img
Etiquetas de los Posts ‘

estados unidos

Periodismo de cloaca
Roberto Carbajal 14-03-2012 | 8:07 | 2

Resulta repugnante estrujar el sufrimiento humano para vender periódicos. Los atentados del 11-M nos encogieron el estómago y sirvieron para amalgamar nuestro país, aunque solo fuese unos meses. Mientras se evaporaban las lágrimas más gruesas, planeaba la tesis del advenimiento de los socialistas gracias a la torpe gestión del suceso llevada a cabo por el Gobierno Aznar y la inducida derrota electoral posterior de su partido. Algunos comenzaron a horadar en el inagotable filón del complot, movidos por el naufragio en que devino in extremis su clientelismo por aquel vuelco electoral.

Las teorías de la conspiración siempre han gozado de un eco enorme, tal vez alentadas por la cultura de lo novelesco que prende en la sociedad contemporánea, o la evasión hacia lo fantástico frente a lo parco de la cruda realidad. Cierto sector de la prensa lleva ocho infaustos años alimentándose a costa de las prisas y la chapuza hispana que quizá se conjuraron durante la recolección de pruebas tras los atentados. Poco importa la sentencia que condenó a los culpables. Esas cabeceras y radiotelevisiones reaccionarias han construido piezas imposibles de ser tenidas en cuenta por cualquiera que porte dos dedos de frente. Al ser tan increíbles, su alquimia es acogida como auto de fe por los conspiranoicos. La más estrafalaria de todas es que los servicios secretos españoles, marroquíes y belgas se reunieron para preparar todo el tinglado. Imaginen a nuestro CNI alentando a los otros espías a montar una traca de esas características y que, por favor, guardasen el secreto. Hilarante.

El nuevo fiscal general del Estado asegura que el 11-M es causa juzgada y que no tiene intención de remover un solo papel. Mientras, los medios ultraconservadores arremeten contra esta decisión y han logrado dividir a las asociaciones de víctimas, y aún continúan retorciendo los hierros del terror. Inimaginable en Estados Unidos tras el 11-S, donde formaron una piña en torno a tanto dolor. España es la tierra en la que más robusta luce la cizaña.

Publicado en El Norte de Castilla el 14 de marzo de 2012

Ver Post >
Con los ojos vendados
Roberto Carbajal 01-02-2012 | 9:07 | 3

Un país que contempla impasible a más de cinco millones de parados es que ha perdido el respeto por sí mismo y por los demás. Hablamos de España, lo que un día se asemejaba al jardín del Edén. En primer lugar, ese respeto se disipa sin salir de casa y por ende desde el exterior, en donde dejan de tomarte en serio a las primeras de cambio. Resulta una empresa colosal labrarse una buena reputación, máxime si se trata de una nación en la que hace menos de cuatro décadas regía la dictadura del imperio imaginario. La sangría que hoy acogota a la sociedad española nos muestra ante el mundo como un mamífero enfermo que transita por un desierto infestado de carroñeros. Esta situación se traduce al mismo tiempo en oportunidades a medio plazo para quienes otean desde las alturas nuestra descomposición estructural. Y no resulta apetecible encontrarnos con un país convertido en una ganga en manos de quienes han trazado un plan para quedarse con casi todo el pastel.

La Historia ha demostrado que la austeridad llevada al paroxismo es sinónimo de empobrecimiento. Da la sensación de que se está equiparando retención y saneamiento con parálisis. Durante el siglo pasado pareció quedar claro que no se puede combatir la recesión con el frenazo en seco. De hecho, tanto Estados Unidos como Gran Bretaña hicieron circular dinero público para alentar el crecimiento, como una medicina eficaz que evitase la metástasis social y económica. Lo demostró el economista Paul Samuelson y parecía ser una fórmula ganadora. Pero la rigidez y la obstinación alemana ha contaminado el horizonte europeo, conduciéndonos a otra recesión. La defensa enardecida de la contención del gasto en territorio ajeno estrangulará a nuestro país y llenará de invasores de guante blanco el escenario en el que se subastará gran parte de la riqueza nacional. La desinversión acarrea retroceso. Soslayemos la palabrería interesada de los calificadores y poblemos de estímulos públicos el sector productivo. ¿O esperamos a que escampe con los ojos vendados?

Publicado en El Norte de Castilla el 1 de febrero de 2012

Ver Post >
El bombero pirómano
Roberto Carbajal 04-05-2011 | 8:07 | 0

Estados Unidos fue la solución en las dos grandes guerras del siglo XX. Luego, a medida que sus tentáculos fueron extendiéndose en la lucha contra el Telón de Acero, la maquinaria imperial comenzó a sumirse en el descontrol. Parecía ver tantos fantasmas que acechaban su modo de vida y sus intereses económicos en el extranjero, que comenzó a alimentar a las víboras. Poco importaba la latitud, si conocían a fondo la idiosincrasia del lugar o si el enemigo lo era. El caso es que subcontrataban los recursos en la pugna contra la bicha soviética. En Afganistán, en los años ochenta, y bajo la presidencia de Jimmy Carter, Estados Unidos armó hasta las cejas a los talibán, unos curiosos personajes que luchaban denodadamente contra la invasión soviética. Los rusos eran incapaces de hacerse con el territorio, un espacio hostil orográfica e históricamente. Carter pensó que podía combatir al Oso sin desplazar hasta allí su maquinaria, así que formó a esos atolondrados campesinos, los dotó de armamento sofisticado y, finalmente, la URSS desistió de quedarse con los afganos. ¿Pero dónde durmieron los misiles, acaso fueron devueltos a su proveedor?

En aquellos días, Ben Laden correteaba por la zona. Era el mismo del que hoy se alimentan los peces. La CIA le entrenó y le contó un par de cosas que este millonario desconocía para apretar el gatillo. Décadas más tarde, su fortuna personal y el bagaje militar puesto a su servicio por los estadounidenses lo convirtieron en la bestia negra de sus mentores. EE UU es un estado de ánimo. Sus agencias de inteligencia aglutinan demasiadas sensibilidades y, hasta 2001, cada uno hacía la guerra por su cuenta. Actualmente sus distantes despachos son más permeables y en algo han contribuido para quitarle la pila al contador de Osama. Pero cabe preguntarse cuál será la parte del mundo a la que ese gran país alimentará con plomo. Porque la tozuda realidad ha constatado que esa nación se dedica a apagar incendios tras haber proporcionado un arsenal de cerillas a los amantes del fuego.

Publicado en El Norte de Castilla el 4 de mayo de 2011

Ver Post >
Aznar en tiempos revueltos
Roberto Carbajal 20-04-2011 | 8:07 | 0

Partamos de la base de que José María Aznar piensa. ¿Pero en qué y cuándo? ¿Acaso pasa por su cabeza la idea de volver a La Moncloa si se estrella el de las chuches? Los problemas de España llaman a la puerta del expresidente y se cuelan entre su almohada. Tal vez le martilleen en la fase REM los parados o la deuda. De lo que no hay duda es de que algo le turba. España es mucha España como para dejarla en manos de un solo hombre. Por eso, Aznar la repiensa en pareja, frente al espejo. Algo inquietante debe estar alienando a nuestro exitoso conferenciante. No era algo nuevo, pero el caso es que estos días muchos se llevan las manos a la cabeza y arremeten contra lo aventado en la Universidad de Columbia. Le han llamado antipatriota y traidor, y hasta una mezcla de ambos adjetivos. Cuando diserta sobre España en Estados Unidos, nuestro hombre se siente cual calamar huyendo hacia adelante, esparciendo la tinta con la que se escribirán sus grandes éxitos. Los estadounidenses no están al día sobre el otro lado del charco. Por eso no es plausible el discurso aznariano en esos foros del pensamiento, porque pueden dar lugar a especular con la realidad española. Arremeter contra la solvencia del país que lo honró y que le paga un sueldo y escolta vitalicios no entusiasma ni a sus correligionarios. No es elegante hablar mal del Gobierno actual cuando estás en el extranjero, y menos aún poner en entredicho la solvencia de tu país.

Los exégetas se preguntan qué aqueja a este hombre tras dejar el poder. Qué le hicimos, en qué cuneta lo dejamos. ¿Acaso no fuimos pacientes con sus dosis doctrinarias lanzadas desde la RTVE? ¿En qué erramos? No recuerdo que la población se sublevase contra su ordeno y mando. Muchos españoles tratan de salir adelante como pueden. Los empresarios, con sus equilibrios; los trabajadores, recogiendo las migajas que se encuentran en el camino. Aznar tiene la vida encauzada, aunque en ocasiones da la sensación de que le atenaza una tensión sensorial no resuelta.

Publicado en El Norte de Castilla el 20 de abril de 2011

Ver Post >
Secretos de un gánster
Roberto Carbajal 01-12-2010 | 8:07 | 0

Lo que irrita al gallito de una pandilla es que los débiles no se plieguen ante sus exigencias. El jefe no es nada sin el amparo de la fuerza. Aznar era un don nadie delirante y pronto vio que para medrar era conveniente hincar la rodilla ante el emperador. En 1898 Estados Unidos hundió el ‘Maine’, un barcucho. Masacró a sus marineros y culpó a España, desencadenándose una guerra que tenía como objetivo apropiarse de Cuba, en donde se encontraba amarrado el buque. La prensa fascistoide de Hearst hizo el resto. El complot es real, como revelaron los documentos desclasificados por la Administración americana un siglo más tarde. Aquel acontecimiento constituyó el punto de arranque de la construcción de un imperio.

Ahora se ha sabido que Estados Unidos no sabe guardar un secreto y que el entramado de inteligencia y tecnológico esconde una idea propagandística e intimidatoria, aparte de un tratado de ineficacia. Quedó de manifiesto en los atentados del 11-S y en la vidorra que aún se pega Ben Laden. América, como gustan llamarse, no es más que otro decorado cinematográfico al uso, solo que trufado de connotaciones más desestabilizadoras que cualquier inocua película hollywoodiense. La secretaria Clinton ha dicho que las filtraciones de WikiLeaks sobre la filosofía confidencial de Estados Unidos constituyen un ataque a la comunidad internacional. Matemos al mensajero.

La maquinaria estadounidense mira al mundo como un escenario en el que hacen caja los iniciados. Los muertos no duelen nada si pertenecen a países menesterosos o antiguos. Europa la forman un grupo de majaderos y el resto del planeta lo pueblan quienes reconfortan a EE UU el día de acción de gracias. Tildan de trasnochada la idea social y dialogante de Zapatero. Nuestros jueces son susceptibles de ser comprados y Cristina de Kirchner necesita un psiquiatra. Ella vive en Argentina, el país con más profesionales del ramo. ¿Pero quién es capaz de reconducir a los omnipresentes y estériles Estados Unidos de América? ¿Dios, el dólar o los chinos?Publicado en El Norte de Castilla el 1 de diciembre de 2010

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 24-03-2017 | 09:28 en:
La religión, otra vez
Cari 23-03-2017 | 10:45 en:
La religión, otra vez
malva2 16-02-2017 | 09:43 en:
Poder absolutista
malva2 09-02-2017 | 09:50 en:
¿Otra tonta?