Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

SHERLOCK HOLMES: EL HOMBRE QUE NO EXISTÍA & SHERLOCK HOLMES: NUNCA JAMÁS

Aguardando la nueva travesura de Lem Ryan, hablemos de estos dos pastiches protagonizados por nuestro querido Sherlock Holmes. Antes de nada hay que decir que Lem Ryan es un superviviente de los míticos y añorados maestros del bolsilibro, ese pulp cañí que no canso nunca de reivindicar. Lem Ryan es, además, un auténtico genio de la fusión de géneros, un superhéroe de un pulp muy particular donde se mezclan todo tipo de géneros y donde las referencias a novelas, películas o comics, y los cameos de personajes conocidos se convierten en un auténtico carrusel de proporciones tan épicas como atractivas. Así, en “Sherlock Holmes: Nunca Jamás” aterrizamos en Los Ángeles, allá por los años treinta. El ayudante del fiscal del Distrito es Philip Marlowe, quien está encargado de la acusación pública en el juicio contra un anciano indigente llamado Peter Paine, acusado de haber secuestrado y asesinado a un niño. Un asunto sencillo que se complica cuando un antiguo oficial de policía, Richard “Dick” Tracy, ayuda al preso a escapar. Por el medio aparecerán decenas de personajes más o menos conocidos: Randolph Carter, Nick Furia (de niño), Herbert West, Crosse, y un largo etcétera. Nada comparable, en todo caso, con el festival de homenajes que nos regala Lem Ryan en “Sherlock Holmes: el hombre que no existía”. La historia empieza en 1905 con un Jorge Luis Borges atacado en plena calle y que ha perdido la memoria. Sherlock Holmes participa en una sesión de hipnosis organizada en el 221b de Baker Street dirigida por Sigmund Freud para intentar que el hombre recupere sus recuerdos pero poco después Borges es secuestrado por unas extrañas criaturas. Mientras tanto, en el año 1934, H.G. Wells se entrevista con el todavía periodista del Gotham Gazette, Perry White, para hablar sobre los meteoritos que están cayendo en Smallville. Seremos testigos de la creación de Batman, de un trocito de la infancia de Superman, viajaremos a Marte, conoceremos a John Carter, aparecerá un devorador de mundos, viajaremos por el tiempo en la Tardis, nos codearemos con Doc Savage, con La Sombra, con Allan Quatermain… La lista es interminable y el placer que da esta lectura también. Una auténtica maravilla. Las primeras setenta páginas, de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Lo dicho, ya estamos esperando la nueva travesura de Lem Ryan, con el título en esta ocasión de “Sherlock Holmes: Donde nadie ha llegado”. ¡Qué continúe la fiesta!

 

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


junio 2015
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930