Blogs

Eduardo Roldán

ENFASEREM

Violación continua

Hace apenas diez días los titulares explotaron con el grito de que Google había cosechado información minuciosa del historial médico de más de 50 millones de personas sin la venia de pacientes ni doctores, pero con la de Ascension, la mayor compañía médica católica de EEUU. Una suerte de pacto ultrasecreto entre las fuerzas del mal propio de James Bond. Por un momento pareció que la ira planetaria iba a durar más de lo que tarda la noticia en comentarse en las tertulias, como suele.

¿Por qué el insólito espejismo? No por el hecho de raíz —al fin y al cabo, otra violación de la privacidad del plurigigante de los anteojos, o más bien otra muesca en su violación continua—, ni por el número de afectados —50 millones son muchas violaciones, pero personas con acceso a internet en el mundo hay más de cuatro mil millones—, sino porque la materia específica de la violación —la salud— es una esfera que se percibe más íntima. Como si hubiera un límite de privacidad por debajo del cual es aceptable ser violado. Como si el que te asedien con anuncios de chancletas porque has entrado en la web de una zapataría deportiva fuese menos preocupante. En ciertos asuntos los absolutismos no solo no son malos sino necesarios. Y era absolutamente necesario que cuando comenzó a tejerse la red digital —es decir, antes de que comenzara a tejerse— se hubiera fijado, inamovible, el límite: en el suelo. No permitir ni una uña de apertura, porque la uña trae la inundación en un parpadeo. Vamos pues con un cuarto de siglo de retraso, y un cuarto de siglo digital viene a ser un eón del calendario. Proceso no solo progresivamente geométrico: también irreversible salvo reseteo total, y uno no ve otra forma de reseteo que la aniquilación nuclear y el recomienzo desde las cavernas, con perdón por el apocalipsis.

Y por si no bastase la violación, la justifican en aras de nuestra libertad y seguridad (!). Algo así como el añejo principio educativo de <<te pego por tu bien>>.

(El Norte de Castilla, 21/11/2019)

@enfaserem

bloc digital de Eduardo Roldán - actualidad, libros, cine y otros placeres y días

Sobre el autor

Columnas, reseñas, apuntes a vuelamáquina... El autor cree en el derecho al silencio y al sueño profundo.


noviembre 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930