Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

SONG FOR AMERICA


El primer vinilo que compré en mi vida. Un disco que llegué a rayar de tanto escucharlo en un pequeño y viejo tocadiscos. Me fascinaba su portada con el águila amenazante y me daba miedo su contraportada, con los seis componentes de Kansas: todos con melenas hasta la cintura y aspecto intrigante. Lo conservo como una joya que me transporta misteriosamente a cierta época de mi vida. Cuando vuelvo a escuchar alguna de sus canciones, un escalofrío recorre mi cuerpo y siento que vuelvo a un tiempo pasado donde me sucedieron cosas maravillosas y, también, terribles. Todas esas experiencias son inolvidables y, en muchos casos, vienen acompañadas por alguna de las seis canciones que adornan este maravilloso disco. Tres de ellas son perfectamente prescindibles: temas enérgicos, rockeros, que rozan el heavy con toques sureños y de blues-rock. Con aires de relato negro (Down the road), con sabor a venganza (Lonely Street), incluso aderezado con toques satánicos (The devil’s game). La magia y la locura llegan con los otras tres canciones: temas larguísimos, suntuosas suites sinfónicas adornadas con cuchillos rockeros y con la particular filosofía oriental que impregnaba los textos de su compositor, Kerry Livgren. “Song for América” es uno de los himnos de Kansas. Un tema paisajístico-sinfónico sobre la tierra virgen americana antes de ser saqueada. “Lamplight Symphony” es una melancólica y tristísima suite progresiva sobre el encuentro entre un hombre y el fantasma de su difunta esposa. “Incomudro”, en fin, es la quintaesencia de la mágica coctelera del sonido Kansas. Un extenso tema con ecos de los mejores Yes, salmpimentado por textos que combinan elementos del hinduismo con los del budismo zen, crescendos épicos espectaculares, fragmentos melódicos bellísimos y el más grandioso solo de batería que jamás haya escuchado. Kansas nunca fue un grupo heavy, ni una banda de rock sureño, ni de rock sinfónico, ni siquiera una banda A.O.R. Sin embargo, a partir de los años 80, dulcificaron su estilo, se acomodaron a las normas de la radio fórmula y acabaron convertidos en una sombra de lo que realmente fueron: el grupo de rock progresivo americano más importante de la historia.

Temas

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


septiembre 2007
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930