Blogs

Sansón

Ojos que no ven

Será por miedo

El Norte de Castilla, 2 de diciembre de 2006Las navidades son sagradas. Tan es así que hasta Renault ha consentido que sus trabajadores del pago de secano tengan la fiesta en paz. Tras la cuesta de enero vendrá el abismo de febrero; pero ahora comamos como si el mañana fuera una evanescente quimera. La navidad es única para reblandecer corazones metálicos. No es de extrañar que la ampliemos. El efecto subliminal de las luminarias debiera ser motivo de estudio. Hay mucho canalla apaciguado que pospone las dentelladas, hay mucho garrulo que inusitadamente experimenta una mínima sensibilidad. La culpa la tuvo Dickens –a falta de alguna teoría que lo desmienta–, pues de su pluma surgió el verdadero motivo del espíritu navideño: el miedo. Dickens, el autor de ‘Un cuento de navidad’, supo poner a todos los cretinos del mundo en su sitio de dos plumazos y pasearse con sus almas lamentables por el pasado, el presente y el futuro. Tal ha sido el trauma causado con su relato, tal el pánico repartido, que hasta los miserables alojan en su memoria infantil la precavida bondad navideña, ésa que pospone las guerras y los despidos, la que aplaza toda la nómina de broncas excepto las domésticas; la misma que se pasea cálida y ecuménica por la superficie de nuestros verdaderos instintos.
© Rafael Vega

Temas

Sobre el autor

Rafael Vega, también conocido como 'Sansón' por eso de las viñetas.


diciembre 2006
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031