Skip to content

Vinos de Calidad Sierra de Salamanca

2012 mayo 8

 

 

Uno va dejando pendientes vinos nuevos que probar y zonas que descubrir. Una lista de pendientes que cada vez es más larga y que por mucho que uno corra siempre se va incrementando.

Una de esas zonas de vinos que quería conocer desde hace tiempo pero que siempre quedaba atrás con un “para la próxima” eran los vinos de la Sierra de Salamanca, localizados en la Sierra de Francia, con la uva Rufete como reina de la casa. Viñedos viejos en su mayoría, cultivados en bancales, una variedad de uva autóctona, la Rufete,  elegante y difícil de trabajar y un paisaje inmejorable sumaban una mezcla de mucho atractivo.

 

 

Aprovechando las IV Jornadas de Avances en Técnicas Enológicas organizadas en el campus de La Yutera (gran éxito de organización y de participación, por cierto) tuvimos la ocasión de probar cuatro de estos vinos.

 

 

Con la Rufete como denominadora común encontramos vinos de diversos perfiles. Desde la juventud, alegría y explosión de fruta de un vino como el Zamayón, con insuperable relación calidad precio, hasta los más reflexivos, complejos, elegantes y largos La Zorra y el 575 uvas, de Viñas del Cámbrico.

 

 

Vinos con personalidad propia, contribuyendo a romper la monotonía española, hundida muchas veces en una uniformidad demasiado impersonal.

Vinos que se salen del discurso, que señalan nuevos destinos, pero que tienen la calidad suficiente como para no ser flor de un día.

La vida tiene que ser perderse a ratos fuera de lo marcado. Descubrir nuevas experiencias. Poder nadar contra la corriente, esa corriente de Riojas, Riberas y poco más.