Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

SHERLOCK

Sherlock Holmes vuelve y en mejor forma que nunca. La BBC casi nunca defrauda. Lo último que se ha sacado de la chistera es una miniserie de tres capítulos (de 90 minutos de duración cada uno de ellos) basada en el inmortal personaje de Conan Doyle. La peculiaridad de este personal proyecto es que la acción se desarrolla en la actualidad, en pleno siglo XXI. Ése es uno de los mayores atractivos de la serie, el contemplar a un Holmes utilizando los avances de la era digital y mostrándose como un auténtico obseso de los sms. El resto es intemporal y la serie lo refleja a la perfección, respetando la esencia del personaje y jugando con el resto. La subyugante personalidad de Sherlock Holmes se mantiene incólume: su hiperactividad, arrogancia, autocomplacencia, su inteligencia, su proceso deductivo basado en la observación, su genialidad, sus manías…. Y, por supuesto, continúa viviendo en el 221B de Baker Street junto al Dr. Watson (que ahora no escribe para el periódico sino para un blog), sigue manteniendo tensas relaciones con Scotland Yard (de hecho, salvo Lestrade, todos parecen odiarle y le acusan incluso de psicópata) y persiste en ridiculizar a todos aquellos que no comprenden sus deducciones (es decir, a todo el mundo). Por lo demás, los guiños son continuos a los textos de Conan Doyle, como cuando Watson le echa en cara el no saber que la tierra gira alrededor del sol o como cuando las cinco pepitas de naranja de uno de los relatos más famosos de Doyle se transforman en cinco mensajes con fotos en el móvil de Holmes. Ya hemos comentado que el inmortal detective se ha convertido en un obseso de los sms algo que se refleja en el aspecto visual de la serie al superponer los textos de dichos sms en la pantalla. Es uno más de los aciertos de una serie única interpretada prodigiosamente por uno de los niños mimados de la escena británica, Benedict Cumberbatch. Desde luego, ya estamos impacientes por ver la segunda temporada.

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


octubre 2010
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031