EL LORO DE SCARPONI

Publicado en El Norte de Castilla el 5 de mayo de 2017

Decían de él que era la risa contagiosa del ciclismo. Era también un gregario de lujo con grandes victorias en su haber (como el Giro de Italia de 2011) y, sobre todo, uno de los más respetados y queridos ciclistas del pelotón. Todo eso se perdió, como lágrimas en la lluvia, el pasado 22 de abril cuando una furgoneta se lo llevó por delante a pocos metros de su casa. Era sábado y había decidido salir a entrenar a primera hora de la mañana para pasar el resto del día con su mujer y sus gemelos. El día anterior acababa de llegar de correr el Tour de los Alpes donde había tenido una excelente actuación, quedando cuarto en la general y ganando incluso una etapa. Se hizo una foto con sus hijos de cuatro años montados a caballito sobre él y se marchó a la cama para madrugar al día siguiente. Salió de casa y ya nunca más regresó. Ni siquiera pudo comenzar su entrenamiento con el querido y fiel amigo que siempre le acompañaba… En el mundo del ciclismo todos conocían los vídeos que colgaba en Twitter. Al principio de las carreras, no era extraño ver a otros ciclistas rodeando a Michele Scarponi mientras éste les enseñaba el último vídeo que había grabado de uno de sus entrenamientos junto al loro Frankje. Ni ellos ni los aficionados al ciclismo volveremos a ver ya nunca más otro vídeo de esos. El Águila de Filottrano, como era conocido en el mundillo deportivo, salía a entrenar y un loro, propiedad de un vecino, no tardaba en subirse a su espalda, al casco o al manillar y le acompañaba durante un buen trecho. Michele hablaba con él y no paraba de reír. Pronto comenzó a grabar aquellos encuentros y a subirlo a las redes. Ahora todo el mundo lamenta la muerte de Scarponi. Al día siguiente, su gran amigo Alejandro Valverde lloraba en la meta de la Lieja-Bastoña-Lieja y le dedicaba el triunfo donando todos los premios en metálico a su familia. Este año el mítico Mortirolo será la cima Scarponi e incluso su equipo, el Astaná, ha decidido renunciar a sustituirle y disputará el próximo Giro de Italia con sólo ocho corredores. Los gemelos Giacomo y Tommaso ya no volverán a jugar con su padre y el loro Frankje continúa esperando todas las mañanas a Scarponi en el mismo sitio de siempre con la esperanza de ver aparecer a su amigo en cualquier momento y unirse a su entrenamiento. Todavía nadie le ha dicho que Scarponi ya no volverá nunca más.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.