richard Nixon a la China de Mao en 1972. Adams se mostró reticente al encargo, pero luego aceptó el desafío, enfocándolo sobre la forma en que se construyen los mitos. El producto final se sustanció en una ópera minimalista con tintes jazzísticos y evocaciones clásicas, con profusión de saxofones, percusión y sintetizadores. Lo ideal para una resaca.

España padece los excesos de la borrachera de los últimos años y sus consecuencias. No sé si nos acercamos a la resaca subsiguiente o estamos sumidos en ella; lo que resulta verdaderamente insoportable es la fanfarria del Gobierno acerca de que la crisis se ha desvanecido. Es el sempiterno estilo de Rajoy: dejar que escampe sin mover un dedo, salvo acatar la doctrina de machacar a los más débiles y salvaguardar los privilegios de las élites. El presidente ha sido recibido por Obama en el despacho oval, oral en la etapa de Bill Clinton y Monica Lewinsky. Obama ha bautizado como líder a Rajoy. Técnicamente lo es; en la práctica, no. El hecho de que el PIB haya crecido tímidamente no hace acreedor de semejante calificativo a este hombre. Nuestro país es una ruina, aunque lo disfracen de novia gitana. El sufrimiento ciudadano es terrible y las políticas de estímulo prometidas por el partido que sustenta al Gobierno ni están en circulación ni se las espera. Y, lo que es aun peor: Rajoy cree que caminamos por la buena senda, sin eludir un ápice su inmovilismo.

El caso es que el presidente español tiene su foto con Obama en la Casa Blanca, aderezada con censura hacia la prensa hostil, vetada por Moncloa. Tras esta visita de segundo nivel (el protocolo de EE UU contempla cuatro), Mariano Rajoy puede marcar otra muesca en su palmarés. Ha nacido un mito, así que va siendo hora de revitalizar el maltrecho mundo de las artes escénicas. Encarguemos un ‘Don Mariano’ a Ernesto Monsalve, que vive en estos lares y alumbrará una pieza acorde con semejante hito.

Publicado en El Norte de Castilla el 15 de enero de 2014

Ver Post >
Hombre tonto, móvil listo

Cuanto más inteligentes se vuelven los teléfonos, más estupidez se trasvasa al ser humano. No seré yo quien diga que todas las aplicaciones que se meriendan la memoria de ambos dispositivos sean fruslerías. Es solo que semejante atracón convierte a los seres humanos en androides abúlicos. Para ser moderno hay que estar a la última en telefonía. (Original sería uno de baquelita al cinto, la verdad.) Ojalá a nadie se le ocurra inscribir al celular en el libro de familia. Hay gente que conoce mejor cada doblez de su inseparable amigo que el alma de quienes le rodean. Y no se trata de arremeter contra el progreso, sino de frenar y ver la luz. Cada hora que dedicamos a enredar con este nuevo apéndice absorbe un buen puñado de neuronas. Cuando se sale de una sesión de pantallazos son preceptivos unos minutos para hacerse cargo del mundo real, como si se regresara de una profunda sesión de hipnosis.

No sé si Mark Parisi ha sufrido los efectos de la telefonía. El caso es que este súbdito estadounidense ha perdido el juicio y pronto también un cojón. La coloquial expresión patria ‘me ha costado un huevo’ se ha hecho verbo en la vida de este hombre. No ha tenido mejor ocurrencia que vender un testículo para comprarse un coche. Como es ilegal intercambiarlo entre particulares y tampoco convertirá a nadie en un supermán por tener tres, la criadilla de Mark se disfrazará como una donación para que lo estudie la ciencia. Allá cada cual con sus caprichos, pero quizá los científicos estén más inquietos por desentrañar el misterio de su cerebro. No creo que un Nissan 307Z bien valga un huevo. Llegados a este punto, me asalta la duda: ¿qué compró Franco cuando perdió uno de los suyos? A no ser que el trueque fuese a cambio de una flauta de oro, dada la vocecilla del dictador. El caso es que Parisi está de enhorabuena: tendrá coche nuevo y gastará menos en combustible, pues irá más ligero de equipaje. El coche trae ya más utilidades de serie que el bueno de Mark. Es el PIVE español aplicado a la idiosincrasia yanqui.

Publicado en El Norte de Castilla el 4 de diciembre de 2013

Ver Post >
Cómo repartir dolor

Alberto Ruiz-Gallardón vive anclado en el antiguo régimen. Quizá porque se casó con la hija de un exministro de Franco, a los genes o por pura ósmosis sentimental. El dictador se especializó en hacer que los españoles padeciesen sin rechistar. El delegado de Justicia de Rajoy aseguró en la cadena de los obispos que “gobernar es, a veces, repartir dolor”. Una sentencia impactante. Pensábamos que las autoridades debían resolver los problemas de la gente. Pero no, ya conocemos lo que esconde gobernar: repartir dolor en el alma y hostias en las calles. Gallardón, fiscal en excedencia, aunque juez y parte en la práctica, se muestra henchido de poder. Su ley de tasas debería costarle el puesto, si España fuese una democracia desarrollada y las protestas sirvieran para algo.

Todo apunta a que las provocadoras tasas son inconstitucionales, si es que la Constitución entró en vigor. Basta con leerla, siempre que el significado de las palabras sirva para algo. El librito en cuestión se refiere a la tutela judicial efectiva como un derecho fundamental. Hasta aquí, creo que estamos de acuerdo. Es pesado incluir números en una pieza de opinión, pero ilustrativo. El artículo 24 prescribe que, en ningún caso, se puede producir indefensión. La doctrina del Tribunal Constitucional dicta la salvaguardia de la defensa contradictoria de los litigantes, a través de la oportunidad de alegar y probar sus derechos e intereses, en un proceso en el que deben imperar los principios de bilateralidad e igualdad de armas procesales. En cristiano: si a alguien le ponen una multa de tráfico de cien euros y la tasa por recurrirla le cuesta doscientos, el pobre conductor está indefenso. Si sufre un accidente y litiga para pedir un millón de indemnización, pero las tasas son de 20.000 que no tiene, indefensión. Si es despedido y carece de recursos para recurrir, indefenso de él. ¡Vaya día ha tenido este pobre hombre! Tan solo alberga la esperanza de que esta ley tan gallarda sea anulada en los tribunales europeos. Para mitigar tanto dolor.

Publicado en El Norte de Castilla el 19 de diciembre de 2012

Ver Post >
Wert para creer

España encabeza la lista del fracaso escolar en Europa. ¿Y? Somos los mejores jugando al fútbol. ¿Algún problema?, ¿quién es el fracasado ahora? Los bautizados como ‘clase trabajadora’ no tienen por qué triunfar en las aulas. Los asientos de sus pupitres están patinados de un barniz especial, tan resbaladizo que duran dos entregas aposentados sobre ellos. Todo parece cabalgar a lomos de una estrategia que persigue ciudadanos ignorantes y dedicados a someterse sin rechistar. No puede haber otra explicación. Si no, ¿a qué obedece la aberración secular de cambiar el sistema educativo en función del color del Gobierno?
 
Transcurridos casi cuarenta años de democracia, España no ha dado con la piedra filosofal que convierta ejércitos de ignorantes en versados ciudadanos. Como somos el país más original sobre la faz del planeta, no nos gusta copiar. Quizá adaptar un poco de aquí, otro poco de allá; nunca fusilar la totalidad. Poco importa que Finlandia disfrute del mejor sistema educativo del mundo. Qué tienen en común los fineses con nosotros, aparte de los teléfonos Nokia y una digestión similar: nada. Es sólo que alguien se dio cuenta en aquel gélido país de que el conocimiento servía para calentar la mente y mover el cuerpo.
 
En España la educación siempre es noticia, no por su excelencia, sino por la personalidad del tipo que ocupe el Ministerio. El otrora demoscópico José Ignacio Wert sobreactúa para esconder su incapacidad, arremetiendo contra padres, madres, hijos y periféricos. Se ha convertido en el bufón del Reino y en un paranoico político que ve conspiradores izquierdistas y antisistema cuando las familias modestas se manifiestan en la calle, su próximo hogar. Para muestra de la consideración que tienen Wert y la Administración Rajoy en esta materia, baste un botón: el presupuesto consignado en la compra de libros para las cincuenta y dos bibliotecas estatales durante el próximo ejercicio es de cero euros. ‘Eccolo cua’, que diría el otro. Aquí lo tienes, que decimos en este solar de Europa.

Publicado en El Norte de Castilla el 17 de octubre de 2012

Ver Post >
El esperpento

El presidente Rajoy aparenta estar sólo a las maduras. Aterriza donde acontece algún triunfo ajeno. Con la selección de fútbol y la copa, con iconos como Obama o haciendo creer desde Europa que domina el inglés con mil palabras. Aunque como hito excéntrico, la instantánea del domingo entregando al deán compostelano el rescatado Códice Calixtino, un acto extraño que pasará a los anales de la extravagancia política. Si su paisano Valle-Inclán hubiera sido contemporáneo del presidente lo habría situado como el personaje central de ‘Luces de bohemia’, y Max Estrella pasaría a llamarse Más se Estrella. Parece que los asesores de Rajoy son sus queridos enemigos o puede que unos genios, convencidos de que el pueblo español está a rolex en vez de a setas. En la primera escena del ceremonial vemos a un Rajoy tembloroso ejecutando la devolución del libro como si fuese la entrega del Arca de la Alianza. En la segunda, el presidente balbuce durante una alocución en la que ofrece no se sabe qué servicios para comprobar el estado del códice. Y en la conclusión, nuestro hombre sale de aquel lugar ungido como el gran consumador de una obra que habían escrito otros envuelto en santidad.

El esperpento en el que se ha convertido la presidencia popular conduce a pensar que Rajoy está amortizado antes de haber empezado a cuajar. No aparece por el Parlamento salvo los miércoles, profiriendo amenazas extemporáneas en foros que nada tienen que ver con las instituciones. El presidente se ha convertido en un sosias de nuestro monarca, en vez de alguien que tiene la obligación de comparecer regularmente ante los ciudadanos. Cuando trascienden las condiciones del rescate al que estamos abocados Rajoy se comporta como el rey pasmado ante la bella desnudez germana.

El arte que domina el Gobierno es el séptimo. Han tirado de la célebre saga de las películas ‘Viernes13’, de la que rodaron doce. El protagonista es Jason, un zombi que tira de cuchillo y recorta a unos pimpollos. También ruedan cabezas, pero eso sólo pasa en el cine.

Publicado en El Norte de Castilla el 11 de julio de 2012

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 24-03-2017 | 09:28 en:
La religión, otra vez
Cari 23-03-2017 | 10:45 en:
La religión, otra vez
malva2 16-02-2017 | 09:43 en:
Poder absolutista
malva2 09-02-2017 | 09:50 en:
¿Otra tonta?