Archivado a diciembre 1, 2006

FELICIDADES, WOODY

Adoro a Woody Allen. Es la mejor droga que conozco. Poner alguno de sus deuvedés tiene la poderosa virtud de salvarme de un naufragio ciertas noches frías y tristes. Esperar cada año a la nueva entrega de Woody da sentido a muchas cosas y prefiero no imaginar el momento en que eso deje de suceder.

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.