img
Etiquetas de los Posts ‘

mariano rajoy

Desarreglos hormonales
Roberto Carbajal 16-05-2013 | 8:07 | 4

Existe un lugar en España tan secreto que sólo lo conoce Rajoy. Debe de estar a medio camino entre el paraíso y un campo de concentración. Pero no uno de convictos, sino que emularía a ‘El Jardín de las Delicias’ de El Bosco, en donde se representan escenas muy estimulantes. Sea como fuere ese espacio, el caso es que el presidente dijo ante el primer ministro portugués que la reforma laboral ha sido muy positiva y que se encuentran muy satisfechos. De ahí que sea fácil deducir que nos estamos perdiendo la fiesta. Dónde diablos estará toda esa turba campante que lo ha perdido todo y a quienes Rajoy no ha dado más que satisfacciones. Desde luego no viven en Portugal. A nuestros vecinos los rescataron para darse el capricho de ahogarlos con sus propias manos. Pataleaban en la zona abisal, la troika les anudó una soga al cuello, los izaron sobre una barca horadada y robaron sus carteras. Luego los abandonaron en medio del océano. Por eso su homólogo Passos Coelho visitó a nuestro hombre, para preguntarle cómo se lo monta. Tengamos en cuenta que el número de parados españoles suman casi dos tercios de la población portuguesa y Passos quizá tema que los ociosos y desheredados españoles aprovechen tanta debilidad para anexionarse el país primo.

Continuando con los habitantes de las nubes: María Dolores de Cospedal asegura que no teme un estallido social. Según ella, “son más los ciudadanos que creen en el trabajo diario y en el ejercicio de la responsabilidad antes que en otras actuaciones muy vistosas, pero que apenas arreglan nada”. El pensamiento profundo no es el fuerte de Cospedal, y queda a las claras analizando su trivial irenismo. Se trata precisamente de eso: trabajo, ocio y estado del bienestar dan como resultado paz. El estallido social vendría por no disponer de lo anterior. Y pongamos en cuarentena eso de que las actuaciones vistosas no arreglan nada. En la Francia revolucionaria fue afilar la primera guillotina y el pueblo le cogió un gusto tremendo. Lo cotidiano se convirtió en un sinvivir.

Publicado en El Norte de Castilla el 15 de mayo de 2013

Ver Post >
El gallego emplasmado
Roberto Carbajal 11-04-2013 | 8:07 | 2

No entiendo a qué viene tanto interés por que Mariano Rajoy comparezca en carne y hueso ante los periodistas. Es legítimo que la prensa tenga la oportunidad de preguntar al presidente sobre la actualidad y retransmitir sus respuestas de fantasía. Pero visto el daño que hace el jefe del Gobierno a la ‘Marca España’ cuando no tiene más remedio que despachar ante los mortales, es casi mejor mantenerlo envasado, codificado o empantallado. De ese modo, si se queda en blanco, siempre puedes tirar del cable, como en las dictaduras. Hay asuntos que han dejado de impresionarme, y este no es la excepción. La cosa funciona del siguiente modo: el primer día choca, el segundo empiezas a mosquearte; al tercero te cabreas, y la cuarta vez que lo hacen es cuando estallas. Aunque, como nadie te ampara y el editor no permite que llegues de vacío plantando al político, se termina convirtiendo en algo normal.

Habida cuenta de que el español tiene un carácter simpático y bastante creativo, el reportero acomoda su enojo alumbrando chistes, chascarrillos o una concatenación de comentarios crueles totalmente legítimos hacia Mariano Rajoy y sus desafortunados voceros, que dan un juego tremendo. Una jornada en la sede del PP en Madrid arranca más carcajadas que los clubes de la comedia. Y se pasa mal cuando contienes la risa ante la gente que la provoca.

Hay gente que cree en la veracidad de lo que emiten las cadenas. Discuten con cualquiera sobre algo porque lo han visto en televisión y ese argumento va a misa. Es discutible e incluso posible: ¿Serán Mariano Rajoy y su corte una creación ficticia o forman parte del censo? Lo fácil en estos casos sería machacar a quien pregunta esto; lanzo la cuestión porque hemos conocido muñecos de ventrílocuos con más crédito. George Orwell vaticinó este escenario del líder emplasmado soltando diatribas en “ 1984” , escrita hace casi setenta años contra el totalitarismo estalinista. Quién iba a decirnos que nuestro gran hermano se llamaría Mariano y que reviviríamos esa distopía en 2013.

Publicado en El Norte de Castilla el 10 de abril de 2013

Ver Post >
La ‘liebre’ de Rajoy
Roberto Carbajal 28-12-2011 | 9:07 | 4

Al enemigo hay que combatirlo desde dentro, con sus armas y con otras nuevas. Esta es una de las estrategias que suelen aplicarse en las guerras, solo que hoy España no se enfrenta al desafío de aniquilar a nadie, sino de erigir unos pilares sólidos para sobrevivir. El presidente Rajoy ha colocado al duro y aséptico Luis de Guindos para liderar el frente económico y desempeñar esa táctica. El flamante ministro conoce muy bien al enemigo. No en vano, él proviene de ese mundo oscuro y materialista: ocupó la dirección de Lehman Brothers en la península Ibérica. La infausta firma financiera fue una de las responsables de la crisis global que atenaza a Occidente; por tanto, De Guindos ha sido partícipe en buena medida de la situación que arrastramos. Ahora ha llegado la hora de que trate de arrancar el maltrecho motor productivo de nuestro país, se deje la piel en esta colosal empresa y obtenga la redención.

Su nombramiento muestra a las claras por qué Mariano Rajoy optó por este peso pesado de los mercados. Aún no nos habíamos recuperado de la pantagruélica cena navideña, cuando De Guindos anunció que España entrará en recesión en marzo, justo cuando se celebran las elecciones andaluzas, la guinda que el presidente del Partido Popular pretende colocar en la cima de su pastel electoral. La tendencia sociopolítica en Andalucía no tendría por qué diferir de la propiciada por la crisis en el resto del país. Por eso, el augurio del ministro de Economía no enturbiará el panorama ascendente del partido hegemónico estatal. Ni siquiera las medidas más duras que aún están por irrumpir en la vida nacional truncarán las expectativas populares. Los cambios estructurales son necesarios e ineludibles. Otra cosa es que a De Guindos se le vaya la mano en el alumbramiento. En cualquier caso, los ajustes quemarían al ministro, y casi nada al presidente. Cuando un atleta quiere batir una marca utiliza a otro para lanzar la prueba; hacia la mitad, la ‘liebre’ se retira. Y sólo al final se sabrá si esprintó lo suficiente.
 
Publicado en El Norte de Castilla el 28 de diciembre de 2011

Ver Post >
¡Entrégame el dinero!
Roberto Carbajal 21-12-2011 | 9:07 | 1

Nadie sabe cómo diablos vamos a llenar las arcas del Estado sin subir los impuestos. Tal vez Mariano Rajoy conozca la fórmula, pero no la ha compartido con la ciudadanía. Su discurso de investidura constituyó la declaración de intenciones que esperábamos oír. Salvo la supresión de empleo público y el pellizco que añadirá a las pensiones, lo demás fueron generalidades y algunos guiños a los empresarios. No convenía amargar más las navidades a los españoles, porque lo peor está por llegar, y en forma de recesión. Por muy limpio que haya sido el traspaso de poderes entre el ya presidente y su predecesor, nada difiere tanto como aposentarse en la Moncloa y que comiencen a cantarse las verdades del barquero. Con qué fondos contamos, a quién debemos, cuánto hemos fiado y, la ineludible: ¿vamos a pedírselo a los de siempre? Una inabarcable lista latente de interrogantes que el tiempo irá desentrañando.

Los ciudadanos van a tener menos dinero en el bolsillo durante los próximos años como consecuencia de los recortes y el paro, así que la bestia insaciable del gasto público ensaliva las moquetas hasta que aflore la carnaza. No queda otra que reconocer que el alimento provendrá de las nóminas, el combustible, el IVA, los impuestos de sucesiones, patrimoniales y de mordisquear los flecos de quienes más acumulan. No hay otra. Si queremos mantener el grado de bienestar al que nos hemos acostumbrado, demos por seguro que la visita al médico no va a ser como hasta ahora, la cadena de tertulias a la española con una bacanal de píldoras gratuitas. Pero el flamante presidente Rajoy ha de poner en marcha los mecanismos necesarios para que la maquinaria de la Inspección de Hacienda irrumpa en la contabilidad de los entramados empresariales, que burlan el treinta por ciento de la riqueza de nuestro país. Los inspectores quieren, aunque nadie les ha dado facilidades para ponerlo en marcha. Que los dejen actuar. Que sean didácticos ante el defraudador: El dinero sólo trae problemas, por eso te animo a que me lo entregues.

Publicado en El Norte de Castilla el 21 de diciembre de 2011

Ver Post >
Rostros políticos
Roberto Carbajal 22-12-2010 | 8:07 | 0

Es imposible estar en dos ciudades al mismo tiempo sin que se resienta el cuerpo, al menos en la dimensión terrestre. Los magos crean la ilusión de dividir a un sujeto y que siga respirando, algo que ha calado profundamente en el mundo de la política. Al parecer, alguien puede ser alcalde y procurador o senador y servir a los que lo eligieron con idéntica intensidad y eficiencia. Hay quienes creen poseer el don de la ubicuidad, una cualidad que parecía reservada a los dioses. El asunto no es nuevo y menudea en los dos grandes partidos nacionales. Son alcaldes y calientan un escaño en Madrid. Muchos justifican la duplicidad argumentando que estando en la capital de España defienden mejor los intereses de sus ayuntamientos. Han empleado el ardid como si fuera una plantilla de manual que nadie se toma en serio. Pero sucede que las cosas no están para alegrías. La ex consejera de Familia y actual alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, ha molestado a sus correligionarios al ser candidata al consistorio y pretender simultanear esa disputa con un puesto en las Cortes regionales. Mal asunto para alguien que aspira a repetir en el sillón de una institución instalada en la ruina y carente de una mayoría suficiente. Valdeón suena en las quinielas para todo: sucesora de Herrera, consejera o alto cargo en un hipotético gobierno de Mariano Rajoy. Demasiados frentes abiertos y ninguno de ellos sustanciados en acontecimientos tachados en el calendario. No es que los tiempos acompañen demasiado a los aspirantes socialistas para hacerse con el mando municipal. El lastre de la crisis económica y las medidas tomadas por Zapatero preocupan a candidatos que, en otras circunstancias, se harían con un ayuntamiento con facilidad. Que el combativo procurador socialista Manuel Fuentes sea el contrincante de Valdeón ha hecho que salten las alarmas, por si acaso. Precisamente hoy en día, en que la marca PSOE no levanta pasiones. Pero lo que se valora para ungir a un alcalde es la percepción personal que irradia y no el fondo de armario.

Publicado en El Norte de Castilla el 22 de diciembre de 2010

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 24-03-2017 | 09:28 en:
La religión, otra vez
Cari 23-03-2017 | 10:45 en:
La religión, otra vez
malva2 16-02-2017 | 09:43 en:
Poder absolutista
malva2 09-02-2017 | 09:50 en:
¿Otra tonta?