EL CHICO DE LA PUERTA DE AL LADO

matt-dillonPublicado en El Norte de Castilla el 26 de octubre de 2018

Volvemos, como cada octubre, a empapelarnos el corazón con labios rojos, a envenenarnos de cine, a agarrarnos con fuerza a nuestros sueños en tecnicolor. El otoño huele a cine y se llena de actores y actrices que pisan la alfombra verde. Algunos se llevan en la mochila una Espiga de Honor. Entre todos ellos, Matt Dillon, una estrella de cine que forma parte ya de la memoria sentimental de muchos de nosotros. Tal vez porque siempre nos ha parecido uno de los nuestros, un amiguete con el que salir de copas, el chico de la puerta de al lado. Todos le recordamos en La ley de la calle. Hay un antes y un después de aquella película. Los peces de colores que nos hipnotizaron en aquel film en blanco y negro. El chico de la moto. Y un jovencísimo Matt Dillon, matón callejero que se convertía, de la noche a la mañana, en ídolo de adolescentes. Antes había protagonizado Rebeldes, otra película de Coppola. Con ellas nació el “brat pack”, el hatajo de mocosos de los años ochenta que parecían llamados a revolucionar Hollywood. Allí estaban, junto a él, Patrick Swayze, Ralph Macchio, Rob Lowe, Tom Cruise, Diane Lane, Emilio Estevez, C. Thomas Howell, Mickey Rourke y Nicholas Cage. Todos ellos siguieron caminos distintos. Curiosamente todos en Los Angeles salvo Dillon que se marchó a Nueva York a estudiar en la academia de Lee Strasberg. Dillon no sólo era el mejor de ellos sino el más inteligente. Le bautizaron en su día como el más firme aspirante a nuevo Marlon Brando. Supo pasar de ídolo adolescente a icono indie y prefirió seguir una carrera de riesgo, dar calabazas a superproducciones, cambiar de registro, apostar por proyectos alternativos. En nuestra memoria burbujea el drogadicto de Drugstore Cowboy, el ambicioso y calculador asesino de Bésame antes de morir, el fantástico Bukowski de Factotum, el galán fracasado y descerebrado de Loco por Mary, el jugador de dados de Mano de oro, el solterón recalcitrante de Singles, el treintañero desorientado de Beautiful girls, el apuesto y turbio joven de Juegos salvajes o el policía amargado y racista de Crash por el que fue nominado al Oscar. A la espera de su último film a las órdenes de Von Trier, mención especial para el héroe de Wayward Pines, la serie de Night Shyamalan. Pocas estrellas quedan como Matt Dillon. El chico de la puerta de al lado.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.