Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

SE ACABÓ

Publicado en El Norte de Castilla el 20 de mayo de 2010

Se acabó. Ya no tendremos que aguantar más el cachondeo de los lunes cuando te preguntan por la última derrota del Pucela. Ya dejaremos de ver los bares llenos de gente jaleando al Barça o al Madrid mientras nuestro equipo se juega la vida. Ya no volveremos a sufrir la competición adulterada de la que llaman la mejor Liga del mundo, con su ‘pacto de Llanes’, políticos que ofrecen anchoas a las aficiones rivales, jugadores que hacen pasillo a los contrarios para que metan gol. Nos pillarán más lejos las cavernas mediáticas, la soberbia de los grandes y el indecente ventajismo de equipos que se endeudan sin ningún control y consiguen salvar el pellejo a costa de los que han hecho bien los deberes económicos. En el nuevo curso estaremos en el Zorrilla los de siempre. No echaremos de menos a los que sólo se abonaron para ver a los grandes y nos quedaremos muy a gustito sin tener que aguantar a los sénecas de turno que no paran de criticar y que siempre defienden su derecho a hacerlo porque pagan su abono, sin caer en la cuenta de que los demás también pagamos nuestro abono y tenemos el mismo derecho a que nos dejen ver el partido tranquilamente.

Ya sé que la planificación deportiva ha sido horrorosa, que se echó a futbolistas de los que nunca tendríamos que haber prescindido, que diciséis nuevos jugadores y tres entrenadores distintos es una revolución que lleva el fracaso incorporado en su ADN, ya sé que ha habido un puñado de jugadores que no han dado la talla, sé que se han cometido muchos errores y que hemos sido nosotros los que hemos descendido. Pero también sé que estamos en una tierra en la que está mal visto quejarse, incluso aunque haya habido una evidente persecución arbitral y aunque a este equipo le haya mirado un tuerto. De lo primero no voy a hablar (como tampoco lo hizo el presidente, y así nos fue) pero sí quiero recordar las bajas de larga duración de dos pilares como Rubio y Sisi, y las lesiones, en el peor momento, de Sereno, Del Horno y Lázaro. Eso sin contar con que Diego Costa fue lesionado a conciencia y luego nos devolvieron a su hermano gemelo para que jugara las últimas finales. Pues eso. Que se acabó. Que volvemos al infierno. Hablando de fútbol yo sólo creía en dos cosas: el Real Valladolid y los milagros. Desde el domingo he dejado de creer en los segundos.

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


mayo 2010
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31