Archivado en la categoría ‘Uncategorized’

FOTOS

Publicado en El Norte de Castilla el 26 de febrero de 2016 Mientras uno lee la noticia de ese bebé delfín varado en una playa de Buenos Aires al que unos bañistas descerebrados sacaron del agua para hacerse selfies con él antes de morir deshidratado a los pocos minutos, aparece otra noticia que tiene que

LA FRASE DE NEGROPONTE (162)

LA FRASE DE NEGROPONTE (161)

“Se despidió de Adam y de Akiosaha, salió del santuario de los ordenadores y se marchó a su celda para preparar el viaje. Regresaba al Vaticano y, al igual que a Adam, tampoco le hacía mucha gracia. Sin embargo, a diferencia de él, cualquier noticia que tuviese algo que ver con los 80 diablos le

LA FRASE DE NEGROPONTE (160)

“Negroponte se había quitado la chaqueta y la camisa y mostraba su pecho desnudo. Allí, a la altura del corazón, una tapa metálica escondía su secreto. — Esto es un corazón mecánico. La ciencia me ha salvado. Estuve muerto y ahora estoy vivo por los siglos de los siglos. Y tengo las llaves de la

LA FRASE DE NEGROPONTE (159)

“Negroponte sonrió. Aquella secta tenía el mundo en sus manos. Ahora sólo faltaba que él tuviese control absoluto sobre todos ellos”. Escalera al cielo (pag. 13), amazon.com

LA FRASE DE NEGROPONTE (158)

“Efectivamente: allí, en mitad de la pantalla, estaba nuestro hombre. Ulises Mebarak, el hombre del parche. El hombre que muchos años atrás yo mismo maté”. Escalera al cielo (pag. 74), amazon.com

LA FRASE DE NEGROPONTE (157)

“¿Os imagináis lo que tuvo que sentir al leer que, durante un paseo en barca por el Sena, su hija había caído al agua, y su marido se había tirado a por ella pero no había podido rescatarla? Durante mucho tiempo se dijo que él, al ver que no podía salvarla, prefirió morir con ella

LA FRASE DE NEGROPONTE (156)

“Al verle acercarse, Adam descargó su Jericho 941F sobre él. Ulises cayó al suelo pero, increíblemente, se levantó y siguió su camino. Hasta seis veces se repitió la escena. Al ver que las balas no conseguían nada, Adam Negroponte no se lo pensó: tiró el arma y fue hacia él. Aquello, para Adam, era como

LA FRASE DE NEGROPONTE (155)

“Pero es Negroponte el que más me preocupa. Estoy seguro de que a ti también. Mis contactos me pasan informes continuamente de él. Creo que su mente ha descarrilado por completo. Me dicen que está sometido a una estricta dieta de cocaina, pimientos rojos y leche. Se ha vuelto un completo paranoico y piensa que

LA FRASE DE NEGROPONTE (154)

“Negroponte extendió los brazos y agarró por los hombros a los dos ministros. — Llegó la hora del cambio…. — ¿Qué ocurre? Esto es un atentado. No lo podemos permitir. ¿Qué intentas?—preguntó Lacombe. — Soy Jesucristo entre los ladrones—exclamó un Negroponte excitado, exagerando sus brazos en cruz-. ¿Sabéis ya quién es el ladrón bueno y

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.