Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

RÉQUIEM POR EL JEFE DE LA BANDA

Un correo electrónico de la librería Negra y Criminal me dio la noticia: González Ledesma había fallecido. Para los que le consideramos el novelista español más grande, excesivo, prolífico y entretenido de los últimos cincuenta años su pérdida va a resultar insoportable. Todavía hay gente que no sabe que Ledesma, uno de los padres de la novela negra española y autor respetado por la crítica y venerado por el público, escribió más de mil novelas de variados géneros (sobre todo del Oeste y también policíacas) bajo el seudónimo de Silver Kane. Con ellas nos enseñó a dejar volar la imaginación y a regresar, como niños, a la pureza de la aventura. Ledesma fue un genio pulp, un escritor portentoso dotado de una pluma elegante y mordaz, un poeta de saloon que escribió durante muchos años una trepidante novela del Oeste a la semana y, ya como González Ledesma, un escritor con mayúsculas que retrataba magistralmente a policías que no creían en la ley, a gatos que tenían que dormir en la calle y a nenas que hablaban con Dios por el móvil. En 2011 sufrió un ictus. Ese mismo año yo iba a tener oportunidad de conocerle en la Semana Negra. El Jefe no pudo ir y ya no regresó jamás. No conseguí conocerle en persona pero está conmigo desde hace muchos años. Esta misma noche voy a comenzar a leer “La dama y el recuerdo”, la última novela que escribió con el seudónimo Silver Kane. Fue hace cinco años y ya no fue una novela de quiosco sino una señora novela editada por la todopoderosa Planeta. “Todos vivimos mientras alguien nos recuerda”, escribió en cierta ocasión. Así que, aunque le echaremos de menos, tenemos un as en la manga: tenemos su recuerdo y sus novelas. Dicen, aun así, que el inspector Méndez, más escéptico y desengañado que nunca, no para de llorar por las esquinas de la vieja Barcelona.

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


marzo 2015
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031