Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

LABIOS Y MORRITOS

Publicado en El Norte de Castilla el 28 de octubre de 2010

Nos persigue la fama. Ni siquiera en la presentación de una novela este fin de semana en Madrid me he podido librar. Las lamentables declaraciones del alcalde estaban muy recientes y la gente no paraba de hablar de ellas, metiéndonos en el mismo saco a todos. Unos con cachondeo; otros con desprecio. ¿Así que eres de Valladolid?, me preguntaban con sonrisa mordaz mientras yo decía que sólo quería hablar de Ocaña y de Coppi. Si insistían, citaba a Delibes o a la Seminci. Ellos me felicitaban, con sorna, por ser la primera ciudad taurina…. Parece evidente que la imagen de Valladolid está por los suelos. Quizá nos estemos acostumbrando a lidiar con vomitonas públicas. Hasta les reímos las gracias. La última genialidad de León de la Riva, lo de los morritos de la ministra, ha trascendido a nivel nacional y ha tenido, además, la dudosa virtud de manchar los sagrados labios rojos de la Seminci. El alcalde primero insulta a una ministra de la peor de las formas posibles (“le ha salido del alma y es de un machismo impresentable, crónico e inadmisible”, dijo Revilla) y luego se disculpa a su manera, volviendo a insultar aunque más finamente (la ministra es ahora “sólo” un personaje de dibujos animados). No es la primera vez que las mujeres que desempeñan cargos en la política son atacadas ferozmente. Periodistas del “extremo-centro” lo tienen como uno de sus hobbies preferidos. Algún miembro del PP reconoce que fue una “grosería impresentable”. Los menos. Todos cierran filas. La ministra del ramo, mientras tanto, con el fin de humillar al alcalde deslenguado le retira el saludo y decide no asistir a la inauguración de la Seminci. Un desprecio más y la oportunidad pintiparada para que el alcalde se convierta en víctima y denuncie coacciones a los actores “para hacerme el vacío”. Produce risa el pensar que gente como Antonio Banderas, Iciar Bollaín o Luis Tosar se puedan dejar coaccionar. En todo caso, Valladolid vuelve a perder. Tantos desplantes e insultos tarde o temprano pasarán factura. ¿Alguien se ha dado cuenta de la pasmosa facilidad que tienen los políticos de enmierdar todo lo que tocan? La próxima semana hablaremos, esta vez sí, de cine. Dejaremos a un lado los morritos de la ministra para dedicarnos en cuerpo y alma a los labios rojos de la Seminci. Si nos dejan.

Temas

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


octubre 2010
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031