LINCHAMIENTO 2.0

linchamiento7Publicado en El Norte de Castilla el 15 de marzo de 2019

El otro día seguía el juicio del procés por la radio cuando escuché, sorprendido, una voz y un nombre reconocible. Era la secretaria judicial que dirigió el registro de la consellería de Economía y que se vio rodeada por la multitud congregada en el exterior. Todos conocen ya la historia. Una mujer intimidada por la multitud, encerrada contra su voluntad en un edificio durante 16 horas, desesperada hasta el punto de pedir un helicóptero para abandonar el lugar y finalmente obligada a salir por la azotea, descolgarse por un muro y escapar por un teatro próximo. Una mujer que tuvo miedo como lo habríamos tenido todos ante una situación descontrolada y frente a miles de personas amenazantes en el exterior. A veces necesitamos que nos toquen el corazoncito para hacernos reaccionar. Tal vez resulte cínico, cómodo o egoísta. Pero la realidad es la que es. Reaccionamos vehementemente cuando algo nos afecta de forma más directa. Cuando oí el nombre de la secretaria judicial me acordé de ella, de nuestros años en la Universidad, de cómo conoció aquí al que era mi mejor amigo de colegio e instituto. Luego la vida nos separó, ellos sacaron unas oposiciones y marcharon a Cataluña, allí se instalaron, allí nacieron sus hijos. Nos volvimos a ver alguna vez más. Ahora asisto encabronado al linchamiento que ella está sufriendo. Me encanta Cataluña, adoro Barcelona, tengo amigos catalanes. Podría decir que me parece desproporcionada la prisión preventiva de los acusados. Incluso me puede sonar exagerado el relato de violencia organizada. Entiendo la gravedad de los hechos y supongo que requieren un castigo. Eso lo dirán los jueces. Lo que no entiendo, lo que me resulta repugnante, es la cacería abierta a raíz de su declaración (hecha sin cámaras precisamente para evitar ser reconocida). Asco de los que distribuyeron su foto, su DNI y hasta su domicilio por Twitter. Asco de las redes sociales vomitando insultos y amenazas. Asco de la indiferencia de todo el mundo. Asco de los acusados sonriendo cínicamente durante su declaración. Asco de los mensajes ofensivos y vejatorios. Estos tipos son escoria. Son energúmenos incitando al linchamiento. Son el Ku Kux Klan con barretina. Son como los nazis que marcaban las viviendas de los judíos. Estos tipos son nazis. En fin, no digo a quien se me parecen porque, con toda razón, me denunciarían los animalistas.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.