img
Etiquetas de los Posts ‘

junta

Primos y primarias
Roberto Carbajal 28-07-2010 | 8:07 | 0

Los partidos políticos detestan la democracia. Hablan de ella cuando se miden con sus adversarios o para embaucar a los incautos, pero en realidad la mancillan desde los despachos. En España los líderes se despiden a lo grande, sueltan unas lágrimas y dejan como herencia el nombre de su delfín para que lo devore la jauría. Por norma general, el heredero dilapida el legado y suele liquidar inconscientemente a la vieja guardia de su predecesor. Lo hicieron el PP y Zapatero, sobre todo el presidente, muy dado al refresco cuando no a la defenestración del patrimonio. Ahora le ha salido un sarpullido en Madrid, con la autocoronación del guía de los socialistas erigiéndose en candidato. Los jefes han dejado entrever a Tomás Gómez que su cartel no es mejor que el de Bob Esponja para llegar al corazoncito de los madrileños. Él lo niega, y ya están levantando un cadalso. Incluso planean exhibir sus despojos en la plaza pública.

No es necesario viajar hasta la ‘villa y corte’ para toparse con herederos desahuciados. El PSOE regional no atesora precisamente un capital boyante en materia gris. Óscar López hizo madrugar sin sentido a un puñado de damnificados para mostrar su aura y declararse candidato a la presidencia de la Junta, cuando aún faltan meses para la proclamación de las listas. Las formaciones políticas representan lo peor del sistema y los afiliados solo actúan como palmeros sobre el tablao de una dictadura encubierta. Hace años que los socialistas probaron las primarias: no mataron a nadie, porque hubiera sido un exceso; otra cosa fueron las ganas con las que se quedaron. Estados Unidos aplica la fórmula de permitir que casi cualquiera entre en liza por ganarse una candidatura. Presidenciables, jueces o el ‘sheriff’ del pueblo se someten a un escrutinio primario, mientras que en España se practica el bandolerismo político a gran escala.

Bien es cierto que los socialistas castellanos y leoneses apuestan por el caballo perdedor a conciencia. Quizá el mirlo blanco esté dormitando en algún granero, aunque perdería la cabeza si la asomase, con la misma seguridad con que López y compañía cavarían su fosa. Se ha instalado en el páramo una marca blanca sin envoltorio ni esperanza.

Publicado en El Norte de Castilla el 28 de julio de 2010

Ver Post >
El ‘caso Talegón’
Roberto Carbajal 15-06-2009 | 9:11 | 0

Si a un político le das a elegir entre un defensor de la Cultura y un constructor, es una apuesta casi segura que optará por el segundo. No sé por qué, pero quienes dicen representar los intereses de la ciudadanía parecen más inclinados hacia el mundo del ladrillo. Si hubiese que escudriñar entre el abanico de razones que les llevan a semejante elección, una de ellas puede ser el hecho de que todos morimos algún día (hasta la fecha, ricos y pobres por igual). Quizá el político vea en el constructor a ese ser imprescindible que un día erigirá en su nombre un mausoleo o un memorial, que recordará a sus conciudadanos que una vez don Pin o don Pan se sentaron en una silla institucional y nos salvaron a todos. Echar un vistazo por el patrimonio heredado a través de los siglos, significa comprobar el desapego, cuando no el desprecio, con que es tratado por nuestros representantes.

Hoy me ha venido a la memoria el cese como miembro de la Comisión de Patrimonio de Zamora del historiador (aunque calificarlo así es quedarse corto) José Navarro Talegón. Hombre muy querido y respetado en Toro por sus conocimientos, su honestidad y su bonhomía, Navarro Talegón fue removido de su asiento en el organismo provincial que vela por la salud de nuestro legado histórico-artístico. La entonces recién nombrada consejera del ramo María José Salgueiro accedió a la petición que desde algunos sectores no demasiado blancos le hicieron llegar a su mesita de despacho. Más tarde explicaría que la salida de Talegón obedecía a la natural oxigenación de algunas de las dependencias de la Junta y su hija pequeña, la cultura, bajo el paraguas de no sé qué normativa. Y eso que Salgueiro había sido la presidenta del Consultivo, viajaba gratis total a Zamora y sabía del valor de Talegón; pero ella pasaba por aquí, y Talegón no es Sophia Loren, para qué vamos a engañarnos.

La noticia de la depuración de Talegón sentó fatal en Toro. El historiador e investigador toresano alzaba su voz crítica ante la dejadez y el abandono que sufría nuestro acervo en territorio tan hostil para el sentido común, en donde alcaldes y destructores son primos hermanos.

Los asuntos importantes no pueden ser reina por un día en los medios de comunicación y luego terminar en el saco del olvido. Estoy seguro de que hay miles de personas que hacen de la defensa de los intereses culturales su bandera y que se dan de bruces con la puerta institucional, que suele ser insensible, torpe y engolada. Lo escribí para la edición impresa de El Norte en noviembre de 2007, pero el texto que sigue está más en vigor que nunca y los conciudadanos de José Navarro Talegón no le olvidan. (A él ni a quienes promovieron acabar con su voz, intento que resultó fallido.)

El ‘caso Talegón’
Roberto Carbajal

Puedes salir a la calle sin mirar o sin ver, pero si mientras caminas tampoco piensas entonces tienes un problema. Es el estado ideal para quien ostenta el Poder, tener el pesebre a rebosar de gente atolondrada. Quienes piensan son peligrosos y más aún si difunden sus ideas, por eso ciertos sectores del politiqueo se ponen de vez en cuando de acuerdo para callar al que resulta molesto. Es lo que ha sucedido hace pocos días en Toro, ciudad célebre por su vino y por las piernas que pisan la uva. Los ciudadanos de esa ciudad se despertaron sobresaltados con la noticia de que uno de sus hijos más queridos había sido apartado de la Comisión Territorial de Patrimonio por no resultar cómodo para la Junta. José Navarro Talegón había dedicado toda una vida a velar por que los amos del ladrillo y la ligereza de las instituciones no acabasen con el acervo cultural de aquel municipio y del resto de la provincia. Una buena tarde a este guardián de la conciencia un par de delincuentes le dieron una paliza enviados por algún destructor, con la intención de que manejase otras ideas a la hora de vigilar el patrimonio histórico. Talegón no denunció el hecho, ni siquiera se defendió de la agresión. Su compromiso le hizo pedir un crédito personal para afrontar los gastos de la exposición de arte sacro ‘Legados’, celebrada en el 2006, que contaba con la subvención de la Consejería de Silvia Clemente. La consejera no hacía buenas migas con el alcalde y senador popular Jesús Sedano y el dinero llegó nueve meses más tarde. Clemente dejó el mundo de la cultura y ahora se aposenta sobre el mundo de la agricultura, dos disciplinas que vienen a ser lo mismo. Durante casi treinta años, la voz de este prohombre toresano ha encauzado las acciones que afectaban a aquellos bienes, pero la presión política y empresarial han hecho que el Gobierno regional no volviera a sentarlo en la Comisión. Este asunto recuerda al célebre caso Dreyfus. A finales del siglo XIX, el capitán francés fue acusado de pasar información a los alemanes. La cúpula militar que lo encausó era abiertamente antisemita y la condición de judío de Dreyfus lo convirtió en chivo expiatorio. Fue degradado públicamente en el patio de armas y recluido en la isla del Diablo, hasta que un grupo de intelectuales y el propio militar demostraron su inocencia encontrando al culpable de espionaje. Aquel episodio alumbró el ‘Yo acuso’ que inmortalizó Émile Zola y que cambió radicalmente la estructura interna del país vecino. Ahora la Junta ha nombrado a Luis Vasallo como nuevo comisionado, tal vez confiando en que su apellido haga honor a las intenciones con que ha sido elegido. Mientras tanto, Toro levantada en armas; la consejera María José Salgueiro, disfrutando de los recuerdos imborrables junto a Sophia Loren, sin ser consciente de la complicidad de la depuración de Talegón; el delegado territorial, Alberto Castro, de don Tancredo. Y los toresanos mirando, viendo y pensando.

Publicado en El Norte de Castilla el 17 de noviembre de 2007

Ver Post >
Silvia Clemente no sabe por qué han muerto cerca de 25 kilómetros de ‘bestias’
Roberto Carbajal 10-06-2009 | 10:11 | 0

El cálculo está hecho a ojo de buen cubero y seguro que me quedo corto con la medida, colocando cadáver tras cadáver. Es una forma de echar números tan precisa como el pelín, que tanta gracia hace a los alemanes, porque a quien sea capaz de explicarme a qué corresponde exactamente ‘dale un pelín más’ le doy un millón de euros, y quizá me esté metiendo en un lío, pues España está poblada de audaces.

Lo que es incontestable (aunque no exacto, porque seguro que habrá que actualizarlas día sí, día también) es que, coincidiendo con la campaña de vacunación contra la lengua azul, en Castilla y León la han palmado 13.000 cabezas y el resto de los cuerpos de fallidos filetes. Por cierto, imaginen los kilómetros de carne y los ríos de leche en que podrían haberse convertido si las vacunas no fueran las presuntas causantes de esta especie de holocausto animal.

Dicen que el dinero no da la felicidad, pero aplaca los nervios. Como la Junta no sabe qué diablos está pasando, de entrada, aligera la cartera y va a poner a la moneda europea a circular. Total, 1,4 millones de euros de nuestros impuestos para tapar las vergüenzas. Es fácil tirar de fardos cuando no son tuyos. El secretario general de Agricultura y Ganadería, Eduardo Cabanillas, va a hacerlo y la consejera del ramo, a rumiar cómo parar la sangría de tanta vida echada a perder antes de pasar por el supermercado.

El problema no es la lengua azul; lo que se debería investigar es qué está pasando con las dichosas vacunas y si no nos estamos pasando de la raya con la eugenesia que aplicamos por estos lares. Pensemos y rebusquemos en el baúl de la ciencia. Pero me da que no; que talentos como el de la imagen, pocos.

El departamento que vela por la salud animal y vegetal resta importancia a tanta devastación. Asegura el subordinado de Silvia Clemente que todo esto es “una gota de agua en una jarra”, porque el ganado que ha pasado a mejor vida representa el 0,35% de las ovejas y el 0,02% del vacuno de Castilla y León. Estas cifras siempre pueden ajustarse un pelín si ampliamos quién puede ser incluido en tal o cual especie. Es hablar por hablar y dar por supuestos los enunciados, porque la jarra no tiene por qué estar a rebosar. Si en ese recipiente tan solo hay tres gotas y se evapora una, las cuentas parecen estar claras.



Pocas cosas me quitan el sueño y eso no me hace un degenerado o un insensible. Recuerdo bien los días en que los topillos dieron un golpe de Estado en esta comunidad de vecinos. Cuando alguien hablaba de cifras, no podía creérmelo: ¿75 millones de esos tiernos animalitos? ¿Cómo se calcula eso? El caso es que aquella enorme serpiente de verano se acabó convirtiendo en una pesadilla. Soñaba con ellos: 75 millones de roedores en fila india dirigiéndose hacia mi dormitorio. Era una cola muy larga, la verdad. El caso es que los ganaderos están con el agua al cuello y ahora comienzan a flotar sobre ella las cabañas ovina y bovina. Se les nota más asustados por las “soluciones” que llegan desde la Junta que por la lengua azul. Estoy convencido de que les satisfaría que desde Ganadería alguien utilizara el coco. Es lo mejor: ponerse manos a la obra. Fíjense si no en el actor porno Nacho Vidal. Tiene tiempo para todo: trabaja a destajo y aún le quedan fuerzas para saludar, sonreír y sacar la lengua. Rosita, por cierto. Es que esta máquina catalana ya está vacunada de todo. ¡Que le hablen a él del célebre pelín hispano y de medidas, que de esto saben bastante quienes han sido pasados por sus armas!

Ver Post >
Valdeón, en abierto
Roberto Carbajal 06-06-2009 | 10:07 | 0

El Ayuntamiento de Zamora da más juego que un circo. A un lado, los malabaristas, que están de brazos caídos porque no tienen monedas que lanzar al aire; en el otro, los equilibristas que aprovechan el cotarro. Pero todo el espectáculo es bastante triste; menos mal que siempre nos quedan los payasos, pues si te hacen reír o llorar olvidas el resto de las atracciones. En esto era todo un maestro Charlie Rivel.

Zamora duerme inquieta, porque no sabe con qué nuevo número va a desayunar. Rosa Valdeón es la maestra de ceremonias en una carpa a la que acude a regañadientes. Ella no quería, pero se lo pidieron desde Arriba. Gobierna en minoría y el equipo que debería llevarla en volandas en estas circunstancias te da escalofríos. Valdeón tiene muchas cualidades para la política: estética, locuaz y resuelta. Es inteligente, aunque no en la dosis deseable como para atisbar competentes. Días atrás le estallaron en el rostro dos escándalos que han dado un juego enorme en todo el país. Frente a un PC que gestiona el cicloturismo, la gente se deleitó con una peli porno. En un circo sería impensable, por los niños. Otro asunto es el inextricable talento que luce Francisco Javier González, el concejal que se ocupa de la seguridad ciudadana, entre otras áreas, y que es todo un modelo a seguir si alguien anhela la trascendencia. El tipo dijo que “quien quiera vomitar, mear y cagar en los portales o en las iglesias” que se lance a los brazos de un partido político opositor. Además, alentó a esa representación a que divulgase sus domicilios para aliviarse cómodamente. Éste es su hombre fuerte. El resto del equipo, desaparecido; aunque no perdamos de vista al capo de Turismo y Cultura, pues está preparando su número.

A Rosa Valdeón le gustan los juzgados. Extralimitándose en sus funciones, denunció a un grupo opositor de filtrar el pifiado PGOU. La querella no prosperó y las explicaciones dadas por la alcaldesa han sido patéticas, pidiendo la dimisión de los absueltos. En los plenos toman la palabra el secretario o el interventor como si fuesen concejales. Otro día dos funcionarios de alto rango practicaron lucha libre en los aledaños del circo. Doña Rosa se aposenta en su sillón celular en mano y no lo suelta ni ardiendo; claro que es asidua de los sms en cualquier foro, aunque desaire a los anfitriones. También le va el tinglado de la Red durante los actos oficiales. La pobre Valdeón además ha de lidiar con un grupo bisagra, liderado por un rapsoda engolado que torea a la ciudad. La jefa de gabinete de RV es una locutora a quien conoció en campaña. Conectaron, pero su torpeza enfrenta a la alcaldesa con todo quisque, perjudicándola con sus malos consejos. Pero la edil esquiva toda reflexión. Alguien comentó que la figura de Valdeón se perfila como líder de la Junta o quizá como ministra. Genial. Pero primero habrá que codificarla.

Publicado en El Norte de Castilla el 6 de junio de 2009

Ver Post >
Negocios y dictadura
Roberto Carbajal 02-05-2009 | 10:07 | 0

Cualquiera puede dedicarse a la lencería, una actividad centrada básicamente en la intimidad y en la colateral venta de detergente. Poner en marcha una de estas tiendas es relativamente sencillo: aligeras la cartera, un par de oficinas públicas tramitan los permisos y listo. No es que sea tan lucrativo como una funeraria, pero tu vida está más o menos cubierta. Si a algún suicida se le ocurre montar un periódico, allá él; es legal y cuenta con todas las bendiciones para que se estrelle. Si lo tuyo son las farmacias, quítatelo de la cabeza: estos chollos están regulados y sólo pueden coexistir cierto número de ellos, aplicando el censo como excusa. Con la venta de aspirinas no se juega y has de recorrer toda la ciudad si de noche te encaprichas con tomarte una, en vez de que alguien cercano te aplique en el sofá con sus deditos unos minutos de ‘shiatsu’, valga la redundancia, que te deja como una rosa mucho antes y además es gratis. Pero si tus apetencias empresariales son la radio o la televisión es aconsejable que pegues la oreja a un transistor y te sientes ante un televisor de los de toda la vida. Tú estás vetado para contarle a la gente las noticias con tu estilo. La explicación es simple: la licencia de este tinglado la concede el Gobierno de turno. El artículo 20 de la Constitución ampara la libertad de expresión a través de la letra impresa o de cualquier otro medio de reproducción, aunque la sacrosanta ley de leyes goza del entusiasmo que cada uno pueda aportar desde la inocencia. También se habla en ese papelote cuarteado del pluralismo informativo y otros arcaísmos; claro que, a estas alturas, uno tiene que saber que la democracia es la coartada perfecta de los dictadores para colar su mensaje. Pero no todo han de ser malas noticias, amigo mío. Si te hiciste con las riendas de un par de periódicos y estás cerca del poder, quizá puedas albergar la esperanza de que puedas llenar de contenido la caja tonta y pavonearte por ahí con los amigotes. Sólo tienes que envainártela y reírles las gracias a los del sillón. Estamos instalados en la era de lo digital, igual que antes, así que puede que algún dedo estampe su huella sobre tu dichoso proyecto televisivo. Antes se aludía a la saturación del espacio radioeléctrico para limitar este tipo de concesiones; ahora, con la crisis, se habla del sostenimiento económico de estas empresas, confundiéndolo con el término viabilidad; se parecen, pero no son lo mismo. Si no te conceden una, siempre podrás aspirar a un empleo en el sector de la radiotelevisión privada. El negrero de turno de esa empresa te dará quinientos euros. Vivirías como un rey en Bulgaria, pero no en España. ¡Ah, que deseas quedarte aquí…! Bien: llama a la puerta de mamá y resuelto. La Administración vela tanto por tus intereses que no va a permitirte que te embarques en aventuras que no controlas. Esto es lo que hay.

Publicado en El Norte de Castilla el 2 de mayo de 2009

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 24-03-2017 | 09:28 en:
La religión, otra vez
Cari 23-03-2017 | 10:45 en:
La religión, otra vez
malva2 16-02-2017 | 09:43 en:
Poder absolutista
malva2 09-02-2017 | 09:50 en:
¿Otra tonta?