img
Etiquetas de los Posts ‘

israel

De rodillas
Roberto Carbajal 26-11-2015 | 8:07 | 0

Estoy seguro de que usted tiene miedo. Ha calado en su cuerpo como dicen que actuó la niebla de la semana pasada. Tranquilo, no está solo. El miedo es la herramienta más poderosa que existe, esta sí que es un arma de destrucción masiva. No en vano, a lo largo de la Historia ha sido utilizada para que el poder hiciera de su capa un sayo. Parece increíble, pero apenas un puñado de terroristas tiene acogotados a cientos de millones de europeos. Son pocos, impredecibles y desprecian sus propias vidas, de ahí su peligrosidad. A diferencia de otras organizaciones, los yihadistas se presentan cara a cara ante sus víctimas y saltan en mil pedazos como el confeti en una fiesta. ETA o el IRA atentaban contra sus objetivos preservando siempre sus canales de escapada; si no eran fiables, nadie moriría esa vez. Estos musulmanes desviados del Corán han logrado paralizar Bruselas, una ciudad que se creía libre y segura por albergar las principales instituciones comunitarias. Y ahora descubrimos con estupor que estos sanguinarios han obligado a las autoridades a destruir, al menos temporalmente, la libertad de movimientos y gran parte de la democracia. En Israel es habitual encontrar una situación como la que ahora padecen los belgas. El ejército lleva décadas en las calles y da la sensación de que esa situación forma parte de la normalidad, aunque sea todo lo contrario. Los países de la UE van a tener que acostumbrarse a la excepcionalidad, porque este tipo de terrorismo ha venido para quedarse y echar raíces. No existe una fórmula democrática para acabar con él, porque se retroalimenta con las vísceras de sus mártires saltando por los aires tras un ‘Alá es grande’. Enviar a nuestros militares a combatirlos en Siria o Irak constituye tan solo un brindis al sol, porque quienes están dispuestos a inmolarse son ciudadanos europeos, criados bajo la cultura europea y han hermanado su difusa identidad con la aniquilación del infiel. Es decir, nosotros. A ver quién lucha contra todo esto y con qué armas. (Oh, sí: Aznar.)
 
Publicado en El Norte de Castilla el 25 de noviembre de 2015

Ver Post >
Poder absoluto
Roberto Carbajal 18-05-2011 | 8:07 | 0

Dominique Strauss-Kahn ha sido detenido por tener el cerebro a medio metro de su ubicación natural. Resulta insólito cómo alguien que aspiraba a convertirse en el presidente de Francia salió de una ducha caliente y en cuestión de segundos se echó encima un jarro de agua congelada. Y todo por desear a una persona hacia la que tenía consideración cero, más allá de satisfacer un deseo ancestral. De nada han servido miles de años de evolución. Parece que el sofisticado intelecto del jefe del FMI sucumbió ante la sencillez de los apetitos terrenales. Recientemente, el expresidente de Israel Moshe Katsav ha sido condenado por dos casos de violación y otros delitos de abusos sexuales masivos durante su carrera. ¿Pero qué se esconde tras comportamientos tan deleznables? La erótica del poder dicta que alguien puede encontrar atractivo a quien se siente en la cúspide del éxito por el mero logro de su estatus. Poco importa su atractivo físico. Paralelamente, ese erotismo áulico camina junto al peligro de ser asaltado por quien lo pueda ostentar. Se convierte así en un arma de doble filo.

En España hemos asistido a casos similares. Concejalas que cayeron en el saco de alcaldes sin escrúpulos, llevadas por la erótica del poder o por una ambición política fuera de control. Belleza, seducción y poder, un cóctel que puede arruinarte la vida. Aunque no la de todos. Fijémonos en Bill Clinton. Sus relaciones inapropiadas con la becaria Monica Lewinsky tan solo le pusieron colorado ante las cámaras y contra las cuerdas frente a su esposa. El chico que siempre renacía de sus cenizas tuvo suerte. No va a sucederle lo mismo al bueno de DSK, ni tampoco a los amigos de las conspiraciones, que pensaron en una porque así se digiere mejor todo el pastel. Muchos franceses piensan que se trata una maniobra de los enemigos del encausado. En Francia están acostumbrados a las conspiraciones palaciegas. Se sumergió en otra Dominique de Villepin, urdiendo una contra Nicolas Sarkozy. Le salió rana. Francia siempre fue muy abierta.

Publicado en El Norte de Castilla el 18 de mayo de 2011

Ver Post >
El tamaño no importa
Roberto Carbajal 17-11-2010 | 8:07 | 0

Que España sea la décima economía del mundo no significa que su influencia política corra paralela a su riqueza. Tampoco la población o la extensión territorial cuentan: la superficie de Israel es similar a la de Badajoz, y ambos se parecen en que el agua a veces está y otras no se la espera.

España fue un imperio. Blandíamos una espada y se congelaban hasta los pensamientos. Hoy abrimos la boca y suena música celestial meliflua, en el mejor de los casos. Pero terminado el concierto tan solo permanece un ligero hálito de buenas intenciones. Casi sin darnos cuenta, perdimos fincas y esclavos en el ultramar americano. Más tarde, Marruecos se quedó con los despojos españoles del desierto del Sáhara, valga la redundancia, cuando Franco dejó de respirar. Con anterioridad, a finales de los años sesenta, al dictador le obligaron a entregar Sidi Ifni al reino alahuí. Mi padre había defendido aquella provincia vestido con un uniforme de camuflaje que le sirvió para salvar la vida, pero se ve que no disparó lo suficiente, porque también Hasán II se quedó con aquel terruño. Hace tres décadas el Frente Polisario la tomó con nuestros barcos de pesca. Los marineros canarios salían a faenar y siempre había por la zona unos cuantos saharauis con la artillería. Hoy casi nadie lo recuerda, pero hay que ver cómo se odiaba a esa gente por estos lares.

Los buitres huelen la putrefacción a una distancia considerable. España no es un cadáver pero Mohámed VI, como cualquier carroñero, percibe que nos tiemblan las piernas. El tipo juega con las cartas marcadas: se cobija bajo el paraguas franco-americano y todos a callar. Además ejerce como tapón del integrismo o la inmigración hacia Europa y nuestros gobiernos no tienen ninguna intención de vapulear ningún avispero, a pesar de que a muchos el cuerpo les pida ponerle en su sitio. Como con las armas no podemos hacerlo, podríamos presionar en la UE para desposeerle del trato económico preferencial. Pero hete aquí que necesitamos a Francia para asuntos esenciales.

Puede que el tamaño no importe. Lo que en realidad cuenta es lo que sabes hacer con lo que tienes entre las manos.

Publicado en El Norte de Castilla el 17 de noviembre de 2010

Ver Post >
Oriente y medio
Roberto Carbajal 15-09-2010 | 8:07 | 0

El tiempo es demasiado valioso como para perderlo en discursos vacíos. Si no fuera porque la pugna entre israelíes y palestinos apadrina a montones de muertos, el nuevo proceso de paz sería para tomárselo a broma. No existe nadie vivo con uso de razón que no haya presenciado pantomimas similares. El hecho es que durante décadas todos los presidentes de Estados Unidos han promovido hojas de ruta entre los dos enemigos de Tierra Santa. Barack Obama se suma a la lista y el tiempo demostrará que otros volverán a hacerse la foto con el mismo resultado.

Cuenta la tradición que David derribó al gigante filisteo Goliat con un pedrusco y desde una distancia considerable. Este mito tiene más crédito que la posibilidad de que en Israel se sustancie un acuerdo del que emane un Estado palestino, con ejército y todo lo que conlleva ser independiente. En 1995 un extremista judío asesinó al primer ministro israelí Yitzhak Rabín por firmar los Acuerdos de Oslo con Yasir Arafat, un ex terrorista corrupto y millonario que no tenía intención de cumplir una sola coma del texto, salvo continuar robando y engañando al pueblo que debía defender. Así es como se las gastan en aquel querido territorio.

Biniamín Netanyahu acudió a la Casa Blanca con la misma cara de siempre. El primer ministro hebreo entiende este tipo de visitas como quien se afeita a diario. Tengamos en cuenta que su gabinete lo forman treinta ministros de cinco partidos, cada cual más extremista y ultraortodoxo, al margen de los laboristas. Si el propio Netanyahu es un descreído sobre hacer concesiones a los palestinos, no es difícil imaginar lo que piensan el peligroso ministro de Exteriores, Avigdor Liberman, y los religiosos sefardíes del poderosísimo Shas sobre el paquete completo. A todo ello sumemos la división entre los palestinos del presidente Mahmud Abbas y los radicales del Hamás, grupo adalid de las letales ideas iraníes sobre Israel. La situación se asemeja bastante a esa película que alguien ha visto diez veces: aunque sepas el final, te gustaría que cambiase alguna vez.

Pero todo sea por mantener sección fija en el telediario y conocer gente de otras latitudes. Si no quieres una taza de caldo, toma taza y media.

Publicado en El Norte de Castilla el 15 de septiembre de 2010

Ver Post >
Torpeza colateral
Roberto Carbajal 02-06-2010 | 8:07 | 0

No es preciso ser adivino para conocer las consecuencias que acarrea hurgar en un avispero. Del mismo modo, es pecar de ingenuo pensar que Israel iba a cruzarse de brazos mientras una flotilla de ayuda humanitaria pretendía entrar en Gaza a través de sus aguas. Ahora que los muertos están sobre la mesa de autopsias, conviene depurar responsabilidades y atribuirle a cada uno la porción correspondiente. A la vista de la información que ha trascendido, el convoy desoyó las advertencias israelíes y, a pesar del peligro latente, los responsables de las vidas de setecientos cooperantes decidieron seguir con el plan. La prensa israelí seria ha criticado la acción, centrándose en lo erróneo de la estrategia desplegada. Nadie se explica cómo Ehud Barak, ex primer ministro laborista, el militar más laureado de la historia del país y actual responsable de la defensa nacional, trazó un plan tan absurdo para detener la caravana. Y es que el ejército hebreo no levanta cabeza, a pesar de la extraordinaria dotación técnica y la supuesta formación de sus elites. Se sustanció en el desastre de la contienda contra las milicias del Hezbolá en 2006 y, dos años más tarde, en las desastrosas incursiones en Gaza. Ambas acciones, muy criticadas por la sociedad israelí, han sido coronadas con la acaecida ahora.

En toda labor militar pagan el pato gran número de inocentes y otros sacan un rendimiento enorme. El gobierno turco de Tayyip Erdogan, el país del que partió el ‘Mavi Mármara’ y viejo aliado estratégico de Israel, gobernado por el AKP, un partido islamista con pretensiones que pretende acabar con el laicismo y al mismo tiempo ingresar en la Unión Europea. El Hamás palestino, grupo terrorista que ostenta el poder en Gaza y que se reforzará tras la tragedia, espoleado por el crimen y erigido en salvador universal.

Entre los damnificados, Estados Unidos, el esencial valedor israelí, colocado hoy en una situación incómoda. El proceso de paz, aparcado de nuevo; el pueblo palestino y sus derechos, sin solución. Y las familias de los muertos. La imagen del conjunto de la sociedad israelí, vapuleada en los cinco continentes.

Las soflamas antisemitas vuelven a multiplicarse y la esperanza, a desvanecerse.

Publicado en El Norte de Castilla el 2 de junio de 2010

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 24-03-2017 | 09:28 en:
La religión, otra vez
Cari 23-03-2017 | 10:45 en:
La religión, otra vez
malva2 16-02-2017 | 09:43 en:
Poder absolutista
malva2 09-02-2017 | 09:50 en:
¿Otra tonta?