Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

MSF a 45rpm

Publicado en El Norte de Castilla el 14 de octubre de 2011

Cuando el doctor Kane expresó el deseo de abandonar su puesto de Jefe de Pediatría en el Hospital de Michigan para ir a vacunar niños al campamento de Bukavu, junto al lago Kivu, le tacharon de loco. Había oído que Médicos Sin Fronteras (MSF) necesitaba a personas capaces de indignarse y a él le enfurecía saber que en el mundo seguían muriendo miles de personas de hambre al día.

El doctor Kane soñaba con vivir todas las vidas. Incluso con salvarlas. El universo es una inmensa locura hecha de dolor. También de sacrificio. Durante los primeros meses aprendió la lección. Un día, el jeep que conducía fue interceptado por una patrulla de soldados rebeldes. Durante 53 días permaneció secuestrado. Por las noches, le vigilaba Shabani. Tenía once años y le apuntaba con una metralleta PK soviética más grande que él. La noche y el miedo hacen amistades. Sin dejar de apuntarle, Shabani le contó su vida. Cómo mataron a sus padres, cómo le obligaron a dormir junto a los cadáveres para quitarle el miedo, cómo le llevaron al bosque, cómo le drogaron. La noche del día 53, el doctor Kane y Shabani escaparon. Fue hace 15 años. Ahora los dos dirigen el campamento de Bukavu, junto al lago Kivu, mientras cruzan su mirada y se preguntan, en silencio, quién de los dos había salvado la vida del otro.

El doctor Kane enseñó todo sus conocimientos a Shabani. Aquel niño de la metralleta ya estaba listo para tomar el relevo. Sin embargo había algo que Shabani, de pasado guerrero y corazón ardiente, seguía sin comprender. El doctor Kane insistía en que nada podían hacer para revertir la situación si los gobiernos no ayudaban, si seguían regalando impunidad a los poderosos. Aquel día, cuando llegó una mujer llorando al campamento y les dijo que unos militares habían secuestrado a su hijo y la habían violado, aprendió la última lección. Entre los dos la curaron, la consolaron y le dijeron que no podían hacer nada más. Entonces la mujer gritó: si quieren les traigo al capitán de la patrulla que me ha violado y se ha llevado a mi niño. Está ahí afuera hablando con el alcalde. Es su hijo.

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


octubre 2011
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31