SUEÑO DE PRIMAVERA

gotPublicado en El Norte de Castilla el 31 de mayo de 2019

Tras la amenaza del invierno eterno llega la primavera, el Sueño de Primavera, título de la (presumible) novela final de la saga Canción de hielo y fuego. En eso ha consistido el largo y tortuoso camino a lo largo de las ocho temporadas que nos ha regalado la HBO. En la última escena vemos a Jon Nieve adentrándose en el bosque Más Allá del Muro junto al Pueblo Libre mientras, a sus pies, una rama asoma entre la nieve. Del winter is coming a la primavera que comienza a brotar. Un viaje inolvidable de la oscuridad a la luz. De eso va esta fantasía épica, este culebrón medieval. A muchos no les ha servido. La mayoría había decidido que no les iba a gustar el final fuese el que fuese. La gente que ya no ve las cosas para disfrutar. Que ahora va con un cuchillo entre los dientes. Y que ha decidido que la última temporada es lo peor de lo peor. Una temporada, por cierto, llena de homenajes y con un desenlace mucho más coherente que el que todos los haters del mundo quieren hacernos creer. Con imágenes de una belleza plástica deslumbrante (Daenerys con las alas del dragón antes de dirigirse a sus ejércitos como en una performance nazi o Arya a lomos del caballo blanco en la ciudad destruida o Tyrion buscando entre los escombros los restos de sus hermanos), con una sublime utilización de la música y con un discurso final que resume todo Juego de Tronos: “No hay nada más poderoso en el mundo que una buena historia. Nadie puede detenerla”. A GoT se le pueden sacar cientos de interpretaciones filosóficas (la fantasía como vehículo para contar metáforas sobre la vida) pero en el fondo no es otra cosa que la defensa a sangre y fuego por parte de la HBO del entretenimiento como apuesta cultural. Bendito entretenimiento. Vivan las aventuras, el folletín y una buena historia. En GoT hay de todo: amor, traición, honor, lealtad, política, la locura de la guerra, reencuentros emotivos, redenciones, giros inesperados, parejas imposibles, traumáticas muertes de personajes destacados, dragones, gigantes, espectros, luchas de poder, espadas, magia, héroes imperfectos, la eterna lucha entre el bien y el mal. Para mí es casi perfecta. No digo perfecta porque la perfección es muy aburrida y Juego de Tronos es cualquier cosa menos aburrida. En fin, obra maestra absoluta (incluida la última temporada). Pero no me lo tengan en cuenta. Yo nunca he sido alguien con mucho criterio.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.