Blogs

María Eugenia

Death Blog

Miyazaki dice adiós al cine

Drepresión, dramón, seppuku. Es lo primero que he pensado al leer en Twitter la noticia de la retirada de Hayao Miyazaki del cine. No habrá más princesas Mononoke, ni más viajes de Chihiro, ni más Ponyos en los acantilados. La animación hoy está triste y los cinéfilos también porque si hay algo de lo que Miyazaki fue capaz fue de poner de acuerdo a oriente y occidente alrededor de su cine. Que fueran ‘dibujitos’ era lo de menos.

Continuar leyendo…

El encargado de anunciar la retirada del maestro ha sido el presidente de Studio Ghibli, Hoshino Koji, en el Festival de Venecia durante la presentación de Kaze Tachinu (The Wind Rises), la que será, por lo tanto, su última película.

La historia de Studio Ghilbli es la de Miyazaki, uno de sus socios fundadores, el otro Isao Takahata, (‘La tumba de las luciérnagas’, por ejemplo). Miyazaki y Ghilbli conquistaron occidente. No lo digo solo porque ‘El viaje de Chihiro’ ganó el Oscar en 2001 sino porque, incluso desde antes de fundar el estudio, produjo y partició en series de animación que conquistaron a los niños europeos: Heidi, Marco, Sherlock Holmes… y otras de las que, seguramente, no me he dado ni cuenta. Miyazaki elevó el anime a algo habitual para toda una generación. En Japón es un dios.

La primera película del estudio que fundó fue ‘Nausicaa, el Valle del Viento’ en 1983 (año de mi nacimiento, por eso me acuerdo tan bien) y a partir de ahí, título tan conocidos como ‘El castillo ambulante’, ‘Mi Vecino Totoro’, ‘Porco Rosso’… o los ya mencionados anteriormente.

En sus películas siempre está muy presente la muerte en muy variadas formas (‘Mi vecino Totoro’), también la naturaleza. El mejor ejemplo es ‘La princesa Mononoke’ pero también está ahí ‘Ponyo en el acantilado’.

Si algo tiene de particular Miyzaki es esa capacidad para juntar a mayores y niños viendo la misma película sin que ninguno se de cuenta de que pasa el tiempo. Hace que los adultos se vuelvan más niños tratando a los niños como adultos. Técnicamente, sus largometrajes siempre están hechos a mano. Miyazaki ha huido de los ordenadores y con unos resultados siempre espectaculares, la delicadeza y nivel de detalle de los paisajes de sus películas son superiores, incluso a los de Disney o Disney Pixar.

La animación, el cine, se ha quedado sin el cerebro y el corazón del estudio de animación más importante de los últimos años. Sí, puede que incluso, más que Disney.

Aquí,  el tráiler de la que será su última película

Temas

"La admiración es lo opuesto a la comprensión" Aizen (Bleach)

Sobre el autor

Me llamo María Eugenia García y soy redactora-editora de nortecastilla.es. Me gusta (casi) todo lo que tenga que ver con cómics, manga y anime y a eso dedico este blog.

septiembre 2013
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30