Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

PROZAC SPORT

Publicado en El Norte de Castilla el 16 de septiembre de 2010

Mientras escribo estas líneas, dos pueblos de la provincia de Valladolid aparecen en todos los medios de comunicación. En uno de ellos ha tenido lugar la atrocidad anual camuflada como tradición cultural consistente en clavarle lanzas a un toro hasta que muere. En el otro, la caravana ciclista vela armas y nos conduce mágicamente a nuestra infancia. La Vuelta regresa a Valladolid y lo hace con una decisiva contrarreloj en Peñafiel. Todos recordamos aquellos años en los que la visita de la Vuelta Ciclista constituía una auténtica fiesta y hasta los colegios cerraban sus puertas para llevarnos a pie de carretera a ver la llegada de los ‘esforzados de la ruta’. El deporte tiene algo mágico y estimulante. La receta sanadora: triunfo, euforia, prozac y deporte. A nivel local somos líderes en fútbol, rugby y balonmano. Buenas vibraciones en tiempos oscuros. Emborrachados de gloria. Todavía con la resaca de la Roja, bailamos al ritmo que imponen los triunfos de Contador, de Alonso, de Nadal y de decenas de deportistas más. El éxito nos pone guapos y tontorrones. Y con tanta hazaña deportiva estamos más contentos que el espejo de Sophie Marceau. De la casta política estamos avergonzados, pero de los deportistas, no. Todo lo contrario. Aunque a veces la tortilla se dé la vuelta y aparezcan cosas desagradables. El fin de semana pasado fue la fea entrada de Gurpegui al Kun Agüero. Las críticas han incendiado el patio. En Bilbao se quejan de que son desproporcionadas. Quizá tengan razón. Lo que olvidan es que hace un año, en un choque fortuito entre Nivaldo y Llorente, se armó un tremendo escándalo avivado desde muchos frentes. El jugador bilbaíno no admitiendo el lance del juego, su querido papá amenazando con poner una denuncia al jugador pucelano y un gurú de las ondas pidiendo lapidación pública para el defensa vallisoletano. La vida (y el deporte no deja de ser un espejo fantasioso de la propia vida) da muchas vueltas. Hoy, héroe; mañana, villano. Hasta entonces, que nos quiten lo bailao. Llevamos una racha que lo ganamos todo. Incluso en Facebook han creado una página llamada ‘Soy español, ¿a qué quieres que te gane?’. Así que tiembla, Brad Pitt: Angelina Jolie será mía. Y ahora me voy a ver a mis nuevos héroes de infancia a Peñafiel. Como un chaval con zapatos nuevos.

Temas

ciclismo

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


septiembre 2010
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930