Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

EL ESPÍRITU SANTO EN LLAMAS

santo-spirito4Publicado en El Norte de Castilla el 8 de junio de 2018

Va de de ángeles. Los que protagonizan “Santo Spirito”. Los ángeles de Cielo sobre Berlín en esta ocasión visitando la iglesia del Espíritu Santo en Florencia y buscando la Verdad. Nunca les vemos (¿son visibles los ángeles?) pero asistimos en primera fila a uno de sus días de trabajo. En este caso, guiando a una persona a punto de dar el salto y metiéndose en su interior sin que ella nunca llegue a saber que sus ojos son ahora los de esos dos ángeles. Con ellos descubrimos todo el proceso mientras viajamos por el interior de Florencia. Sabemos, por ejemplo, que en el último momento ella no para de pensar en un amigo que saltó de un edificio de oficinas. Lo hace mientras, consciente poco a poco de lo que sucede, comienza a sentir miedo. Un miedo desolador. “Niveles de ansiedad conectando con energía religiosa / Estrés emocional en picado”, registran los radares de los ángeles. Es lo normal, comentan. También que los humanos desconocemos que sólo existe la Verdad. Que nunca volvemos a ser los mismos cuando lo descubrimos. Que, en el último momento, sólo anhelamos un final feliz para deshacernos de nuestros grandes temores. Buscar un lugar mejor, en definitiva. Es lo que hace el sujeto al que están guiando los dos ángeles. Cuanto más se deje llevar, más puertas abrirá. Eso hasta que el subconsciente deje la puerta abierta de par en par por accidente. En ese instante entrará la Verdad. Antes de eso, el miedo, la pérdida de energía por todas partes, el comprender que no hay vuelta atrás. Algo que ya es para toda la eternidad. En el último atisbo de consciencia regresa el amigo que saltó de un edificio de oficinas. Necesitan saber que hay un final feliz para ellos. La Verdad está entrando. Resistencia cero. Los ángeles le llevan a aquel instante. Muchos años atrás. En ese momento, agarrados de las manos, los dos se lanzan al vacío. Los ángeles han terminado su trabajo. Pueden regresar a casa. Mientras tanto Chris Rea canta “en algún lugar más allá de la Luna no habrá tristeza, no habrá miedo en algún lugar entre las estrellas”, la guitarra gime y el universo se expande infinitamente. Podemos buscar explicaciones a todas las cosas, bucear dentro de saberes imposibles, pero al final, tal y como señalaba el poeta, “la física nuclear no me sirve para comprender por qué lloro por amor”.

 

Temas

chris rea

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.

junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930