Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

SPACE IS ONLY NOISE

Durante el mes de agosto, y aprovechando el parón veraniego de colaboraciones para “El Norte de Castilla”, había pensado retomar mi viejo proyecto de recomendación/análisis/elección de un disco de la semana. Además, para evitar que alguien pueda tacharme de carroza impenitente en materia musical, había decidido escoger cuatro discos editados durante el último año. Al final, entre unas cosas y otras, pero sobre todo a consecuencia del trajín endemoniado que hemos tenido con los blogs alojados en “El Norte de Castilla” y con la migración de todos los archivos a una nueva plataforma, el proyecto se ha quedado en eso, en un proyecto. No me resisto, sin embargo, a hablar de uno de esos discos a los que había pensado dedicar una entrada en la categoría de “Disco de la Semana” porque constituye uno de los descubrimientos más fascinantes que he realizado en materia musical en los últimos tiempos.

Hablo de “Space Is Only Noise”, el primer disco publicado por Nicolas Jaar, un neoyorkino con raíces chilenas que, a pesar de tener sólo 21 años, había ya sorprendido a medio mundo con la publicación de un puñado de maxis donde mezclaba elegantemente el house sintético, con apuntes de jazz, sonidos latinos y bases electrónicas de baile. Ahora, con la publicación de su primer LP, Nicolas Jaar ha dado un paso al frente y ha parido un álbum inclasificable, personalísimo, misterioso, hipnótico y de apabullante belleza. Un disco ensoñador repleto de temas e interludios que se mezclan y que obligan a realizar una escucha sin pausas, a modo y manera de una suite impresionista. Un llamativo comienzo, con voces de niños y sonidos de agua, nos anuncia  el viaje elegante y vaporoso en el que nos embarcamos. A partir de ahí, todo le sirve a este nuevo niño prodigio: atractivos samples musicales, cuerdas sensuales, ritmos suaves, sonoridades cálidas, tono melancólico, voces introspectivas, notas de piano al fondo (como buen admirador de Erik Satie) y un ritmo mucho más pausado que en sus anteriores propuestas. En “Space Is Only Noise”, Nicolas Jaar se aleja de los sonidos electrónicos que le ataban a la pista de baile y apuesta por el minimalismo, la experimentación y la elegancia. Se agradece. Habrá que estar muy atentos a los nuevos trabajos del neoyorkino.

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


agosto 2011
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031