COSECHA ROJA

cosecha_rojaPara muchos, la Biblia de la novela negra. Publicada en 1929 en cuatro entregas dentro de la mítica revista Black Mask, “Cosecha roja” es la primera novela de Dashiell Hammett y con ella se puede decir que arrancan las novelas hard boiled, novelas negras como el carbón y sin ningún tipo de concesión en contraposición a las novelas enigma con detective típico que resuelven sus casos a través de la lógica y la deducción. Hammett comenzó a pasear sus novelas por las calles de ciudades. Como dijo Chandler, “alejó el asesinato del jarrón veneciano y lo llevó al callejón”. Todo ello a través de un detective sin nombre, conocido como “El agente de la Continental”, que acabaría protagonizando otra novela más (“La maldición de los Dain”) y hasta 27 relatos de menor extensión. Con él nos sumergiremos en la ciudad de Personville (rebautizada como Poisonville, es decir, ciudad-veneno) y nos enfangaremos en la putrefacción moral y humana que pisa sus calles. Hasta allí llega el protagonista para descubrir que la ciudad está dominada por cuatro gángsters con la complicidad del magnate fundador de Personville. Nada más llegar, es asesinado el director de los dos periódicos (que le había contratado) y ése es el principio de un carrusel de asesinatos que salpica de sangre todo el libro. Hasta 26 muertes violentas de personajes más o menos relevantes sin contar con decenas de muertes más a lo largo de una novela durísima, de estilo seco y ritmo vertiginoso, con frases breves, diálogos cortos y toda una montaña rusa de tiroteos, emboscadas y persecuciones. En fin, “Cosecha roja”, una auténtica maravilla escrita con el cuchillo entre los dientes, un auténtico puñetazo en el estómago, una obra maestra absoluta.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.