AKÚSIDE

akuside4Publicado en El Norte de Castilla el 16 de marzo de 2018

Uno se hace mayor y va necesitando de ciertas alegrías para soportar el largo y habitualmente yermo sacerdocio literario. Por eso he abierto una botella de buen vino para celebrar la concesión del Premio de la Crítica de Castilla y León a “Akúside”, de mi compadre Ángel Vallecillo (ex aequo con “Los refugios de la memoria”, de José Luis Cancho). Llevo tantos años diciendo que Vallecillo es uno de los novelistas más prodigiosos e imaginativos de la escena actual, tantos años contemplando la dejadez y la ceguera de editoriales, agentes literarios y demás fauna del Parnaso, que uno no acaba de creerse que, por fin, le llegue el reconocimiento. Desde la poliédrica y visionaria “Colapsos” al western shakesperiano de “Bing Bang Wilko Wallace” pasando por la memorable e incomprendida “Hay un millón de razas” y sin olvidar el resto de sus obras, todo lo que toca Vallecillo, tal vez porque posee una imaginación para crear personajes e historias sin igual, resulta fascinante. Hablamos de un tipo que escribe con el cuchillo entre los dientes, dueño de una prosa cortante y precisa como el bisturí de un cirujano, alguien capaz de escupir las palabras como puñetazos y, en el mismo párrafo, noquearte con un chispazo poético inigualable. Todo cabe en la mágica coctelera de Vallecillo. Y de todo ello hay en “Akúside”, una obra peculiar, enigmática y diferente con una estructura muy original. Una novela distópica que nos habla de un país imaginario y salvaje, un libro sagrado con 30 pequeñas historias que comienzan y terminan igual, las memorias de Axíamaco, general de las tropas akusaras, y muchas cosas más envueltas en frases llenas de delitos y tatuajes. Todo tan simbólico y revelador que con su lectura acabas sintiendo el vértigo de la belleza de las vidrieras góticas. Eso es “Akúside” y ese es Ángel Vallecillo. A su lado, en este camino de diamantes tantas veces áspero y deprimente, su editor de cabecera, César Sanz. Especial alegría también por el reconocimiento que, tras 20 años de lucha, va llegando a la pequeña y heroica editorial vallisoletana Difácil. Es de suponer que aquellos que ningunearon e incluso se mofaron de los jóvenes editores que la pusieron en marcha estén hoy con la cabeza escondida bajo la Enciclopedia Británica. Otros, en cambio, alzamos “Akúside” en señal de victoria. Porque quien más gana con este premio es, sin duda, la Literatura.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.